Qué tener en cuenta para comprar un televisor

La televisión está cambiando. En un mundoen el que los contenidos están, cada vez más, en la “nube” de Internet, el televisor, que sigue siendo el rey de los reproductores multimedia, no podía quedarse al margen. Desde hace unos años, en efecto, lo audiovisual lo está inundando todo. Y la llegada de los smartphones, con pantallas cada vez mejores, y de los tablets, cada vez más potentes y versátiles, no ha hecho más que complicar las cosas para el aparato estrella del salón.

La situación, salvando las distancias, se parece a la de la telefonía móvil hace apenas unos años. ¿Recuerdan? Cuando surgió el primer “Smartphone, la confusión y el desconcierto se apoderaron del sector, que vio cómo Apple y su iPhone imponían un modelo completamente nuevo y revolucionario de negocio. Antes del iPhone, los teléfonos hacían todos lo mismo, sin salirse de una estrecha línea de posibilidades marcadas y limitadas por operadores y fabricantes. Después del iPhone, cada teléfono pudo hacerse diferente a los demás, según las preferencias personales de su dueño. ¿El secreto? Llevar a la nube una multitud de pequeñas funcionalidades, las apps, que los usuarios pueden descargar a voluntad, personalizando el móvil a su antojo. Eso, y un sin fin de contenidos especialmente adaptados para ser consumidos por los nuevos teléfonos inteligentes. Contenidos, por cierto, que son en buena parte audiovisuales.

Frente a este panorama, y con un número creciente de usuarios que ya prefieren consumir vídeo en sus portátiles, teléfonos y tablets, el viejo televisor se ha visto forzado a evolucionar. El camino es largo y lento, pero desde hace ya unos años se viene estudiando la forma de llevar la nube a la tele. O mejor, la tele a la nube. Así, los televisores están aprendiendo a conectarse a internet, a funcionar con aplicaciones, a reproducir y servir contenidos on line, a volverse interactivos, a aprovechar las redes sociales…

Por eso, de la misma forma en que, en su momento, surgieron los “smartphones”, nace ahora el concepto de “Smart TV”. Y, a falta de un consenso general, los principales fabricantes se han lanzado a crear sus propios “ecosistemas” de aplicaciones y contenidos, sólo para los clientes de su marca. Samsung, LG, Sony, Philips, Panasonic… todos ellos ofrecen contenidos por internet a los que se accede por medio de “widgets” o pequeñas aplicaciones propietarias que permiten el acceso a determinados canales programación on line. Surge, al mismo tiempo, todo un rosario de plataformas, negocios cuya única actividad es la de reunir “paquetes” de contenidos y ofrecerlos después a los fabricantes de televisores para que los incluyan en sus modelos. Nace también la “web tv un nuevo tipo de accesorio que se conecta a cualquier televisor convencional y lo “convierte” en inteligente. Se trata de dispositivos que se conectan a internet y dan acceso a varios tipos de contenido on line.

Las posibilidades son muchas, aunque no hay que dejarse engañar por las apariencias: se trata, en general, de un negocio nuevo, todavía inmaduro y, lo que es peor, tremendamente fragmentado. Se podría decir que, a falta de un estándar, cada uno se ha lanzado a hacer la guerra por su cuenta, tratando de atraer al mayor número posible de clientes.

En cuanto al hardware, todas las marcas ofrecen ya Full HD (1080 lineas de resolución vertical) y permiten conectar discos externos de memoria, dispositivos HDMI o videoconsolas. Además, por supuesto, son capaces de conectarse a una red wifi para visualizar determinados contenidos en internet o para conectarse con los móviles o los tablets de los usuarios.

La elección de un televisor en concreto resulta, dada la creciente amplitud de la oferta, más complicada que nunca, de forma que incluso los usuarios más avezados se pierden hoy sin remedio en un mar de siglas y posibilidades que no terminan de comprender. Hemos seleccionado algunos de los modelos más punteros de cuantos hay en el mercado para explicar de la forma más sencilla sus diferencias y características.

Entre todas las marcas, las mayores prestaciones se encuentran en los televisores de las dos firmas coreanas, Samsung y LG.

LG Cinema 3D Smart TV

LG acaba de presentar su nueva generación de televisores 3D inteligentes.Más finos y estilizados que nunca, y con un mando, el Magic Control, que funciona como un ratón sobre la pantalla de un ordenador y permite seleccionar de forma rápida cualquier tipo de contenido. El mando cuenta también con un sistema de reconocimiento de voz que permite realizar búsquedas con la voz.

Entre las novedades, la aplicación Social Center que permite, por ejemplo, chatear con los amigos al mismo tiempo que vemos un programa, de forma que se puede comentar en tiempo real. Dispone de un catálogo de 1.200 aplicaciones diferentes que se pueden descargar en el televisor y un videoclub on line que permite alquilar películas y verlas en el momento.

Todos los televisores de esta gama incorporan la tecnología Cinema 3D, para el visionado de contenidos en tres dimensiones. Entre los canales on line, LG ha incluído uno llamado “Zona 3D” en el que se pueden ver ya más de un centenar de vídeos especialmente creados para las tres dimensiones. Un simple botón, además, permite crear un “efecto 3D” sobre la programación convencional (en 2D) y verla también, aunque con limitaciones, en 3D.

El televisor incluye varios pares de gafas polarizadas para poder disfrutar del 3D. Son muy parecidas a las que nos facilitan en el cine. Y para los aficionados a los videojuegos, el modo Dual Play, con dos pares de gafas especiales que permiten a dos jugadores ir más allá de la clásica “pantalla partida” y ver cada uno su personaje a pantalla completa.

La nueva gama consta de seis televisores, con pantallas entre las 42 y las 55 pulgadas. El top de gama es el LM 960V, que cuesta 2.799 euros en 47 pulgadas y 3.499 en 55 pulgadas.

Samsung Smart Tv

Samsung ha apostado este año por la convergencia y ha presentado toda una gama de contenidos que son accesibles desde cualquiera de sus dispositivos inteligentes, desde Smart TV a Smartphones y tablets.

Sus nuevas Samsung ES9000 TV OLED y Samsung TV LED UNES8000 incorporan, por primera vez, procesadores de 1 Ghz de doble núcleo que permiten la multitarea en el uso de aplicaciones. Otra novedad importante son sus nuevos sistemas de control por voz y reconocimiento facial, además de la tecnología 3D. Para ello, incorpora una cámara frontal con dos micrófonos direccionales.

El sistema puede reconocer a los diferentes miembros de la casa y permite controlar con la voz algunas de sus funciones principales (encender y apagar, cambio de canal, subir o bajar el volumen e incluso buscar contenidos en Internet). Ambos modelos tienen las mismas prestaciones, con la diferencia de la pantalla. La tecnología OLED, mucho más cara, permite llevar la calidad de imagen a extremos realmente impresionantes, y con televisores que apenas tienen unos mm. de grosor.

Panasonic Smart Viera

A través de su canal Viera Connect es posible acceder a entre ellos, redes sociales y noticias. Una cámara y cuatro micrófonos permiten hacer videoconferencia, utilizando Skype, a través del televisor.

Igual que otras marcas, dispone de un buen puñado de widgets que llevan directamente a contenidos de proveedores externos (desde YouTube a canales de televisión) que se visualizan a través de Internet.

Es posible descargar en un Smartphone (iPhone o Android), la aplicación Viera Remote App, que permite controlar desde el teléfono, como si fuera un mando a distancia, las principales funciones del televisor.

Los diferentes modelos de la gama llegan hasta las 55 pulgadas en tecnología LED y a las 65 en las versiones con pantallas de plasma.

Sony Internet TV

 

El nuevo Sony Bravia KDL-55HX820 tiene 55 pulgadas, pantalla Dynamic Edge Led de alto contraste. Los contenidos online se obtienen a través del Sony Entertainment Network, desde donde se puede acceder a juegos, páginas de Internet como Youtube, redes sociales o realizar llamadas por Skype.

Se incluyen contenidos de deportes, noticias y televisiones comerciales.

La tecnología Sony Internet TV está disponible en toda la gama de nuevos modelos de la firma, con pantallas que van desde las 32 pulgadas a las 55.

Philips Smart TV

En el caso de Philips, el servicio de aplicaciones y contenidos se llama Net TV. A través de él se puede acceder a contenidos seleccionados, aunque existe una menor variedad de la que ofrecen algunos de sus competidores. El servicio incluye televisión a la carta, videoclubs on line, aplicaciones de pago, juegos y un navegador que permite recorrer libremente la web.

Igual que algunos de sus competidores, también cuenta con una aplicación para smartphones que permite controlar las funciones del televisor.

Como característica exclusiva de la marca, el conocido sistema Ambilight, un marco luminoso que rodea la pantalla y que va cambiando de color según cuáles sean los tonos dominantes del programa o película que estemos viendo en ese momento. La tecnología Ambilight tiene un efecto relajante, permite que la vista descanse y añade profundidad a las escenas que se reproducen en el televisor.

 

Share Button

Comments are closed.