El matrimonio entre el procesador y la cámara de los Smartphone

Por: Amikam Yalovetzky.–

En tan solo una década, los Smartphones se han convertido en una parte esencial de nuestras vidas, logrando ocupar cada vez más momentos en nuestro trabajo y nuestros hogares.

Con el desarrollo de estos dispositivos móviles, distintas tecnologías se han visto beneficiadas. Las cámaras de los smartphones, una herramienta que ha acompañado a los teléfonos inteligentes desde sus inicios, ha avanzado a grandes pasos en los últimos años.

La cámara en los dispositivos móviles, es posible gracias a años de investigación y desarrollo tecnológico, que permitieron la transformación de la fotografía, de un proceso manual de grabación de luz en el papel, a la conversión de la misma a bits y bytes, es decir en datos.

Con la búsqueda de los usuarios de mejores funcionalidades en los dispositivos móviles, se han desarrollado cámaras con interfaces más interactivas, acompañadas de apps cada vez más complejas. Hace unos años era impensable que en unos pocos milímetros se pudiera tener una cámara capaz de producir imágenes de video en 4K.

Es importante comprender, que la calidad de las imágenes que captura la cámara, al igual que en el resto de funcionalidades del dispositivo, el procesador es trascendental, pues de su rendimiento depende en gran parte los resultados finales de la imagen. Este componente es el encargado de recopilar la información suministrada, reconstruir la imagen que se quiere capturar y transformarla en datos que a su vez son escritos en un archivo (por lo general en un formato JPEG) y guardados en el disco duro del dispositivo.

El procesador y la cámara, una relación inquebrantable.

Hoy en día, el desarrollo de los procesadores, ha permitido sumarle cientos de características complementarias a la potencia de las cámaras y la calidad de las fotografías que captura.

Mayor calidad de imagen, acompañada de mayor usabilidad, son los objetivos a los que MediaTek le ha apuntado para desarrollar sus procesadores. Con la integración de la mejor tecnología para fotografía en dispositivos móviles, por ejemplo, el Helio X20 de Imagiq de MediaTek le permite a la cámara del dispositivo móvil, entre muchas otras funcionalidades, detectar la cara de una persona, tomar la foto cuando esta se encuentra sonriendo, auto enfocar la cámara de acuerdo a la prioridad de los elementos de la foto, tomar fotografías y videos en simultáneo, es decir, utilizando la cámara frontal y trasera al mismo tiempo, y adicionalmente obtener una estabilización muy exacta de la imagen.

Estas funcionalidades, van acompañadas de cámaras principales duales y un motor interno de profundidad 3D, lo que significa que el dispositivo cuenta con dos cámaras traseras que trabajan en simultáneo doblando su capacidad, con una gran claridad de detalle, color y nitidez, abriendo un nuevo campo para aplicaciones avanzadas de fotografía digital.

En ese sentido, al igual que todos los archivos digitales, las fotografías tomadas por los dispositivos móviles están compuestas por millones de datos compilados por el procesador, de su desempeño dependerá que la mayoría de la información sea recopilada. Sin un eficiente desarrollo de este proceso, los resultados nunca tendrán la calidad esperada.

En los últimos años, las cámaras de los dispositivos móviles han estados sujetas a una evolución y mejora continua, donde los beneficios son disfrutados por los usuario. Ellos han encontrado una excelente razón para buscar Smartphones que reúnan la mejor tecnología, y además tengan funciones adicionales que les permitan disfrutar un sinfín de beneficios en un solo dispositivo. Hoy en día el usuario tiene acceso a una completa experiencia en su equipo y adicionalmente una excelente calidad en sus fotos.

– MediaTek Senior Corporate Sales Manager Latin America