Los colombianos y la tecnología, básicos muy básicos

  • El 43% de los colombianos que han ingresado al mundo digital se encuentra en un nivel básico (entretenimiento y comunicación); el 27%, ha avanzado a participar apoyando causas y se ha vinculado a procesos educativos, pero solo el 4% ha llegado realizar transacciones y producir ingresos a partir de la apropiación de la tecnología.
  • En el 34% de las empresas no se encontró evidencia alguna de uso de la tecnología; el 17%, se encuentra en el nivel básico, el 36% está en un nivel intermedio y solo el 13% han llegado a aplicar  nuevas herramientas como bots, big data, aprendizaje automático, Internet de las cosas o Analytics.

Bogotá, 6 de diciembre de 2017.— La mayoría de los colombianos está en un nivel básico en apropiación de la tecnología digital, según el estudio “Transformación y apropiación digital” dado a conocer este miércoles por el Centro Nacional de Consultoría (CNC).

“Apropiarnos de algo nos reconoce como humanos –expresó Carlos Lemoine, fundador del Centro Nacional de Consultoría-. La tecnología es una herramienta, pero detrás de cada invento, y detrás de cada novedad de la tecnología, hay una persona. Por eso, estamos hoy aquí, para brindar datos, datos que sirvan para ser mejores seres humanos, usando  la tecnología y para que las empresas, sean también mas humanas y sepan usarla para crecer y generar empleo y riqueza”.

El análisis, uno de los seis que el CNC presentará durante los próximos meses como parte de la celebración de sus 30 años de labores, fue revelado por Carlos Esteban Lemoine, Fabricio Alarcón y Pablo Lemoine, directores del proyecto, quienes aplicaron una nueva metodología que tuvo en cuenta no solo el análisis de qué tanto utilizan los colombianos las herramientas tecnológicas, sino para qué.

“La mayoría de los estudios que se han realizado hasta ahora sobre el tema tienen en cuenta sólo el nivel de uso de las personas –explico Carlos Esteban Lemoine-, pero el número de veces que yo entro a YouTube no es suficiente para explicar mi relación con la tecnología, porque no especifica si yo ingreso para buscar el playlist de la fiesta de fin de semana o un tutorial para aprender ecuaciones diferenciales”.

En ese sentido, el nuevo análisis del Centro Nacional de Consultoría incluyó no solo los usos sino las intenciones de esos usos en un indicador que denominaron “Índice de Apropiación Digital” (IAD).

Según este índice, el promedio de los colombianos está en 0,24 en este IAD, por encima de países como México (0,21), pero por debajo de Chile (0,32), Argentina (0,33) y de los países europeos, el mejor de los cuales es Holanda, con 0,45.

Por encima de ese promedio nacional, asegura el estudio, están aquellas personas que participan de algún tipo de proceso educativo virtual (0,46), los que ejercen algún tipo de activismo por medios virtuales (o,46), los que hacen gran parte de sus compras por Internet (0,47) y aquellos que manejan sus transacciones bancarias desde una app en su teléfono (0,51).

Sin embargo, de acuerdo con la encuesta, la mayoría de los colombianos que han ingresado al mundo digital (43%), se encuentra en un nivel básico, en el cual el uso de las herramientas digitales se limita al entretenimiento y la comunicación básica; el 27%, ya ha avanzado a participar en procesos educativos y crear interacciones en el mundo virtual, pero solo el 4% ha llegado realizar transacciones y producir ingresos a partir de la apropiación de la tecnología.

Es a este 4% de la población, que ha reducido su interacción con el mundo tradicional y prefiere relacionarse con personas e instituciones que tengan actividad en el mundo virtual, a las que se dirigen la gran mayoría de las iniciativas digitales, como el consumo de televisión vía streaming o el comercio electrónico, las cuales, asegura el estudio, crecerán de manera importante en los próximos 7 años.

El reto, concluyeron los directores del estudio, es seguir disminuyendo la desigualdad digital y poner en manos de todos los colombianos las mismas posibilidades de transformación para que puedan ascender en la pirámide de la apropiación digital.

Un segundo estudio, centrado en la transformación digital en las empresas, combinó 43 tecnologías y 32 objetivos, para un total de 129 implementaciones. El análisis arrojó que, de 1 a 5, las empresas colombianas tienen, en promedio, un Índice de Transformación Digital de 0,23, el cual sube a 0,52 en las grandes compañías; 0,45, en las medianas y 0,33 en las pequeñas; sin embargo, en las microempresas, que representan el 92% de las compañías del país, el índice baja a 0,22.

De acuerdo con el estudio, en el 34% de las empresas analizadas no se encontró evidencia alguna de uso de la tecnología; el 17%, se encuentra en el nivel básico (remplazando los documentos en papel), el 36% está en un nivel intermedio (aplicando la tecnología para ser más eficiente) y solo el 13% han llegado a aplicar (en porcentajes muy pequeños) nuevas herramientas como bots, big data, aprendizaje automático, Internet de las cosas o Analytics.

Adicionalmente, el estudio revelado por el Centro Nacional de Consultoría, concluye que, como era de esperarse, las empresas más nuevas, así como aquellas en las cuales sus empleados tiene un promedio de edad menor, tienen un mejor Índice de Transformación Digital.

Los presentes al evento trazaron caminos, que desde su sector, permitan crear los incentivos para que tanto ciudadanos como empresas aumenten de nivel de Apropiación y transformación digital. El reto es estar presentes en la cuarta revolución industrial.

Frente a este panorama, desde el sector público, Juan Sebastián Rozo, viceministro general de las TIC, aseguró que en todos los sectores es necesario afianzar la cultura y la confianza en lo digital. “Adicionalmente –aseguró el funcionario-, es necesario clarificar el ecosistema regulatorio y todo lo que tiene que ver con la normatividad”.

Por su parte, Óscar Cabrera, presidente ejecutivo del BBVA en Colombia, aseguró que es necesario trabajar, en el caso específico de la banca, en tema de los costos, y, en general, ser conscientes de que la tecnología no solo debe pensarse como una forma de transformar lo analógico sino sacarle el mejor partido posible.

  Share:

Deja un comentario