Aquí están las claves de la reforma electoral que propone la Misión Electoral Especial

Por: Ricardo Galán.–

Cartagena, marzo 24 de 2017.– La llamada Misión Electoral Especial, MEE entregó hoy al gobierno su propuesta de reforma al sistema electoral colombiano y a decir verdad hizo un buen trabajo. Ahora dependerá de los políticos, incluidas las FARC, aprobarla e implementarla o acomodarla sus intereses.

La propuesta se concentra en tres ejes. La arquitectura institucional del sistema, el financiamiento de la política y el sistema electoral propiamente dicho. El documento es producto de muchas horas de discusión de la MEE con los partidos políticos, instituciones, investigadores y organizaciones de la mal llamada sociedad civil.

Según sus redactores la reforma busca modificar solamente lo que a su juicio requiere cambios, que se adapte a las normas constitucionales de Colombia y que le permita al país construir organismos electorales sólidos, legítimos y profesionales, mejorar la calidad de la representación política de todos los sectores de la sociedad, reducir los costos de la actividad política, generar transparencia y establecer un sistema electoral más sencillos para la ciudadanía, los candidatos y los organismos electorales.

Las instituciones

La MEE propone crear dos institucionales electorales. El Consejo Electoral Colombiano, CEC encargado de la operación del sistema electoral con presencia en todo el país y responsable de administrar el Registro Civil, el padrón electoral y el padrón de militantes.

Conformado por una directiva de 5 miembros de origen no partidista con periodos de 8 años y elegidos de ternas y por cooptación, el CEC ejercería el control sobre el financiamiento de la política.

El segundo organismo es la Corte Electoral, CE encargada de la jurisdicción electoral, integrada al poder judicial y con la misión de resolver en plazos cortos y con doble instancia las disputas partidarias, definir la separación definitiva del cargo, pérdida de investidura y pérdida del cargo de los elegidos por votación popular.

Estaría compuesta por 6 tribunales regionales con 3 magistrados de carrera cada una y una cúspide nacional de 5 magistrados de origen no partidista elegidos de ternas por cooptación por periodos de 8 años.

El sistema de elección

El Senado de la República estaría integrado por 100 senadores, elegidos en lista cerrada y bloqueada, mediante el método de representación proporcional – “fórmula d’Honndt”

La Cámara de Representantes estaría integrada por 200 diputados, elegidos departamentalmente, mínimo 4 representantes, con un sistema mixto y de representación proporcional que combina la lista plurinominal cerrada y distritos uninominales, diseñado por la autoridad electoral, con base a parámetros establecidos por la Ley.

La propuesta de Misión Electoral Especial, MEE deja en manos de los partidos la definición de sus candidatos y la ubicación de ellos en las listas. Les exige hacerlo utilizando mecanismo democráticos internos, pero bajo su responsabilidad.

Según la MEE la elección de Asambleas y Concejos también se debe hacer mediante listas cerradas y se debe aumentar la representación femenina mediante un incremento de una cuota de género que tienda hacia la paridad.

El voto, según la MEE se debe establecer como un ‘deber’ ciudadano para mejorar la participación electoral que es la más baja de América Latina.

La financiación

 La Misión Electoral Especial mantiene el esquema de financiamiento mixto de la política, pero dándole más peso a la financiación pública, con aportes directos e indirectos especialmente para las campañas.

Para los partidos, por ejemplo, propone un incremento del aporte estatal con criterios de equidad y dándole más recursos a los partidos que alcancen mayor representación nacional y local o que estimulen la participación de jóvenes y mujeres en sus democracias internas.

Para las campañas la MEE cree importante conservar los topes de campaña. Incrementar el aporte estatal directo a los partidos, distribuido en 2 etapas, 50% antes de las elecciones a manera de anticipo y 50% después de la elección sobre resultados.

Como mecanismos indirectos de financiación propone la pauta en medios de comunicación y el transporte público el día de las elecciones.

La MEE define la necesidad de mejorar los controles sobre el gasto y financiación de los partidos y sus campañas poniendo especial cuidado en las rendiciones de cuentas, los gastos en publicidad y los principales rubros de gastos.

Otros detalles

El éxito del nuevo modelo según la Misión Electoral Especial, se basa en la legitimidad de la reforma que le de origen. Recomienda que sea aprobada por la mayor representación parlamentaria que sea posible considerando que “la obtención de la mayoría para una reforma más que un asunto aritmético es un principio político.”

“La reforma se vacía –concluye la Misión Especial Electoral- si los actores no respetan su letra y sobre todo su espíritu; la reforma se engrandece con el compromiso de los actores”.

Mis apuntes

En general la reforma propuesta por la MEE al sistema electoral es positiva, atiende a crecientes reclamos de la ciudadanía para que el ejercicio de la política sea más limpio y sus costos acordes con la realidad económica del país, pero me quedaron haciendo falta la imposición del voto obligatorio y del voto electrónico. Ya se encargarán los políticos de suprimir todo aquello que los obligue a ser honestos con sus electores y con ellos mismos.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.