Un buen argumento para una campaña electoral

Por : Ma.AlejandraTrujillo M..–

Esta semana tuve la necesidad de investigar sobre la pobreza extrema en Colombia y me encontré con la sorpresa de que el Departamento de la Prosperidad Social ha trabajado durante los últimos años en mejorar la calidad de vida de miles de colombianos con proyectos y participación compartida con gobiernos locales  y comunidades. Muchos de esos proyectos han mejorado la calidad de vida de miles de personas lo cual el país no conoce.

Ustedes no se imaginan como le brillaban los ojos a este doctor que me llenaba de argumentos y me hacia sentir que su trabajo valía la pena. Recorrer mas del 95% de los municipios, conocer la realidad del país no son un trabajo para él sino un placer. Su objetivo es generar sonrisas y no votos. Su meta hacer un cambio de vida y llevar sueños para mejorar la vida de las nuevas generaciones. No  se trata de incrementar indicadores.

Me hizo cuestionarme si los políticos entenderán la necesidad de trabajar con gente a quien le interese la gente. Que busquen el equilibrio y los beneficios de las poblaciones mas necesitadas para acortar las brechas que tenemos en nuestro país  generadas por décadas de violencia y desigualdad social.

Las campañas en Colombia ya se iniciaron, con candidatos al congreso  que prometen equívocamente obras y recursos para sus regiones, sabiendo de antemano  que ellos solo pueden legislar. Y una campaña a la Presidencia de la República con más de 20 candidatos que lo único que buscan es hacerse contar para tener capacidad de maniobra o negociación y pegarse al candidato que puntee en las encuestas asegurando una entrada directa al siguiente gobierno.

¿Será que los Colombianos no asimilamos que el presupuesto para el tema social es inferior a lo que se requiere? ¿Que el gobierno promete obras sabiendo que no cuenta con los recursos? ¿Qué cuestiona la insatisfacción de los que marchan  y paros sociales por su incumplimiento? ¿Qué el país esta colapsándose y no hay un liderazgo que demuestre una posición clara y contundente?

Pero regresemos al tema de mi artículo, cuantos políticos podrían pensar como este Doctor que respiraba por los poros su compromiso con el país, ¿Cuántos candidatos sienten las necesidades de su electorado como suyas? ¿Cuántos colombianos estaremos dispuestos hacer un verdadero cambio para aportar en la mejora de un país mas justo?¿Cuántos de nosotros daremos nuestro voto por gente diferente en el Congreso y en la Presidencia?.

Si pudiera votar a cualquier cargo de elección por él,  lo haría;  por una sola razón porque considero que los liderazgos políticos son pocos, ya sea por miedo, falta de compromiso o desconocimiento de lo que significa la profesionalización de la política, pero sobre todo por que jamás hacemos nada nosotros mismos por mejorar y aportar a futuras generaciones.

Lo único que me atrevo a decir es que si cada político pensara como él, seguramente nuestro país sería otra cosa; esto no es un tema de derecha o izquierda , de capitalismo o socialismo; es un tema humanístico porque lo que debe buscar  sea quien sea el futuro Presidente de Colombia  es la integración de las personas con su medio, su cultura, sus metas, sus habilidades, su autonomía, su comunidad y su felicidad.

  Share: