Tropas venezolanas invaden Colombia. Gobierno calla.

Bogotá, 22 de marzo de 2017.– Un grupo de 60 militares venezolanos invadió el domingo territorio colombiano cerca de Arauquita, armó un campamento e izo la bandera de su país. Destruyó un cultivo de plátano propiedad de un colombiano e intimidó a la población.

El gobierno guardó silencio. El ejército colombiano también. Sólo hasta la noche del miércoles la Cancillería informó que “los soldados venezolanos se están retirando” del lugar.

El gobierno de Juan Manuel Santos manejó la invasión como suele manejar todas las cosas, por debajo de la mesa. A las escondidas. La defensa de la soberanía nacional no parece ser una prioridad de la Cancillería, ni del Ejército.

¿Se trató de una provocación ordenada por el gobierno de Nicolás Maduro para crear un incidente internacional para tapar sus últimas decisiones?

¿Se trata de un grupo de militares venezolanos que intentaba desertar y que el gobierno colombiano devolvió a su país para evitar problemas con su socio y amigo Nicolás Maduro? Todas las especulaciones son válidas. No hay información oficial. Quizá nunca la haya. Estamos en una nueva versión del tapen, tapen.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.