Blockchain, la tecnología que va a reinventar el mundo

Por: Guillermo Estrada.– (*) 

Pensemos por un momento en todos los pasos y partes involucradas en una operación de las más usuales, por ejemplo, la compra de un producto, una vivienda o un automóvil. Además del comprador, en distintos momentos del proceso intervienen constructores, fabricantes, vendedores, bancos, aseguradoras y organismos gubernamentales como el fisco y los entes de regulación, según los casos. Y todos se relacionan en algún momento.  El proceso es mucho más complejo de lo que se suele advertir o ver a simple vista. Ahora multiplique esto por la cantidad de operaciones que se hacen a diario. Imagine la complejidad de la administración de las transacciones financieras globales o de las redes de negocios de empresas multinacionales: ¡hay un gigantesco desafío planteado por la evolución de la era digital!En cada operación hay una cadena de documentos o transacciones financieras que deben ser intercambiados, acordados, confirmados, validados o firmados. Todo esto tiene un elemento común de fricción en términos de seguridad, tiempo y costos. Hay muchísima información duplicada en los sistemas digitales de cada uno de los participantes y no da las garantías de seguridad y confiabilidad que se requieren. Cuando se eliminan estas fricciones, podemos reducir costos de forma muy significativa.

La evolución de la tecnología ha dado lugar a la aparición del concepto de blockchain, un sistema de conectividad que reinventará a las organizaciones, los ecosistemas y las economías de todos los países.  ¿De qué se trata? Blockchain es un acrónimo inglés que significa “cadena de bloques” y refiere a un protocolo basado en la transmisión de paquetes de información encriptada de modo de facilitar los intercambios de datos y documentos entre los participantes de una operación.

Los millones de activos digitales existentes en el mundo, tales como música, dinero, productos, etc, ahora pueden ser compartidos de forma segura entre las diferentes personas y entidades sin la necesidad de un intermediario. Esto se hace con la tecnología llamada blockchain o “cadena de bloques” la cual permite de forma segura establecer “confianza” entre las partes e intercambiar dichos activos con altos niveles de criptografía. Los activos no se guardan en un sitio central; están distribuidos en múltiples sitios. Los bloques se “relacionan” unos con otros y se crea así una “cadena de bloques” o blockchain.

Estudios realizados por IBM for Business Value (IBV) destaca que más del 65% de los bancos prevé adoptar esta nueva modalidad tecnológica en los próximos tres años. Un 15% de los bancos ya lo hará el año próximo.  Además, el estudio indica que el 70 por ciento de las entidades financieras más innovadoras está centrando la adopción de blockchain en áreas clave: compensación y liquidación, pagos al por mayor, emisiones de deuda y datos referenciales.

IBM considera que la tecnología blockchain tendrá un impacto beneficioso para transacciones como el que tuvo internet en la información. Y esto ocurrirá en un futuro relativamente cercano.

Consideremos entonces cómo activos tales como autos o, desde piezas de arte a bonos corporativos – incluso los activos basados ​​en la identidad, como la salud, la procedencia del producto, o los registros fiscales – se pueden compartir, intercambiar o transferir en una plataforma blockchain con mayor eficiencia y privacidad.

A medida que los costos de transacción se desploman y la forma en que las organizaciones se gobiernan es cada vez más importante, blockchain permitirá una nueva forma distribuida de negocio gobernada y administrada de manera transparente a través de contratos inteligentes que incluyen estatutos acordados entre las partes.

En la economía emergente de blockchain (cadena de bloques), el papel de los intermediarios para actuar como árbitros de la confianza y / o conciliar entre las partes será cada vez menos necesario a medida que reinventamos nuevos procesos que eliminan la necesidad de tal reconciliación e intermediación.

Mientras que blockchain pueden mejorar la eficiencia, la confianza y el valor de los negocios, los ejecutivos deben evaluar cuidadosamente dónde se puede usar blockchain para obtener una mayor eficiencia y apoyar nuevos modelos de negocio.

Desde IBM, recomendamos que las empresas respondan a estas tres preguntas:

  1. ¿Qué tan rápido nos debemos mover? Quienes adopten más rápido la tecnología, pueden tener una ventaja pues estarán fijando los estándares del negocio y creando los nuevos modelos que serán utilizados por los futuros adoptantes del blockchain. También estamos encontrando que estos early adopters son más capaces de anticipar la disrupción y así enfrentar nuevos competidores.
  2. ¿Cómo podemos escalar a través de redes de negocios? Una vez que la tecnología blockchain ha escalado a través de múltiples participantes, pueden esperar obtener los beneficios del llamado efecto red que pueden reducir drásticamente las fricciones transaccionales que frenan el crecimiento.
  3. ¿Cómo podemos innovar con nuevos modelos de ingresos? A medida que surjan nuevos operadores y modelos empresariales, los bancos pueden verse forzados a defender los flujos de ingresos actuales o moverse a donde fluirá el dinero en la nueva etapa. Los nuevos modelos de ingresos deben anticiparse al potencial de disrupción en áreas fundamentales para el negocio hoy y en el futuro. A medida que el mercado evoluciona, la tecnología blockchain puede agregar al menos una nueva corriente de ingresos. El potencial de monetizar los datos de referencia es grande.

Los blockchains se establecen para acelerar el flujo de capital y la creación de riqueza, nuestras economías y sus interacciones – tanto a nivel nacional como a través de fronteras geográficas.

Colombia ya está entrando en el proceso de adopción de esta tecnología innovadora que va a reducir costos, crear confianza y evitar fraudes. Esto es muy significativo: no solo se trata de que Colombia puede convertirse en un ejemplo a seguir en la región, sino que la economía colombiana tiene una fuerte relación de intercambio con Estados Unidos e Inglaterra, dos de los países que más han avanzado en la adopción de blockchain. Esto quiere decir que las plataformas comerciales colombianas tienen que estar preparadas para poder interactuar con sus principales clientes.

Creo que, así como hubo un antes y un después de la escritura y un antes y un después de internet, estamos en pleno comienzo del hito que marcará cómo esta nueva tecnología va a cambiar tanto la forma en que interactúan los países cómo las empresas en los intercambios de información que se producen. Estamos frente al “Antes y Después” de BLOCKCHAIN. Blockchain es la base de una nueva prosperidad mundial.

(*) Consultor Senior de Industria IBM SSA & LCR

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.