Dos maneras de ver el mundo

  • En la vida real y en la fotografía, las personas crean un mundo de diferentes maneras y tonalidades. Descubren cada lugar, espacio o individuo de una manera versátil y detallada. De blanco y negro o a color, así como se lo imaginan, la vida y las experiencias se vuelven más divertidas.

Hoy en día, la facilidad que nos otorga la tecnología digital con tan solo un clic, permite a cada individuo capturar momentos mágicos a través de imágenes que pasarán a la historia y construirán memorias y recuerdos inolvidables con los mejores resultados.

Con Leica es posible ver una atmosfera visual con calidad absoluta, como la puesta del sol, los colores del mar, o la transición del cielo pasando de rosa a los más intensos y naranjas. Gracias a sus ópticas de primera calidad y un compromiso con el diseño clásico, que destaca nítidos detalles, contrastes suaves, impresionante profundidad e intensa presentación de color, la marca insignia de la fotografía, captura composiciones impresionantes.

“Hoy en día, queremos capturar imágenes de la vida real. Todos nos podemos convertir en cazadores de momentos y recuerdos, esto nos permite contar historias a través de un lente, incluso desde cualquier dispositivo que permita narrar y transmitir infinidad de emociones” comentó María Fernanda Chinchilla, Directora de Mercadeo de Huawei Colombia.

Cada momento tiene un filtro o retoque ideal que crea efectos psicológicos en las personas, incluso cambia cualquier atmósfera o ambiente de una manera particular, lo cual es perceptible a los ojos del ser humano. Cada efecto está definido por la luz y la profundidad. Todos estos matices son posibles gracias a Leica, la gigante alemana, que ha cambiado la forma cómo la humanidad ha interpretado y percibido el mundo y el universo.

Las imágenes tomadas a través de un lente Leica se asemejan a la calidad visual de una pintura al óleo, lo cual ha llamado la atención de cineastas y fotógrafos, quienes a través de su arte han alcanzado el éxito con piezas de excelente calidad, en blanco o negro, o a color, según su visión del mundo.

Asimismo, la evolución de la fotografía va de la mano de la legendaria marca Leica, la cual trajo una segunda forma de ver el mundo a través de un lente profesional: más allá del blanco y negro se desarrollaron filtros de colores primarios como el rojo, verde y azul (RGB).

Sin duda, las ópticas de la marca son excelentes al momento de plasmar el color y capturar los detalles más finos en las áreas más oscuras de la imagen. El resultado son fotografías más naturales con una increíble sensación de profundidad.

Así como la forma de capturar la realidad evolucionó, la tecnología en los tiempos de captura de imágenes también se desarrolló lo suficiente haciendo que hoy sea difícil imaginar el mundo sin una imagen tan fiel a la real.