Habilidades para los nuevos empleos, el gran desafío para los profesionales colombianos

Bogotá, 17 de Febrero 2017–  El mercado laboral alrededor del mundo sigue experimentando grandes cambios y Colombia no se queda atrás. Los nuevos retos que plantea la economía y la llamada transformación que han empezado a hacer las empresas en el país, aumentaron la presión del entorno laboral en Colombia.

Así lo señala el Índice Global de Habilidades, un estudio adelantado por Hays y la Universidad de Oxford, que califica el panorama laboral actual como “complejo”. La metodología del informe evalúa la presión laboral para cada país en una escala de 0 a 10 en donde una puntuación total por encima de 5.0 indica que el mercado laboral presenta más presión de lo normal y, al contrario, por debajo de 5.0 que el mercado está menos presionado.

Según el estudio, la brecha entre habilidades y demandas profesionales aumenta incluso en continentes como el europeo, mientras que en América Latina la caída del precio del petróleo se convirtió en un gran factor de distorsión al afectar la mayoría de las economías de la región e incrementar los índices de desempleo en los países.

El estudio evidencia que el mercado laboral colombiano ya no se encuentra en la situación más crítica de América Latina. En índices de presión como la flexibilidad del mercado laboral, Colombia obtuvo una puntuación de 7, superado por primera vez por Brasil con 9 puntos. “No obstante este hecho, aún hay un gran camino que recorrer para disminuir la brecha existente entre las habilidades requeridas y la capacitación de los profesionales colombianos”, destaca el informe.

Carencia de profesionales capacitados

Según la nueva versión del Índice de Habilidades de Hays, Colombia aumentó 0.2% su calificación general en comparación al 2015, última vez que se había hecho el estudio y en la que el país obtuvo un puntaje total de 6.1. El incremento se evidencia especialmente en el indicador de participación en el mercado laboral que alcanzó 8.3 puntos. El elevado promedio en este ítem refleja la falta de profesionales capacitados en el país.

“Colombia es uno de los países con mayor tensión en la participación en el mercado laboral. Esto sucede porque la gran mayoría de los profesionales colombianos no cumplen con los requerimientos básicos que solicitan las empresas. Es por esto que las compañías muchas veces buscan atraer talento de afuera del país especialmente para posiciones de liderazgo. La falta de preparación y de oportunidades de educación y capacitación hace que los colombianos accedan en su mayoría a empleos informales sin posibilidades de desarrollarse y sin contar con contratos laborales estables”, profundiza Axel Dono CEO de Hays Colombia.

Educación mal, adultos bien

Con respecto al indicador de nivel educativo, que identifica si las instituciones se ajustan o no a las necesidades que tienen las empresas, Colombia obtuvo  6.1 puntos, ubicándose como el país latinoamericano que mayor desafíos tiene para formar profesionales que tengan las habilidades requeridas en el mercado laboral actual.

Según Dono, los colombianos se están graduando sin las capacidades que requiere el mercado laboral. “Uno de los ejemplos más claros es el dominio del inglés a un nivel profesional, lo que limita el desarrollo de los profesionales y su posibilidad de obtener mejores empleos y un mayor salario”.

Entre lo positivo en Colombia se encuentra la mayor participación en el mercado laboral que están teniendo los adultos mayores de entre 55 y 64 años. El estudio también valora que Colombia haya disminuido las presiones salariales para los cargos que requieren conocimientos y habilidades especializadas, logrando un puntaje de 3.2, “Hoy en día las industrias buscan mayor eficiencia en sus procesos y una ocupación que logre responder ante las necesidades que se tienen”, puntualizó Dono.

Para lograr disminuir la brecha entre las habilidades y las oportunidades laborales en Colombia, Dono explica que debe existir un esfuerzo en conjunto entre el Gobierno y las instituciones educativas para garantizar que los colombianos tengan una mejor formación que responda a las necesidades reales del mercado laboral.

  Share: