Analítica, ¿la solución avanzada capaz de acabar la corrupción?

Por: Vivian Jones *

La corrupción le cuesta a Latinoamérica más de 140 mil millones de dólares cada año (según reportes divulgados por Global Financial Integrity). Esto se calcula que es el 3% del Producto Interno Bruto – PIB de toda la región. Se trata de una situación que afecta tanto a gobiernos como a empresas privadas y según lo visto recientemente, incluso a los dos al mismo tiempo.

Aun cuando se trata de un fenómeno que está directamente relacionado con las personas, su ética, moral y comportamientos, la tecnología está al servicio de quienes buscan realmente combatir este flagelo.

Una correcta gestión de los datos, soluciones analíticas enfocadas en la prevención de fraudes y trazabilidad de las operaciones mediante cadenas de bloques de información encriptada (lo que se conoce como Blockchain), están ayudando a los países que tienen políticas claras para controlar este fenómeno.

Pero la prevención del fraude va mucho más allá de la teoría y las regulaciones, e incluso del accionar de las autoridades. Requiere que las organizaciones y entidades traduzcan la legislación en impactos positivos y educación en sus empresas, empleados y socios comerciales.

La tecnología funciona siempre y cuando los ciclos de compras no sean propensos a errores, excepciones o corrupción. Se requiere atención para mejorar la mitigación de riesgos y manejar los difíciles desafíos legales.

En la contratación o procesos de compras se debe prestar especial atención a la diligencia debida en torno a terceros, incluidos proveedores, socios, agentes y empresas conjuntas, ya que pueden surgir problemas a través de fraude de precios, inflación de precios y facturación doble si no se ponen en marcha procesos sólidos.

En la práctica, esto significa que no existe un enfoque único que detecte todo tipo de fraude, errores, excepciones o incluso algún tipo de corrupción en procesos de compras.

Es necesario un enfoque híbrido, que incluya un enfoque analítico que combine las reglas comerciales, el análisis de mercados, las comparaciones con fuentes externas de datos descriptivos de la empresa y el análisis de enlaces entre proveedores o entre proveedores y empleados.

Las soluciones para garantizar la integridad de los procesos de compra realmente necesitan poder ingerir tipos de datos heterogéneos desde múltiples sistemas administrativos, contables y de recursos humanos. Solo entonces pueden los equipos internos acelerar las evaluaciones y las auditorías, así como documentar los casos para una mayor investigación o enjuiciamiento.

Entonces ¿puede la analítica acabar la corrupción? La respuesta es sí, pero depende de las personas, su moral, ética y comportamientos que eso realmente suceda.

 

* Country manager para Colombia y Ecuador de SAS

 

 

  Share: