El político que quiera ganar, deberá escuchar

Por: @lilimariagomez.–

París.  Esta semana tuve la oportunidad de asistir a un encuentro en el que se habló de política y redes (medios) sociales en París.  El moderador fue Nicolas Vanbremeersch, consultor en comunicación en la web, bloguero y creador de la empresa Spintank. Quien empieza por darle la palabra a Valerio Motta, responsable web de la campaña del Presidente francés, François Hollande, quien hizo una comparación entre los costos de una campaña en los Estados Unidos y en Francia (lo que para él es una de las diferencias más importantes).

En Estados Unidos en la campaña de 2008 se gastaron 780 millones de dólares, lo que da como resultado que en cada voto se invirtieron en promedio U$10, 94. En Francia en cambio en una campaña se gastan en promedio 21 millones de Euros, lo que hace que en cada voto se inviertan 0.74€.  Además aclaró que durante la campaña, en Francia, no se puede hacer publicidad, porque la legislación es diferente.  Lo que hace que haya que tener acceso a mucha creatividad y pocos gastos.

En esta campaña, ganada por el PS entonces, se invirtió mucho en reunir a las personas, en tener encuentros que movilizaran a los ciudadanos y en generar una base de datos confiable que se empezó a construir desde las primarias del partido con ayuda del esfero electrónico (con el que la gente anotaba sus datos y estaban de una vez en línea, listos para ser consultados).

Según él, la tecnología más utilizada y también la que más cambió la campaña fue la de una cámara de TV con 3G lo que permitía pasar en vivo toda la actividad del candidato. Por otro lado, dijo, lo más decepcionante fue el uso de teléfonos móviles porque las aplicaciones son costosas y toman mucho tiempo.

Valoró el rol de twitter en la discusión constante de los temas, en la defensa de las posturas del candidato y en el posicionamiento de contenidos (se usaron muchas infografías, como novedad en una campaña que se denomino como llena de contenidos).  Terminó diciendo que sí bien el análisis mediático no llegó a la profundidad del trabajo de la web, este si ha avanzado mucho sobre todo en la organización de los militantes.

El segundo participante fue Eric Legale, director de Issy Media. Quien para iniciar recomendó un documento denominado “Una mirada a la campaña web de 2012 (texto en francés)”. Allí se puede ver de forma general como fue la utilización y la inversión que hicieron los candidatos franceses en la web.  Empezó por decir que sí bien el Internet era importante, el noticiero de las 8 de la noche sigue siendo el más seguido.

Habló de la importancia de riposte party organizados por el partido socialista utilizando twitter y blogs en tiempo real. Se refirió a la gran importancia que tuvieron las infografías y animaciones, así como la web radio de François Hollande. Dio gran importancia al Fact Checking y a los ensayos, en algunos casos fallidos, que se hicieron en las campañas en lo que tiene que ver con las aplicaciones para teléfonos móviles.  Igualmente, habló de los canales de difusión en directo y de la presencia de los candidatos y sus seguidores en diferentes redes (medios) sociales.

Según la experiencia, la web aparece como una fuente de información, un lugar de juego, un sitio para sostener conversaciones políticas, espacio para la movilización, fuente de datos en líneas y lo más importante un espacio donde se genera la necesidad de encontrarse y de crear grupos.  Terminó diciendo que Francia es después de los Estados Unidos, el mejor campo de batalla en línea.

El tercer participante fue Phil Noble, fundador de Politics Online.  Dijo que la política se trata de una sola cosa: Ganar.  Además agregó que en una época en la que estamos llenos de datos y de información, en la que no se puede mantener la atención por mucho tiempo, la pregunta más importante que hay que hacerse es ¿Qué hacer para tener la atención del público?  ¿Cómo lograr que su mensaje sea el que diga algo entre tanta información?

Agregó que el flujo de datos creado por las redes sociales es una cascada que nos ahoga, ese tal vez es uno de los principales cambios con respecto a la campaña de 2008.  Un ejemplo, es que en CNN se cortó una intervención del presidente Obama para anunciar las cifras de desempleo que acababan de salir. Ya ni siquiera el Presidente de los Estados Unidos puede captar completamente la atención. Entonces, el reto principal ahora es cómo lograr hacer escuchar el mensaje.

Dijo además que las innovaciones aparecen sin que uno mismo se dé cuenta de ello.  Un tema central es el de el análisis de datos (algo que hacen con rigor en la campaña de Obama). Los analistas de datos hoy hacen la diferencia en las campañas.

Terminó diciendo que Internet permite que los niveles locales tengan poder, pero en general las innovaciones vienen desde arriba, lo que hace más difícil que el público en general se beneficie.  De todas maneras estamos en el inicio del 2.0 o el 3.0 y  esto sólo será realmente interesante en el 17.0.  Lo más importante es tener en cuenta que la esencia de Internet es empoderar individuos.

El turno llegó para Chris Casey, uno de los pioneros de movilización en línea en los Estados Unidos y quien ocupa el puesto de director de estrategia de Internet en NetCentric Campaign, intentó contestar a la pregunta ¿La web es de izquierda? Para esto, mostró ejemplos de herramientas utilizadas en la campaña de Obama como “I’m In” para dejar ver la implicación de cada seguidor, eso sí aclaró que no todo el mundo se implica de la misma forma e hizo una lista de la forma en la que se dividen los militantes: Fundraisers, contribuyentes, activistas, los que comparten y los que soportan.

Para él las innovaciones de la campaña 2012 se centran en: la publicidad destinada a públicos objetivos.  Esto se logra porque un cookie se queda en el ordenador y sigue todas las consultaciones, lo que permite desarrollar este tipo de publicidad (la mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta de eso y por eso e importante, dijo, borrar frecuentemente los cookies, algo que casi nadie hace).

También habló de cómo en los Estados Unidos, el uso de teléfonos portables y aplicaciones de uso político, se desarrollan con gran rapidez. Un ejemplo fue cuando Obama se mostró a favor del matrimonio homosexual y se desarrolló una app para Smartphone que permitía entregar información, al mismo tiempo que se proponía y se firmaba la petición. También mostró un sitio, Politwoops, que guarda en su memoria los tuits borrados de los candidatos.

Recomendó un interesante artículo publicado en el Washington Post: “How targeted Internet Advertising Works”.  Y finalizó diciendo que como buen político no había contestado su pregunta inicial sobre si la web es de izquierda, porque es realmente difícil hacerlo y porque además ningún partido tiene el monopolio, ya que cuando una buena idea llega es inmediatamente copiada (se trata simplemente de retomar el código).

El último participante fue Cyrus Krohn, ex responsable web del partido republicano quien habló de cómo el partido republicano cambió su estrategia web.Empezó diciendo que no iba a hablar de elefantes (símbolo del partido republicano) sino de perros.  Esto porque Obama ha utilizado contra Romney el hecho de éste puso a su perro en el techo del carro durante un viaje.  Y luego los republicanos dijeron que  Obama había comido perros durante su infancia.  Y este tema se vuelve importante porque hay muchos votantes que tienen perros y aman a sus mascotas. Entonces, dependiendo de qué información encuentren primero puede perderse un votante (o varios, dependiendo de su influencia).  Hay que tener en cuenta que con datos, hoy, se llega al sentimiento.

Dijo que de todas maneras para los republicanos, que tanto en la campaña de 2008 como en la de 2012, habían gastado menos dinero en publicidad en Internet que los demócratas, no han podido entender su importancia y no han visto como optimizar su dinero para ir hacia los votantes y hablarles directo al sentimiento.

Entonces para resumir se habló de internet como apoyo a la organización de militantes sobre el terreno, como un espacio para empoderar a los ciudadanos. Igualmente de la importancia de los datos y de entender su análisis. Sin dejar de lado que hay que trabajar en el mensaje que cada vez compite con muchos otros en un mundo lleno de información.  Esto apenas está empezando y los cambios en la política se esperan que se desarrollen desde el campo de los ciudadanos que cada día más, van a hacer preguntas y exigir respuesta inmediatas.

 

Comments are closed.