16 años de Historia y Desafíos del Movimiento MIRA

Por: Carlos Alberto Baena López

BOGOTA, 28 de julio_ RAM_ Hace 16 años, el 26 de julio del 2000, el Consejo Nacional Electoral le reconoció formalmente la Personería Jurídica al Movimiento Político MIRA. Por aquel entonces, y de acuerdo con las normas que estaban vigentes, fue gracias a la recolección de decenas de miles de firmas, más de 51.000, que se llegó a ese reconocimiento.

Como bien lo registra la historia, MIRA nació como expresión de la necesidad de dotar de valores a la política. Desde el principio, ha promovido el cambio de aquellas prácticas que deforman y desfiguran el verdadero sentido de la gestión pública y política, abogando por un quehacer aprobado jurídica y socialmente, que sí dé el primer lugar al interés general, sobre el particular. Es decir: la política como debe ser.

Desde MIRA consideramos que la política es expresión activa de la vocación de individuos que buscan resolver situaciones problemáticas de la sociedad, mediante el uso correcto del poder público.

A lo largo de este tiempo, hemos afrontado múltiples circunstancias que finalmente, terminaron fortaleciéndonos en el plano electoral, frente a la opinión pública nacional e internacional, y claro, hay que decirlo: nos han hecho más sólidos, más firmes interiormente, como organización política.

En la actualidad, cuando quienes simpatizan con nuestra propuesta se cuentan por centenares de miles; Colombia se apresta a vivir una época sin precedentes. Muchos de nosotros no sabemos lo que significa transitar por un país ausente de Conflicto Armado Interno. Todo parece indicar que esta vez, dentro de muy poco, habrá un Acuerdo firmado que cerrará ese ciclo de nuestra historia como compatriotas.

Naturalmente, y como ya lo hemos dicho: mucho trabajo habrá por hacer de aquí en adelante. Quedará atrás el Conflicto Armado, pero al frente seguirán presentes la inequidad de género, la violencia intrafamiliar, las injusticias sociales, las restricciones; de hecho y a veces hasta de derecho; a las libertades fundamentales; la discriminación, el hostigamiento o el discurso de odio.

En contra de todas estas cosas hay que trabajar con esfuerzo, con dedicación, y sobre todo, con perseverancia. El Movimiento Político MIRA, estará a la altura de estos desafíos para cumplirle a cada colombiano y a cada persona que ponga sus ojos en esta tierra, procurando día a día ser un modelo de buen ejemplo y coherencia, llevando valores, virtudes y principios, a la práctica política.