Crece inversión para el desarrollo de Inteligencia Artificial en los negocios 

Bogotá, 7  de enero de 2017.– En la edición más reciente del World Economic Forum de Davos se mencionó que la inteligencia artificial está propiciando la entrada a una cuarta revolución industrial que va a cambiar la sociedad como la conocemos.

Accenture ha realizado una investigación a nivel global observando que la Inteligencia Artificial (también conocida como AI por sus siglas en inglés) cumplirá un papel muy relevante para el futuro del crecimiento económico de los países. Realizando el análisis sobre 12 economías desarrolladas se concluyó que la AI tiene el potencial de duplicar su crecimiento anual económico para el 2035. Esto presenta un muy importante potencial para los países en desarrollo que adopten y experimenten con mayor velocidad en estas tecnologías, por eso se hace necesario acelerar su adopción

Actualmente existen billones de dispositivos conectados generando datos que pueden ser utilizados para nuevos propósitos y áreas de especialidad. La Inteligencia Artificial es una colección de múltiples disciplinas científicas soportadas por tecnologías que les permiten a máquinas y programas cuatro elementos centrales: interpretar, entender, actuar y aprender de forma autónoma o para aumentar las capacidades en colaboración con los humanos.

Hoy por hoy, este campo avanza a un ritmo acelerado hasta el punto de convertirse en un motor de transformación central de las economías y de los negocios, con inversiones muy importantes en startups y corporaciones en todo el mundo, según indica CBInsights en su último reporte. Globalmente, la Inteligencia Artificial es considerada una industria que ha recibido inversiones de financiación de capital equivalentes a 6 billones de dólares. La industria global de inteligencia artificial registró 397 acuerdos por US$2.340 millones (mn) en 2015, en comparación con los 67 por US$282mn en 2011, según el último informe de CB Insights..

La Inteligencia Artificial es una revolución que no dejará ninguna industria sin impactar. En la actualidad, las subindustrias que están utilizando la AI para evolucionar sus modelos son salud,  servicios financieros, ciberseguridad, Internet de las cosas, e-commerce, robótica, y educación, entre otros.

El número de tecnologías cognitivas que son capaces de crear nuevos tipos de trabajo se expande rápidamente. Sin embargo, a futuro se plantea un escenario de colaboración donde las personas realicen tareas de mayor valor y uso de sus capacidades. Para ello va a ser esencial la potencialización del talento humano y sus capacidades, así como el entendimiento detallado de las necesidades de la organización y la correcta elección de las tecnologías y herramientas.

Existen múltiples herramientas y cada una de ellas tiene fortalezas, debilidades y características. “El éxito de su implementación y el impacto positivo en los resultados de negocio radica en la escogencia de la de la herramienta adecuada para uno o varios problemas en particular, no todas las tecnologías solucionan todos los problemas”, explica Beatriz Carmona, directora de Accenture Colombia. La consultora multinacional trabaja con múltiples herramientas de startups y de corporaciones aplicándolas sobre temas como agentes virtuales de atención, robótica industrial, inteligencia artificial para IoT y gestión de recursos humanos, entre otros.

Con el desarrollo del campo de la Inteligencia Artificial, contamos con herramientas de machine learning que permiten analizar y organizar la gran cantidad de datos generados. Al respecto Carmona aclara que “ahí es donde se produce una colaboración humano-AI que se desarrollará cada vez con mayor fuerza y que comienza desde cómo impacta este nuevo mundo en los modelos educativos… en este sentido es clave preparar a las nueva generaciones para el futuro de una Inteligencia Artificial aplicada y colaborativa.”

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.