Hábitos del consumidor en línea en Colombia y América Latina

Bogotá, 26 de octubre de 2017.– Gracias al Internet y la globalización de los mercados, el comercio electrónico apareció como una actividad que permitía a los usuarios adquirir productos, literalmente, del otro lado del mundo. Si bien, en un inicio los procesos eran demorados y poco confiables, pronto florecieron empresas que permitieron el intercambio con una mejor experiencia y altos niveles de seguridad.

Linio, uno de los ecommerce con mayor presencia en la región, quiso conocer más sobre el estado actual del comercio electrónico en América Latina, las tendencias más importantes, las cifras que lo caracterizan y los retos futuros que se afrontarán.

Actualmente, el 20% de los latinoamericanos hacen compras online, y existen pronósticos, como el de Business Insider, que indican que para el 2018 habrá ventas en Internet por unos 85,000 millones de dólares, con un crecimiento a tasas promedio del 30% anual, de acuerdo con el Instituto Latinoamericano del Comercio Electrónico; lo que lo posiciona como uno de los rubros más importantes para la economía de la región.

Contexto latinoamericano

 La región es un mosaico de cualidades y situaciones que revelan las diferencias nacionales en materia económica, política, social y cultural. El comercio electrónico se ha integrado en un contexto de crecientes accesos de Internet tanto en computadoras de escritorio como telefonía móvil. Sin embargo, aún quedan esfuerzos por realizarse, sobre todo en las regiones más pobres y con dificultades para integrar la tecnología.

Actualmente, en América Latina el 60% de la población tiene acceso a Internet; casi 42% de los hogares tienen computadora con el 10% de banda ancha fija. Por otro lado, en telefonía móvil, el promedio de penetración está en 120%, principalmente por la oportunidad de acceder a más de un dispositivo móvil a bajos precios y oportunidades de financiamiento.

 

Acceso a internet en América Latina
  Penetración Internet Penetración de banda ancha fija Hogares con computadora Penetración telefonía móvil
Argentina 78.60% 16.94% 67.70% 150.67%
Bolivia 44.10% 2.57% 33.90% 90.75%
Brasil 65.90% 12.97% 56.50% 118.92%
Chile 77% 15.97% 64% 127.12%
Colombia 58.10% 11.80% 45.20% 117.09%
Costa Rica 86.90% 11.59% 51.70% 159.23%
Ecuador 81% 9.74% 42.40% 84.30%
El Salvador 50.40% 6.01% 20.80% 140.75%
Guatemala 34.90% 3.04% 23.40% 115.34%
Honduras 30.40% 2.56% 23.50% 91.22%
México 56% 12.67% 45.60% 88.23%
Nicaragua 31.80% 2.79% 13.15% 122.10%
Panamá 75.60% 9.55% 42.50% 172.30%
Paraguay 51.40% 3.35% 33.30% 104.77%
Perú 56% 6.72% 33.20% 117.06%
Uruguay 69.40% 26.79% 71.80% 148.71%
Venezuela 60% 8.23% 44.80% 86.99%
LATAM 59.26% 9.61% 41.97% 119.74%

De acuerdo con la firma Frost & Sullivan, para el año 2025 se espera una penetración de Internet del 85% de la población en la región, de los cuales unos 459 millones serían usuarios de Internet móvil, es decir, 2.5 millones de dispositivos conectados; con un promedio de 3.5 dispositivos por persona.

Situación que beneficia al comercio electrónico, con el aumento de usuarios, y compradores en el mercado inclinándose hacia el comercio móvil, ya que es el acceso más numeroso, fácil y barato con el que cuenta la población latinoamericana para realizar actividades en línea.

¿Cómo es el comercio electrónico en América Latina?

 Lo que caracteriza al mercado virtual en la región es la heterogeneidad en hábitos y preferencias de los usuarios, es decir, existe una amplia variedad de experiencias y costumbres que dificultan describir globalmente las tendencias; sin embargo, hay algunos puntos en común:

  • Existe poca o nula cultura del comercio electrónico y la bancarización; por lo que el pago con tarjetas de crédito no es tan usual y se han tenido que ofrecer diferentes formas de pago en efectivo.
  • Globalización de costumbres como el Black Friday, Cyber Monday, Thanksgiving, y Navidad; se espera que los días de promociones se cambien de días a meses o temporadas.
  • El tema de la confianza es paradójico, pues, por una parte, ya existe más información para el usuario que le brinda seguridad en sus compras como las reseñas de otros usuarios; pero aún es una limitante pues los compradores no confían plenamente en las páginas como cuidadoras de la privacidad de sus datos.
  • Prevalece el Omnicommerce, es decir, revisar productos en Internet y comprar en la tienda física y/o viceversa.
  • La ausencia de reglas nacionales y regionales derivadas de la autorregulación y heterorregulación, que finalmente repercute negativamente sobre la confianza del consumidor.

Algunas cifras y datos

  • El comercio electrónico en Latinoamérica está concentrado en tres países: Brasil (42%-44%), México (12.3%-15%) y Argentina (8.9%-14%). Mientras que todos los países restantes suman un 25%-27%.
  • De acuerdo con el Banco Interamericano del Desarrollo, el 4% del comercio electrónico mundial proviene de América Latina, para el 2018 será el 5%. Asimismo, existen 121.1 millones de compradores digitales de bienes y servicios, y para 2019 serán 151.1 millones.
  • La Asociación Latinoamericana de Internet considera que el 40% de las empresas (32%pequeñas y 77% grandes), poseen sus propios sitios web y correos electrónicos
  • 70% de los ingresos de la industria turística en América Latina son ventas online.
  • La industria de los alimentos es la que más se diversifica a través de sus aplicaciones móviles (fast food), sin embargo, aún tiene bajas puntuaciones de los usuarios.

Comercio móvil

El comercio móvil (o m-commerce), representa el 20% de todo el comercio electrónico en América Latina, es el rubro que más crecerá, debido a que la penetración de los teléfonos inteligentes incrementa en un 12% al año o más, gracias al bajo costo de los equipos frente a las computadoras de escritorio o laptops.

Los vendedores de sectores clave, han creado soluciones creativas para aquellos compradores que no tienen o no quieren introducir sus datos de tarjeta de crédito en un dispositivo móvil, tales como los pagos mediante descargas móviles, carteras inteligentes, redes sociales, etc. Entre los sectores con un fuerte potencial para usuarios no bancarizados están los servicios de agregar dinero a cuentas de servicio móvil, entretenimiento, servicios de pagar facturas y para empresas pequeñas.

¿Cuáles son los retos?

Los principales retos a los que se enfrentan las empresas dedicadas al comercio electrónico están relacionados con la seguridad y privacidad de la información así como con el miedo de los compradores a ingresar información personal en una página web o aplicación móvil, posibles fraudes, complicaciones logísticas y métodos limitados para pagar.

AMIpersectiva indica que el comercio electrónico crecerá más rápido entre pagos en efectivo que con usuarios de tarjeta de crédito. Este año, hay un aproximado de 104 millones de personas con crédito y 105 millones de personas sin crédito; para el 2019 habrá 115 millones y 117 millones, respectivamente. En este sentido, de acuerdo con la IEBS School la penetración de pagos en efectivo es de un 25% para Brasil, 30% para México, 34% en Colombia, 33% en Perú y 40% en Argentina.

Ante esta situación, Linio cuenta con fuertes políticas y certificados de seguridad y privacidad, así como las herramientas más avanzadas y confiables para el resguardo de los datos de los usuarios. Además, de ofrecer diversos métodos de pago como: tarjetas bancarias, PSE, Efecty y Pago contra entrega.

Hábitos de usuario Colombia

 El 80% de los usuarios de Internet colombianos consulta en la web o por medio de una aplicación un producto o servicio antes de adquirirlo; el 50% de esas consultas se concreta mediante una compra en línea. Las categorías más consultadas son: moda y accesorios, hogar, espectáculos, viajes, tecnología y turismo.

El comercio electrónico creció en un 50% del 2013 al 2016, mientras que el móvil en un 40%; la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico reportó en octubre del año pasado que, en 2015, las transacciones mediante comercio electrónico sumaron un total de 16.3 mil millones de dólares, incluyendo los pagos de impuestos y las transacciones de negocio a negocio. Otros estudios como el de Euromonitor indican que en ese mismo año las ventas alcanzaron solamente 3.1 mil millones.

Por otro lado, el pago con tarjetas de crédito fue el método de pago más empleado con un 57%, el 94% de los compradores utilizaron una computadora, 49% uso también teléfonos inteligentes y sólo un 26% tabletas.

Poco más de la mitad de los usuarios tuvieron una experiencia sin problemas (52%); los problemas más reportados son retrasos con la entrega y productos que no correspondían con sus descripciones.

¿Cuáles son sus compras favoritas?

 Según The Cocktail Analysis, en 2016 los productos que los colombianos más compraron por Internet fueron:

  1. Ropa
  2. Viajes
  3. Productos electrónicos
  4. Entradas a eventos
  5. Alimentos
  6. Belleza
  7. Telecomunicaciones
  8. Cultura (libros y revistas)
  9. Decoración para el hogar
  10. Productos deportivos

En contraste, el Observatorio de Compra Online de Cámara Colombiana de Comercio Electrónico de 2016 indica que los productos más comprados por Internet fueron:

  1. Indumentaria
  2. Productos electrónicos
  3. Alimentos
  4. Productos de belleza
  5. Productos culturales (libros y revistas)
  6. Productos para decoración del hogar
  7. Productos deportivos
  8. Medicamentos

Mientras que los servicios más adquiridos:

  1. Viajes (paisajes)
  2. Entradas para eventos
  3. Telecomunicaciones
  4. Banca
  5. Seguros

El futuro del comercio electrónico en América Latina

 El acceso y uso del Internet seguirá su crecimiento en la región, sobre todo el enfocado a las redes móviles y el comercio electrónico. La diversificación en los perfiles de usuarios será benéfica para el mercado cada vez más personalizado que continuará dividido entre dos grupos de compradores: los que prefieren el crédito y aquellos que se inclinan por el pago en efectivo.

Otras tendencias que tendrán influencia en el mercado son, por ejemplo, el aumento en las novedades tecnológicas, la incorporación de usuarios de la tercera edad, la actualización, renovación y creación de tratados de libre comercio internacionales con diferentes regiones y la entrada de nuevos competidores de todo el mundo.

 

  Share: