El antídoto

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal.–

El fallo de la Corte Constitucional sobre el plebiscito posee una carga de veneno letal contra lo que se pretendió imponer desde La Habana. Al impedir que el SI implique, por derecha, una incorporación de los acuerdos al marco constitucional colombiano, obliga a que todo lo aprobado se someta a la jurisprudencia existente.

Ese veneno mortal inyectado por la Corte Constitucional a la vida política del país es, empero, mucho más grave si se considera que al decretar que los efectos del SI o el NO son de “carácter exclusivamente político”, convierte el plebiscito en una batalla oficial para dividir al país entre quienes apoyan a Santos y quienes lo hacen con Uribe.

Como el peligro está en que, por un lado ,Uribe ,y su combo de señoras, se dediquen a volver el plebiscito una campaña simple: SANTOS NO-URIBE SI y alimentando el odio contra el presidente, le resalten sus defectos que ya conocemos . Y,por el otro lado, que los santistas, haciendo lo propio con la maquinaria estatal , crezcan los de Uribe y estigmaticen más su forma de pensar y de haber gobernado, hay que usar el antídoto contra el veneno.

Pero como también los genios de La Habana, quedaron tendidos en el piso y la tal Constituyente pro-tempore en que quisieron convertir la mesa de paz, quedó anulada, es urgente usar un antídoto que salve del fracaso la mesa de la negociación y al país entero de la polarización dañina.Y sacado del mismo veneno,como todas las vacunas.

Si Santos utiliza la única palabra que la Corte no pronuncia en su fallo, ” CONSTITUYENTE”, arregla el paseo y cumple a cabalidad el fallo aplicando la misma Constitución que la permite. Basta que el día del plebiscito le preguntara al país si ,a más de apoyar la paz, aprueba convocar una constituyente para que ajuste y redacte todos los cambios pactados .

PUBLICADO EN ADN JULIO 21 2016

@eljodario.co

[email protected]