¿Lenin Moreno Será a Correa,  como Santos a Uribe?

Por : Ma.Alejandra Trujillo M.

El pasado miércoles el licenciado Lenin Moreno asumió como presidente de la República del Ecuador , a pesar de la percepción tan alta que tenemos de la legitimidad de su elección llega con un discurso bastante conciliador y diferente a las políticas que tenia el gobierno de Correa, en los últimos 10 años.

Cuando Correa inicia su campaña en el 2006 el país estaba en una crisis y descontento por los malos manejos que tenia el partido social cristiano y logró llegarle a un electorado que le hacia falta un discurso el cual Rafael Correa consolidó por tener cercanía y poder hablarles a los indígenas,   lo cual logro posicionarlo  en una población fuerte que tiene ecuador en tema político.

Pero como esta campaña del 2017 no era el candidato , no creo que fuera un éxito de Correa la elección de Moreno,  fue el éxito de una estrategia que logro entender que una campaña organizada y con objetivos claros siempre logrará el éxito propuesto.

Ellos se centraron a consolidar un electorado que estaba indeciso pero que solo necesitaba que fuera convincente el discurso o “la presión” que se hiciera para que ellos votaran; un discurso enmarcado en propuestas que cumplían los sueños de los Ecuatorianos ayudado por un rechazo masivo a Correa  y una campaña racional muy poco emocional como la de Lasso.

Se dice en el argot político que “el que cuenta los votos es el que gana”  y en esta ocasión paso lo mismo;  las campañas opositoras no tuvieron garantías para su libre desarrollo, tenían un presidente en campaña de desprestigio a la oposición de manera permanente, un gobierno inaugurando obras y prometiendo que la continuidad sería la mejor opción para terminar lo que estaba pendiente, y una campaña de un solo candidato ya que su candidato vicepresidencial no estuvo activo por los cuestionamientos que ha tenido lugar en los últimos meses.

A todo eso sumémosle que los espacios en medios de comunicación eran 10/1, tenían un noticiero y un periódico para uso permanente del gobierno, una sabatina cada 8 días del presidente presionando  y el resto de medios de comunicación con una restricción tácita para cualquier apoyo a la oposición.

Debo afirmar que no se tuvieron garantías para tener el desarrollo de una campaña  de manera equitativa ni en medios de comunicación ni en recursos.

Si me preguntas como veo el tema político en Ecuador puedo responderte que es el mejor momento que puede tener el país para que el presidente electo Moreno demuestre sus capacidades logrando darle un rumbo diferente y un aire de renovación al  Ecuador.

El país esta  cruzando por una crisis económica, unas restricciones para la generación de nuevos empleos que no permite minimizar los indicadores tan elevados que existen y el descontento de la población sobre el mismo tema, un déficit en el presupuesto limitará las obras y su única solución es abrir las fronteras a nuevos desarrollos que permita activar la economía.

El descontento social creado sistemáticamente en los últimos 10 años solo ha generado resentimientos y antivalores que deben ser subsanados; para el presidente electo será un  reto lograr que el 49% de los electores que no votaron por él cambien su forma de pensar y pasen de ser la oposición a permitirle tener la gobernabilidad que requiere después del aire y sin sabor con que quedo Ecuador en la denuncia que instauraron por el supuesto fraude electoral.

En el discurso de posesión Moreno demostró que empezó alejándose de las políticas de Correa, suspendió 6 atribuciones del vicepresidente actual, empezó conversaciones con el Banco Mundial, termino el ministerio de la felicidad y aseveró en su discurso que ya fueron 10 años de Correa , se lo agradecía pero a partir del momento sería la oportunidad de Moreno, ¿así o más claro?

Considero que si el desea alejarse de lo que la oposición de Ecuador se queja,  lo principal será dar ejemplo en el tema de la corrupción y volverse un abanderado de la transparencia, reconocimiento que le daría el respaldo que requiere para tener legitimidad entre los Ecuatorianos y el respeto de la comunidad Internacional.

Después de que el saliente Presidente Correa aseverará públicamente que no investiga casos de corrupción porque “ no se le daba la gana de hacerlo”;  esperemos que el entrante presidente no salga con ese sarcástico sentido del humor y logré unir a nuestros hermanos Ecuatorianos.

@MarialeTrujillo

 

  Share: