Mi corrupción, Pido permiso para participar en la marcha

 

Por: Álvaro Uribe Vélez.–

  1. Como Jefe de Bienes de Empresas Públicas de Medellín, bajo la dirección de Diego Calle Restrepo, trabajé en la parte fundamental del Nuevo Peñol para dar paso a la hidroeléctrica. Mis avales morales fueron Silvia Castaño de González, Fabio Rico Calle y Jorge González Pérez.
  1. Pueden examinar mi paso por el Ministerio de Trabajo, como Secretario General y Viceministro encargado.
  1. En la liquidación de Mineros del Chocó pude que se salvaran las pensiones de los trabajadores, muchos todavía reciben la mesada.
  1. En la Aeronáutica Civil eliminé el cobro directo de impuestos aeroportuarios, se los robaban, y exigí que se cobraran en los tiquetes, medida que salvó al Fondo Aeronáutico, y permitió financiar muchos aeropuertos como el de Rionegro para Medellín. La compra de terrenos se surtió con la asesoría y el aval moral de Samuel Muñoz Duque. Construimos por concesión el Puente Aéreo sin sacrificar ingresos aeronáuticos. Introduje requisitos para permisos como el concepto de estupefacientes y de la Brigada Militar de Jurisdicción. Son conocidos los riesgos contra mi vida por las restricciones que impuse al aeropuerto Olaya Herrera. Hicimos los estudios de la segunda pista de El Dorado.
  1. En la Alcaldía de Medellín creamos a MetroSeguridad, adjudicamos el contrato del relleno sanitario de Rodas, promovimos las salas de cultura –Pedrito Botero del Museo Antioquia-, con el recurso del impuesto a las construcciones. Obtuvimos en el Conpes la aprobación al Tren Metropolitano.
  1. En la Gobernación de Antioquia adjudicamos más de 2600 contratos, en compañía del doctor Andrés Uriel Gallego (qepd). Otorgamos personería jurídica a cerca de 69 organizaciones Convivir, de acuerdo con ley vigente y anterior, no la licencia operacional que correspondía a la Superintendencia respectiva. Cancelamos a dos la personería jurídica. Siempre he creído en la integración entre la ciudadanía, la Fuerza Pública y la justicia, como factor de solidaridad, de eficacia y de transparencia en materia de seguridad. Casi todos los días realizamos consejos de seguridad, con presencia de Fuerzas Armadas, Fiscalía, Jueces, Procuraduría, Comisión de Paz, Defensoría del Pueblo. Eran invitados los sectores ciudadanos afectados por la inseguridad. Lideramos la fumigación de cultivos ilícitos, todavía me reclaman por el daño que aviones de fumigación causaron en sembradíos lícitos, pues les faltó cerrar debidamente los tanques en los vuelos de regreso. Con el liderazgo de Sandra Ceballos y de Any Vásquez, ambas fallecidas, capacitamos más de 90 mil personas en negociación pacífica de conflictos. Ni el programa de bandas y escuelas de música (un joven que abraza un instrumento musical nunca empuñará un fusil contra el prójimo) nos salvó de innumerables atentados, como aquel que costó la vida al padre Bedoya mientras promovíamos que los ciudadanos votaran a pesar de la prohibición del terrorismo. Me correspondió la parte final y puesta en marcha del Tren Metropolitano.
  1. En la Presidencia de la República promoví la integración de 4 millones 600 mil ciudadanos informantes de las Fuerzas Armadas, desarmados, con equipos de comunicación. Acción abandonada, que en su momento ayudó mucho a mejorar la seguridad.
  1. Mis campañas no han necesitado mucho dinero, he trabajado la política con dedicación y afecto a la comunidad. Las he financiado con recursos honestos, registrados y con gerentes como Fabio Echeverri Correa, quien estuvo al frente de las dos elecciones presidenciales. La Fundación Primero Colombia no necesita ocultar sus ingresos y egresos. No soy de los que grita corrupción con los bolsillos llenos de dinero de contratos oficiales, -mermelada- regalados por Santos.
  1. Gracias a la generosidad de los colombianos pude ganar las dos elecciones en primera vuelta. La reelección existía hasta la Constitución de 1991, que la suprimió por razones políticas. Hubo varios intentos para revivirla. Yidis Medina, con la bancada conservadora, se comprometió a apoyar el Acto Legislativo. Después la utilizaron para condenar por razones políticas a mis compañeros. Llevo años esperando las pruebas de que ofrecí prebendas. Puse en marcha el concurso de notarios. La Corte no encontró méritos para sancionar congresistas a quienes supuestamente yo habría sobornado con notarías. Uno de mis hijos fue sometido a investigaciones de la justicia porque habría intrigado por una notaría, al nada encontrar lo desvincularon del proceso.
  1. Del Das no han querido investigar las interceptaciones en mi contra, la falsificación de la firma de mi abogado para pedir en mi nombre acciones ilegales, la declaración de un ex funcionario a Semana, según la cual, el Ministro Santos y mi persona le habíamos ordenado interceptar al Presidente de Ecuador. Funcionarios del Das, condenados, se quejan de presiones sufridas para declarar en contra de nuestro Gobierno. Cuando avanzábamos en la seguridad de los periodistas vino la acusación de que los perseguíamos. A algunos les peleé, pero de frente y con argumentos. Lo mismo a dirigentes políticos. Funcionarios han reconocido, verazmente, que se investigaba la penetración terrorista del chavismo.
  1. En 2003, cuando la Seguridad Democrática daba los primeros alivios a los colombianos, organizaciones nacionales e internacionales, afectas algunas al terrorismo, empezaron a denunciar que nuestras Fuerzas Armadas asesinaban a personas inocentes. De inmediato se decidió que el CTI de la Fiscalía era el único que podía mover un cadáver dado de baja en un combate. Más adelante, a raíz de la gravedad de los hechos de Jamundí, se hizo un convenio para que la Fiscalía investigara toda baja. De ese convenio se abusó y de cada caso hicieron un expediente contra los integrantes de las Fuerzas Armadas. En 2008, el Ministro de Defensa y algunos de los altos mandos, me informaron de investigaciones internas sobre fallas de aplicación de protocolos que podrían facilitar violaciones de Derechos Humanos, falsos positivos. La reunión terminó cerca de la media noche y a las siete de la mañana comuniqué la decisión que desvinculaba a varios integrantes de las fuerzas institucionales. Después de escuchar a un testigo, en la sede de Naciones Unidas en Bogotá, denuncié la causalidad narcotraficante en falsos positivos. Me hacen la acusación de que los falsos positivos se dieron porque yo exigía resultados. Lo hacía en todos los campos como lo conocieron los colombianos que seguían en televisión los Consejos Comunales de los sábados. También han utilizado falsos positivos inexistentes, con falsos testigos, para sustentar falsas acusaciones, orientadas a desacreditar la Seguridad Democrática y favorecer al terrorismo.
  1. El Centro Democrático tiene una bancada cumplida, honrada, coherente. Hace oposición sin prebendas. He defendido a mis compañeros perseguidos políticos y he pedido la más drástica sanción para funcionarios sobornados.
  1. He solicitado que levante la mano algún contratista, que en mi larga carrera política, pueda decir que lo he favorecido o perseguido en contra de la ley.
  1. Introduje las audiencias públicas de contratación; para adjudicar la concesión del aeropuerto El Dorado, la audiencia tomó dos meses. También pusimos en marcha las veedurías comunitarias y el portal de compras del Estado. El programa contratistas visibles obligaba a éstos a dar la cara a la comunidad durante los Consejos Comunitarios. En lugar de recursos parlamentarios corruptos, mermelada, como se conoce, las asignaciones regionales se discutían en Consejos Comunitarios y en audiencias públicas.
  1. Santos ha permitido el robo de SaludCoop y de Caprecom, para disimularlo rodaron el infundio de que mi señora era la dueña de la primera. Congresistas que ofrecían sus servicios para cobrar las cuentas de Caprecom, se robaban la salud, me acusaban de ser el culpable de sus males por la Ley 100.
  1. He sido cumplido y honrado en mis obligaciones en el sector privado, en las actividades empresariales que empecé en la adolescencia. Mis bienes son conocidos, todos declarados, no tengo testaferros y de nadie lo he sido. He informado al país sobre una cuenta bancaria en el extranjero, el origen de sus fondos y la cuantía. Tengo la cuenta bancaria nacional abierta a mis 18 años cuando hacía empresa con una quesera –Quesos Yeya-, y un negocio innovador de comida rápida –El Gran Banano-.  He enfrentado toda suerte de acusaciones, en el país y en el extranjero, en la justicia, en el foro y en la calle. Las Fuerza Pública me presta servicio de protección desde 1988, año en que la ayuda de trabajadores de El Ubérrimo me permitió eludir un secuestro del EPL. Nunca he dispuesto de escolta privada. Mi hermano, sobreviviente del atentado de Farc que produjo el asesinato de mi padre, enfrenta desde su reclusión la andanada de los falsos testigos, promovidos por el narcoterrorismo, sediento de venganza porque lo combatí. Mis hijos trabajan de sol a sol, con transparencia, y han dado la cara a las acusaciones que les han formulado.
  1. He cometido errores, he tenido limitaciones, no he podido lograr para los conciudadanos todo lo que habría querido, pero no he robado a mi Patria. Defiendo a nuestra democracia y me horroriza registrar que nos llevan por el camino de una segunda Venezuela de Chávez y Maduro.
  1. Pido permiso para participar en la marcha del 1º de Abril; será una estación en el camino para cambiar el rumbo. El dilema es democracia o Chavezdesgracia.
  • Expresidente de la República y Senador

 

Álvaro Uribe Vélez

 

Rionegro, Antioquia, Marzo de 2017

  Share: