Yuberjen Martínez asegura medalla de plata y va por el oro 

Río de Janeiro, 12 de agosto_ RAM_ Yuberjén Martínez derrotó al cubano Joahnys Argilagos en la semifinal de la categoría de 49 kilos y ahora inicia la búsqueda de la medalla de oro en el boxeo Olímpico.

Ahora el colombiano enfrentará, este domingo, al uzbeko Hansaboy Dusmatov.

Esta es la primera vez que el boxeo colombiano llega a una final en los Juegos Olímpicos. En 1988, para las justas en Seúl, Jorge Eliécer Julio había ganado el último metal de bronce en esta competencia. Previamente, en Múnich 1972, Alfonso Pérez y Clemente Rojas habían ganado la medalla de bronce.

El boxeador antioqueño tenía asegurada una medalla de bronce, después de vencer al español Samuel Carmona en los cuartos de final. La victoria sobre el cubano ahora le asegura, como mínimo, una presea de plata

“La plata que dan por el bronce no me alcanza para la casa que quiero para mi mamá, por eso voy por el oro”. No hubo mejor motivación para el ‘Tremendo’. Quiere regalarle la casa a doña María Rivas y por eso no creyó en campeones mundiales. No le comió cuento a la escuela cubana y ya está en la final de los Juegos Olímpicos Rio-2016.

Yuberjén Herney Martínez Rivas, el ‘Tremendo’ de la casa, de Turbo, de Colombia y ahora de los Juegos Olímpicos ya es la revelación, la figura de la delegación colombiana, porque viajó con perfil bajo, no era tan conocido como Caterine, Mariana, Yuri, Óscar o Fernando, pero ahora lo es. Colombia volvió a hablar del boxeo y el protagonista es él.

Primero le ganó al brasileño Patrick Lourenco, que según el entrenador Rafael Iznaga: “No era ningún pintado, ni desconocido, tiene su palmarés”. Luego sacó de carrera al mejor de Asia, el filipino Rogen Ladon. El podio se lo aseguró eliminando al español Samuel Carmona, el verdugo del doble medallista de bronce olímpico, el irlandés Patrick Barnes. Y este viernes dio la más grande sorpresa.

El rival del ‘Tremendo’ en semifinales fue el vigente campeón mundial y principal favorito al oro, el cubano Joahnys Argilagos. La división de los 49 kilogramos presenció la semifinal entre el mejor del mundo y el hijo de Juan Martínez y María Rivas, los líderes espirituales de la Iglesia Jesús El Buen Camino, en Turbo (Antioquia).

La pelea era como ‘Yúber’ se la imaginó. La había leído desde niño en la iglesia con sus padres. Era David contra Goliat. El colombiano desconocido frente al campeón mundial formado en una de las escuelas más grandes del boxeo mundial, la academia cubana. Pero ‘Yuber’ se aferró a su talento, a su fe, a su capacidad, a sus ganas de regalarle la casa digna a la mamá.

En el primer asalto, el ‘Tremendo’ salió con hambre de gloria. Tuvo la ofensiva de la pelea y ante la fortaleza del cubano, supo darle manejo para quedarse con ese primer salto con decisión dividida de 2-1. En el segundo asalto se vino la reacción del cubano, pero el ‘Yúber’ estuvo tremendo y volvió a ganar por decisión dividida de 2-1.

En el tercer y decisivo asalto, el cubano fue superior en el inicio, pero poco a poco el colombiano sacó lo que le quedaba de su esfuerzo físico y defendió la ventaja para quedarse con la victoria por decisión dividida.

Ahora el colombiano enfrentará el próximo domingo, desde las 12:15 del mediodía en hora colombiana, al uzbeco Hasanboy Dusmatov o al estadounidense Miguel Hernández en la gran final por la medalla de oro, esa que Yuberjén quiere para recibir los 165 millones de pesos que le alcanzan para comprarle la casa a su mamá, pues los 96 millones de la presea de plata tampoco siente que le son suficientes. El ‘Tremendo’ ahora va por el oro.