Mitos y verdades sobre los vehículos eléctricos

Bogotá, 8 de marzo de 2017.– Con la aparición de los vehículos eléctricos en el mundo, fueron diferentes las cualidades que se les atribuyeron a los modelos sobre su rendimiento, fuerza, capacidad y otros aspectos relevantes, algunos de ellos acertados y otros tantos desorientados a lo que es en realidad la experiencia de tener un automóvil eléctrico en casa.  Buscando reafirmar las verdaderas cualidades y desmitificar aquellos puntos falsos, Kia ha identificado 4 mitos y verdades sobre los vehículos eléctricos, para que tome nota y no se deje engañar:

  • Fuerza

 Algunas personas piensan que un vehículo eléctrico no posee el torque suficiente para encarar terrenos de montaña o que su motor tendría que esforzarse demasiado para mover todo el peso del vehículo, la realidad es otra, los vehículos eléctricos aplican el 100% de su torque desde la primera aceleración (a diferencia de los carros a combustión que logran este nivel a un determinado número de revoluciones por minuto del Motor). Para dar un ejemplo: en un Soul EV, encontramos la fuerza de arranque disponible en un vehículo con un motor a gasolina 3.0 litros, pero con la mitad del peso, eso hace que la respuesta de aceleración sea inmediata, incluso como la hace un vehículo deportivo.

  • Velocidad

 Existen quienes piensan que un vehículo eléctrico no supera fácilmente el límite de los100 kms/h, sin embargo, podemos indicar que un gran porcentaje de estos autos lo superan con total facilidad y lo mejor, de manera completamente silenciosa. Prueba de los grandes alcances en esta tecnología de movilidad está en la formula E, campeonato mundial de automovilismo de vehículos 100 % eléctricos.

  • Duración de la Batería

Como usuarios de teléfonos móviles, vemos que la energía se reduce rápidamente con un mayor uso y aumentamos la posibilidad de quedarnos sin batería en cualquier momento. A la hora de integrarnos al concepto de movilidad eléctrica, nos vemos obligados a entrar en una nueva cultura donde la palabra autonomía recobra gran importancia.

Al iniciar la marcha debemos tener total certeza de la distancia a la que viajaremos, de la capacidad de kilómetros a recorrer, para lo cual el vehículo nos mantiene completamente actualizados a través de su tablero de instrumentos. Por último la proximidad que puede tener a una estación de carga pública (electrolinera), para lograr una carga rápida que permita extender los desplazamientos. Ahora bien, una batería de un vehículo eléctrico tiene un ciclo de vida estimado aproximado de 3.500 ciclos de carga, es decir casi 10 años continuos de uso cargándolo diariamente.

  • Costo de energía al cargarlo en casa

Quienes se muestren interesados en integrarse a ésta tecnología de movilidad pueden pensar que el incremento de la factura de energía será abrupto y que sus costos de traslado serán mayores que utilizar un vehículo a combustión. La realidad es que un vehículo eléctrico puede ahorrar entre un 50% a un 75% frente al gasto normal de gasolina.

Para que el cálculo de costos sea fácil de entender, plantearemos el siguiente ejemplo: el costo de un Kw (medida de energía), varía de acuerdo al nivel socioeconómico en el que el cliente viva, si hablamos de un estrato 6 se maneja una tarifa promedio por Kw de $550 pesos, el Kia Soul EV almacena en sus baterías un total de 27 Kwh, quiere decir que una carga completa cuesta $14.850 (con la cual podemos recorrer 200 kms). Con un vehículo a combustión que consuma 40 kilómetros por cada galón de gasolina necesitaría para trazar los mismos 200 kms, 5 galones, cerca de $40.000, lo cual nos arroja un 63% de ahorro.

Kia continúa fortaleciendo su mercado nacional, implementando estrategias como la ampliación de la garantía a 7 años o 150.000 kilómetros, lo que primero suceda; además de otras acciones que motivan la compra de vehículos eléctricos que resultan ser las mejores opciones para contribuir con el medio ambiente.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.