Analítica, IoT y ciberseguridad: la riqueza empresarial en el 2017

Bogotá. diciembre 2016. Cada año que pasa se convierte en un nuevo reto para mantenerse a la vanguardia en un sector que está transformando al mundo a pasos agigantados. Lograr una verdadera sinergia entre velocidad e innovación es fundamental para quienes se mueven el sector TI, que sustenta su éxito en sorprender al cliente todos los días.

Aunque es un riesgo intentar predecir lo que pasará en un segmento tan variable como el TI,  varios años de experiencia en este mercado le dan a Christian Onetto, Gerente General de Cisco Colombia la confianza para asegurar que “en 2017 los ojos de los expertos en Colombia y en el mundo estarán puestos en la inteligencia en torno a los datos y la ciberseguridad. El Internet de las Cosas (IoT), las ciudades inteligentes y la nube también tendrán un gran impulso en las agendas el próximo año.”

Para sustentar esta teoría sobre lo que vendrá hay que empezar por analizar los modelos económicos y de sustentabilidad de las empresas del siglo XXI, ya que se están mudando hacia la conectividad y al análisis inteligente de los datos, comprendiendo que ahí está la riqueza. “El tema de la seguridad es vital y viene por añadidura. Cada vez habrá más dispositivos interconectados midiendo el desempeño de las máquinas y las personas; eso obligará a redoblar esfuerzos para proteger la información de cualquier ataque digital que vulnere o altere el funcionamiento natural de las organizaciones.” Afirma Onetto.

Hay una mina de oro en la información y en la nube, y los empresarios lo saben. Los ciberataques además de engrosar la lista de los principales dolores de cabeza para los empresarios, representan un golpe a la economía mundial, dejando pérdidas anuales que superan los US$113.000 millones. En Colombia, las pymes y los negocios financieros, de bienes raíces y de transporte son los más vulnerados por esta clase de flagelos.

Onetto afirma que otros temas que ocuparán el día a día de los especialistas en el año que se avecina, está la necesidad de incentivar el crecimiento de las ciudades inteligentes, ya que solo 1 % de las urbes en el mundo están completamente conectadas. “Sobra decir que aún hay mucho camino por recorrer, en especial en América Latina y Colombia donde los Gobiernos deberán volcar sus esfuerzos hacia el Internet de las Cosas (IoT) para garantizarles bienestar y avance a sus ciudadanos.”

Permitir el acceso a consumos globales y que faciliten la cotidianidad de las personas, se ha vuelto un imperativo para los nuevos dirigentes que comprenden que el mundo, en poco tiempo, dejará de percibirse como es hoy. “Si este año, por ejemplo, si usted fue de los que se compró como novedad el reloj que cuenta calorías y le indica el estado de su corazón mientras corre, no sabe cómo lo sorprenderá lo que verá en un futuro cercano. Estamos tocando la puerta de las pantallas electrónicas, orgánicas y flexibles que se adaptan al ambiente, neveras que reportarán la fecha de caducidad de los alimentos y zapatillas que calculan los kilómetros recorridos.Cada vez son más los dispositivos que pueden conectarse a Internet y se espera que en menos de tres años, cerca de 50.000 millones de aparatos estén ‘en línea’.” Asegura el Gerente de Cisco Colombia.

  Share: