La reforma tributaria, la discusión económica más importante del año

· De acuerdo con un estudio de la firma Baker & McKenzie, Colombia registra la carga de impuestos más elevada para las empresas en la región.
· La tan anunciada reforma tributaria es la discusión económica más importante del país en el segundo semestre del año.

· De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Colombia registrará un crecimiento económico en 2016 del 2,5%, luego de alcanzar 3,1% en 2015.

La firma de abogados Baker & McKenzie lanzó el estudio The Concise Tax Guide, an Overview on Taxes in Latin America 2016, en el que realiza un comparativo de los sistemas tributarios en América Latina. El estudio abarca una compilación completa de la composición y funcionamiento de los esquemas impositivos de Colombia, Argentina, Venezuela, México, Perú, Chile y Brasil.

De acuerdo con la investigación de la firma, y en materia de impuestos sobre la renta, Colombia es el país con la tarifa más alta de la región para las empresas, con un impuesto de renta que junto con el Cree y la sobretasa del Cree, alcanza el 40%, mientras en Argentina el impuesto de renta es de 35%, en Venezuela 34%, México 30%, Perú 28%, Chile 24% y Brasil 15%. Adicionalmente, en la región, Venezuela (12%), México (16%) y Colombia (16%) registran las tasas más bajas en el impuesto al valor agregado – IVA –.

En este mismo estudio, se señala que el país que registra el IVA más elevado es Argentina con 21% seguido por Chile con 19%, Perú 18% y Brasil 17%. De igual manera, el país con el mayor impuesto de renta para personas naturales es Chile, en donde una persona, de forma progresiva de acuerdo con sus ingresos, puede llegar a pagar hasta un 40%, seguido por Argentina y México con 35%, Venezuela 34%, Colombia 33%, Perú 30% y Brasil 27,5%.

El lanzamiento de este estudio, elaborado por Baker & McKenzie, refleja al igual que los informes de la Comisión de Expertos para la Equidad y Competitividad Tributaria, el Fondo Monetario Internacional, la OCDE y el BID la necesidad que tiene el país de replantear, por medio de una reforma estructural y de largo plazo, su sistema tributario.

Luego de finalizado el periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la República el pasado 20 de junio, se espera, tal como lo había anunciado el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas a inicios del año, que durante el período legislativo que inicia el próximo 20 de julio se radique el proyecto de ley de reforma tributaria.

De acuerdo con Ciro Meza, socio de la práctica de impuestos de Baker & McKenzie: “el objetivo de la reforma debería enfocarse, principalmente en simplificar y modernizar el sistema tributario. Hoy tenemos un sistema tributario complejo que genera distorsiones en la economía, incentiva la informalidad y al mismo tiempo desincentiva la inversión privada y no garantiza un recaudo suficiente para poner en marcha las políticas públicas que ha establecido el Gobierno Nacional”. Meza además agrega que “Colombia crece a un ritmo relativamente vigoroso, de acuerdo con las estimaciones del FMI y del Banco de la República. Sin embargo, el pronóstico de crecimiento para 2016 registra una caída a un nivel de 2,5%, luego del 3,1% registrado en 2015. Esta situación reafirma la importancia de la reforma y posiciona su discusión como el debate económico más importante del segundo semestre del año”.
Y es que a las condiciones propias del país, incluida la firma de la paz entre el Gobierno Nacional y las FARC, y a la preparación que se requiere para afrontar un escenario de posconflicto se le suma el no muy alentador panorama regional. De acuerdo con las perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional, mientras la recuperación mundial trata de afianzarse, en América Latina y el Caribe se prevé́ que en 2016 el crecimiento sea negativo por segundo año consecutivo.