Industria 4.0, ¿una realidad aún lejana en Colombia?

Bogotá, 21 de junio de 2017.– Weidmüller revela que los avances tecnológicos y los cambios acelerados están obligando a las empresas a adaptarse a la nueva era de la digitalización industrial y Colombia no se ha quedado atrás en este panorama.

Actualmente en el país según un informe desarrollado por Deloitte, la industria colombiana está en la fase temprana de la adopción del RPA (Robotic Process Automation, que en español significa, Automatización robótica de procesos). Representando esta situación ahorros de más del 50% en los procesos productivos de las industrias como velocidad, precisión y trazabilidad en la ejecución de tareas rutinarias.

Sin embargo y pese a esta adopción en esta primera etapa en Colombia, aún la implementación de la cuarta revolución industrial o Industria 4.0 se ve muy lejana, más cuando se ve que el sector industrial en el primer trimestre de 2017 reporto un crecimiento del 0.3% en el producto interno bruto del país, tema que refleja que este sector de la economía debe fortalecer más sus procesos, ya que la misma industria representa un reglón importante en el país pero no está dentro de los tres primeros que jalonan el PIB del mismo. En comparación de los ejemplos que nos da Alemania, uno de los países que más apoya su economía en el sector industrial, representando este el 30% del producto interno bruto del país germano.

“Los sistemas ciberfísicos ya existentes en muchas compañías se están expandiendo, de forma trasversal y vertical. Primero por la facilidad de sensorizar y controlar todos los elementos para optimizar tanto la medición y control, como la planificación de las operaciones industriales, y segundo por la mejora de la integración con otros sistemas y plataformas, como la realidad aumentada, las aplicaciones en movilidad, y las soluciones de optimización y toma de decisiones avanzadas, como para el análisis de tendencias y los sistemas de predicción. Este conjunto de funciones avanzadas dentro del entorno Industrial se han incorporado a los sistemas tradicionales dando lugar a lo que se conoce como fabricación avanzada” afirma Jaime Cabrera Martínez, Especialista de Producto de Weidmuller.

Aunque la Industria en Colombia sigue siendo uno de los sectores más productivos, así se reflejó pasando de un 1.8% en 2015, al 3.5% en 2016 en el PIB. En la actualidad en el primer trimestre de 2017 ocupa el cuarto renglón del Producto Interno Bruto, detrás de la Agricultura, establecimientos financieros y seguros y servicios sociales, comunales y personales, reflejando esto la necesidad de contar con industrias automatizadas, que permitan mejores procesos de producción y que conllevan a productos competitivos, empleos tecnificados y de alta calidad e incremento de exportaciones en el mismo sector.

“La innovación a lo largo del Ciclo de Vida del producto inteligente y conectado, combina la capacidad analítica de las herramientas informáticas con los datos, cada vez más ricos, proporcionados por el producto inteligente a lo largo de su ciclo de vida. Combinando los datos recogidos del producto inteligente (CPS), de las máquinas (CPPS) y de los clientes se tomarán decisiones para optimizar la fabricación, los servicios y la experiencia del cliente. Con la base de todo ello estarán los sistemas PLM avanzados, interconectados y con sistemas de análisis y visualización potentes e intuitivos” asegura Cabrera Martínez.

Contar en el país con una Industria 4.0, es permitir que las industrias puedan satisfacer las necesidades actuales de los clientes que hoy demandan productos de alta calidad y personalizados, con un tiempo de producción menor, por lo que las compañías tendrán que invertir en digitalización para ser cada vez más competitivas. Es así que el potencial que tienen para transformarse es enorme y traerá con él una nueva forma de producción, basada en la implementación de fábricas inteligentes. Esto permitirá hacer más eficiente la cadena productiva, simular un producto digitalmente o un prototipo 3D, prevenir y reparar defectos a través de procesos automatizados y reducir los costos operativos.

  Share: