A todos nos ha pasado. Escribimos una cosa y sale publicada otra muy diferente. Entonces quienes nos siguen concluyen que estamos locos o se nos olvidó la poca ortografía que aprendimos en la primaria.

La culpa es del llamado texto predictivo. Una herramienta que viene con los teléfonos celulares, el iPad y algunos programas y computadores y que, en teoría, nos debería facilitar la escritura de mensajes de texto, chat o correo electrónico, pero que en realidad aumenta nuestras posibilidades de meter la pata.

Una herramienta que a punta de hacernos quedar en ridículo se ganó la animadversión de tuiteros y blogueros.

Tanta que @Patton acaba de crear el sitio http://malditotextopredictivo.com en el cual las víctimas del recurso podremos registrar nuestras metidas de pata, reírnos con las de otros y aprender a manejar el juguete.

Share Button