Quintana fue 17° en la segunda etapa y es 7° en la general en el Tour de Francia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CHERBURGO, 03 de julio_ RAM_ El eslovaco Peter Sagan (Tinkoff) hizo honor al maillot arcoiris de campeón mundial para convertirse en nuevo líder del Tour al imponerse con autoridad en la segunda etapa disputada entre Saint Lô y Cherbourg, de 183 kilómetros, en la que el colombiano Nairo Quintana, del equipo Movistar, terminó decimoseptimo. Alberto Contador volvió a sufrir una caída y perdió 48 segundos.

Sagan, de 26 años, quien de pequeño soñaba con ser actor de cine, interpretó a la perfección su papel de favorito de etapa en un final ascendente. Entre los mejores emergió el arcoiris del ciclista de Zilina para imponerse por delante del francés Julian Alaphilippe (Etixx) y del español Alejandro Valverde (Movistar).

“Tourminator”, 16 segundos puestos en el Tour, no celebró la victoria porque pensó que habían entrado dos corredores por delante. Nada tuvo que ver por la pena de ver a su compañero Alberto Contador descolgado, perdiendo 48 segundos en meta, y ya alejado en la general a 1.02 minutos de sus rivales directos.

“Ha sido un día complicado, no solo por la caída. Sabía que perdería tiempo, pero no tanto. Tengo el cuerpo tocado, a ver cómo llego a los Pirineos”, señaló en meta Contador

Sagan subió al podio a por el maillot amarillo, pero sacó el arcoiris, por si alguien se olvidaba que es campeón del Mundo. En la general aventaja en 8 segundos a Alaphilippe y en 10 a Alejandro Valverde.

Segunda jornada por las costas normandas, esta vez salpicado por 4 pequeñas cotas de inicio y un interesante final en cuesta que anunciaba cambio de líder. Era el aliciente principal del día, junto con la incógnita de comprobar si Alberto Contador, que salió magullado “pero con la moral alta”, podría ser presa de los depredadores en el repecho previo a meta.

Las cosas se torcieron para el madrileño, que tiene la “negra”, pues volvió a aterrizar en el kilómetro 60, víctima de una montonera que afectó a una decena de corredores, entre ellos “Purito” Rodríguez y el alemán Tony Martin, con ojeras porque se quedó en vela viendo los penaltis de Alemania en la Eurocopa.

No hubo daños físicos para Contador, que ni se arrugó el chubasquero. Pero sí morales. Cambió de bicicleta y se reintegró fácil a un pelotón que rodaba a 20 por hora, como esperando al de Pinto. Y es que el grupo se lo tomó con tranquilidad bajo la lluvia normanda. El Dimension Data del líder Mark Cavendish cumplió el trámite de tirar en cabeza.

Por delante rodaba plácidamente un cuarteto animoso de aventureros que saltaron de inicio: 2 del Bora: el líder de la montaña Voss y Benedetti, Stuyvens (Trek) y Breen (Fortuneo).

Los 4 mantuvieron el sueño casi hasta el final, después de 180 kilómetros en fuga, pero al último superviviente de la fuga, el belga Stuyvens, le sobraron 500 metros.

El pelotón reaccionó algo tarde y casi pierde el tren para el lucimiento de los favoritos. Stuyvens coronó la Cota de La Glacerie, con 1,9 kilómetros al 6,5 por ciento en cabeza, y perseveró como cuando ganó en la Vuelta la etapa de Murcia en 2015.

Pero los gallos asomaron sobre la campana. Trató se saltar “Purito” Rodríguez, pero le faltaron las fuerzas para sorprender. Luego asomó Alaphilippe y a su lado Sagan y Valverde. Superado Stuyvens se desató la locura en ligera cuesta. Allí, en día de llovizna y sol era lógico que saliera el arcoiris. El de Peter Sagan.

El maleficio del campeón del Mundo no afecta a Sagan. Firmó su quinta victoria del Tour en Cherburgo, “La ciudad del mar”, donde hizo escala el Titanic antes de sufrir la tragedia. Un año de gloria para el exactor, con dos clásicas recientes de postín: la Gante Wevelgem y el Tour de Flandes.

La estrella que imitó al John Travolta de “Grease” junto a su mujer, Katerina, brilló de nuevo. No todo en el Tinkoff fueron penas.

Este lunes se disputa la tercera etapa entre Granville y Angers, de 223,5 kilómetros, propicia para los velocistas, ya que solo tiene una pequeña dificultad de cuarta categoría de inicio.

Peter Sagan cambia el arcoiris por el amarillo

Un día después de que Mark Cavendish consiguiera el primer maillot amarillo de su carrera, Peter Sagan ha decidido seguir su estela, apuntándose además su 5ª victoria en un Tour de Francia. El pelotón cazó al soñador del día, Jasper Stuyven, a 500 metros de la meta, en Cherbourg-en-Cotentin. La joven promesa francesa, Julian Alaphilippe, consigue el segundo puesto y el maillot blanco que lo señala como el mejor joven de la clasificación.

Los lunares de Jasper Stuyven

El pelotón del Tour de Francia 2016 sigue entero a pesar de los nervios y el viento que marcaron la etapa de ayer. Los 198 corredores han tomado la salida sanos y salvos en Saint-Lô. Siguiendo el modelo de la 1ª etapa, la fuga se ha formado en el km 0. Cuatro corredores se adelantan: el prematuro rey de la montaña, Paul Voss  y Cesare Benedetti (Bora-Argon 18), Vegard Breen (Fortuneo – Vital Concept) y Jasper Stuyven (Trek-Segafredo). Los cuatro buscan recolectar los el mayor número de puntos posible para el maillot de lunares. El primero, en la Côte de Torigny-les-Villes  (4ª) es para Vergard Breen. Todos los demás para Jasper Stuyven, que consigue un punto en la Côte de Montabot, otro en la de Montpinchon, ambas de 4ª categoría y dos más en La Glacerie (3ª). Es el nuevo rey de la montaña.

Nueva caída de Contador en el km 60

Los escapados ruedan con 5 minutos de ventaja controlados por el Team Dimension Data desde la distancia. La etapa, que se estaba viviendo con relativa tranquilidad hasta ese momento, a pesar de las malas condiciones meteorológicas, da primer respingo en el Km 60 con una aparatosa caída en el pelotón. Alberto Contador, Joaquim ‘Purito’ Rodríguez, Warren Barguil, Angel Vicioso, Tony Martin y Michael Matthews, entre otros, se han visto implicados en el percance.

El pelotón decide reducir el ritmo y todos los afectados recuperan poco a poco su sitio en el grupo, con cambio de bicicleta incluido para ‘Purito’ Rodríguez y Alberto Contador que se ha vuelto a caer sobre el mismo hombro que se lesionó ayer. Es el momento en el que se registra la mayor ventaja para el cuarteto escapado, 6’50’ en el km 69.

El sueño que pudo ser y no fue

A falta de 60 km para la meta, Voss, Benedetti, Breen y Stuyven mantienen una ventaja de 6 minutos, pero habrá que esperar a los últimos 30 kilómetros para que los pesos pesados empiecen a mover ficha e intensificar la persecución de los escapados. IAM y Direct Energie se relevan en cabeza del pelotón para cazarlos. Astana, Tinkoff y BMC no tardan en sumarse al movimiento, pero los cuatro en cabeza resisten con 3’30” de diferencia.

El endurecimiento del ritmo no tarda en cobrarse su primera víctima: Cesare Benedetti cede en la fuga. Voss, Breen y Stuyven continúan soñando sin él. Pero para sueños, el de Jasper Stuyven, que lanza un ataque a 8,5 km de meta, en la subida a la Côte de Octeville y se marcha en solitario en busca del triunfo de etapa con 1’30” de margen sobre el pelotón a los pies de La Glacerie. El belga logra coronar la cima y hacerse con el maillot de la montaña pero ve esfumarse la victoria a 500 metros de la meta, cuando es cazado por el pelotón.

Peter Sagan lanza entonces un sprint perfectamente controlado, que deja sin opciones al ganador del Tour de California, Julian Alaphilippe, segundo. El tercer puesto es para Alejandro Valverde. Peter Sagan consigue por fin su ansiada victoria en el Tour, algo que llevaba esperando desde 2013, año de su último triunfo en la ronda gala. Con mejor sabor si cabe ya que es la primera vez que el eslovaco se viste de amarillo.

Clasificación de etapa

Clasificación general