Soy un Nómada Digital Manifiesto del Nómada Digital, tener al mundo como tu lugar de trabajo

Estoy sentado en una cafetería en Bogotá mientras converso con mis padres por Skype. Hace 30 minutos tuve una reunión con mi equipo de trabajo que está en la Ciudad de México. Envío dos emails y reviso las noticias de los últimos acontecimientos de varios países del mundo. Utilizo mi celular para buscar los sitios en los que me reuniré hoy en la tarde. Soy un Nómada Digital, el mundo es mi lugar de trabajo.

Estaré en la Ciudad de México y en los próximos días me mudaré a Nueva York por un mes. Eso no va a impactar mi trabajo. Voy a poder cumplir con mis tareas desde un café en Manhattan, para después salir con mis amigos a algún bar o a pasear por la Quinta Avenida. No importa el lugar donde esté, mi trabajo va conmigo y me permite disfrutar mi vida y una de mis más grandes pasiones: conocer otros lugares y otras culturas.

inforgrafiaPuedo decir que soy afortunado. Mi trabajo es flexible y me permite mantener el control de mi vida profesional. Sin importar el lugar en el que esté, puedo realizar mi trabajo sin complicaciones y colaborar con mi equipo que también se encuentra ubicado en distintos países de América Latina.

Mi estilo de vida está basado en la movilidad. Puedo acceder a mis archivos desde cualquier lugar ya que están todos en la nube. En la nube también están los archivos del último proyecto que trabajo con mi equipo. Ayer, por ejemplo, dos de mis compañeros y yo editábamos una presentación de PowerPoint en tiempo real, y colaborábamos al mismo tiempo, como si estuviéramos en la misma mesa, cuando en realidad, los tres estamos en un país distinto. Puedo trabajar desde casa o donde quiera. Yo controlo mi agenda y no al revés.

Mi maleta es mi oficina, en ella tengo todo lo que necesito para trabajar, colaborar y estar siempre conectado a redes de personas, ideas y organizaciones. Mi laptop, mi tableta, e incluso mi smartphone me permiten realizar mi trabajo desde cualquier lugar, en cualquier momento. A través de herramientas como Skype, Office 365, OneDrive y OneNote realizo mi trabajo de manera sencilla y eficiente, soy más productivo y organizo mejor mi tiempo.

En algunos años, la cultura en el mundo laboral cambiará. El horario de trabajo será flexible y estará orientado cada vez más por objetivos y proyectos. La tecnología ha comenzado a habilitar ese cambio y poco a poco se eliminan barreras de tiempo y espacio.

Poder trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento será un beneficio laboral y no una excepción. Hay todavía un largo camino para cambiar la mentalidad de que solo es productivo quien se encuentra trabajando frente a su jefe. Además, el trabajo remoto es una solución para las grandes ciudades congestionadas de personas y automóviles, y más amigable con el medio ambiente.

Ser un Nómada Digital es tener libertad y comodidad para ser más productivo y feliz. Es trabajar desde cualquier lugar, en cualquier momento, y con las herramientas que te impulsen a hacer más. Es poder reinventar tu tiempo, estar más cerca de quien amas y poder equilibrar la vida familiar y profesional.

¿Quieren ser Nómadas Digitales? No es necesario dejar su trabajo y convertirse en trabajadores independientes que viajan por el mundo y duermen en habitaciones de Airbnb. Si de algún modo hacen lo que he mencionado antes y además disfrutan lo que hacen para vivir, son intuitivos e inventivos, aprovechan la tecnología disponible para hacer más, y colaboran en equipo desde cualquier momento y en cualquier lugar, ¡Felicidades, ya son Nómadas Digitales!