El ejemplo del gran Harry Truman

BOGOTÁ, 04 de Julio_ RAM_....  En su interesante obra “Del espíritu de la leyes” dice Montesquieu que una de las características esenciales de los regímenes republicanos (como se supone que es el de Colombia) es la de que sus funcionarios públicos vivan frugalmente (con modestia) y que las leyes que dé el legislador deban estar de acuerdo con el principio de cada gobierno.

Los legisladores, ministros, magistrados de las Cortes, gobernadores y demás funcionarios quienes viven en la opulencia y se dan a través de sus propias leyes canonjías y ventajas económicas del cuento de “Ali Babá y los 40 ladrones”, deben tomar nota—si quieren–de cómo vivió el presidente Harry Truman y aplicar el principio del poeta: “Nadie debe gozar de lo superfluo mientras alguien carezca de lo estricto”.

 

Un paradigma digno de emular

Harry Truman fue una clase diferente como Presidente. Probablemente tomó tantas o más decisiones en relación con la historia de USA como las que tomaron los 42 presidentes que le precedieron. Una medida de su grandeza puede que permanezca para siempre: se trata de lo que hizo después de dejar la Casa Blanca.

La única propiedad que tenía cuando falleció era la casa en la cual vivía, que se hallaba en la localidad de Independence, Missouri. Su esposa la había heredado de sus padres y, aparte de los años que pasaron en la Casa Blanca, fue donde habitaron durante toda la vida.

Cuando se retiró de la vida oficial en 1952, todos sus ingresos consistían en una pensión del Ejército de $13.507 al año. Al enterarse el Congreso de que se pagaba sus sellos de correo, le otorgó un complemento y, más tarde, una pensión retroactiva de $25,000 por año.

 

Pulcro y recto hasta el último día

Después de la toma de posesión del Presidente Eisenhower, Truman y su esposa regresaron a su hogar en Missouri conduciendo su propio coche, sin ninguna compañía del Servicio Secreto.

Cuando le ofrecían puestos corporativos con grandes salarios, los rechazaba diciendo: “Ustedes no me quieren a mí, lo que quieren es la figura del Presidente y esa no me pertenece. Le pertenece al pueblo norteamericano y no está en venta”

Aún después, cuando el 6 de Mayo de 1971 el Congreso estaba preparándose para otorgarle la Medalla de Honor en su 87 cumpleaños, rehusó aceptarla, escribiéndoles: “No considero que haya hecho nada para merecer ese reconocimiento, ya venga del Congreso o de cualquier otro sitio.”

Como Presidente se pagó todos los gastos de viaje y la comida con su propio dinero.

Este hombre singular escribió: “Mis vocaciones en la vida siempre fueron ser pianista de una casa de prostitutas o ser político. Y para decir la verdad, no existe gran diferencia entre las dos!”

 

En remojo el pulso esperado

Según se desprende de los anuncios formulados en la noche del martes por el presidente Santos, el gobierno no llevará a consideración del Congreso las reformas tributaria y pensional.

Para los observadores de la política, el Mandatario ha entendido que el palo no está para hacer cucharas, después del monumental escándalo del “Orangután con sacoleva” que se le iba a meter al país a través de la sepultada Reforma a la justicia.

Grave, por decir lo menos, que la denuncia presidencial, según la cual, la tramposa enmienda fue elaborada desde algunas cárceles del país.

“Si Santos dice que la economía del país va bien y el empleo vive bajando mes a mes, para qué cambiar las cosas cuando todo va bien”, dijo en tono sarcástico Roberto Gerlein Echeverría, el decano de los senadores colombianos, en diálogo con Juan Carlos Martínez, de TNN@.  Sin embargo, su copartidario   Omar Yepes Alzate sostiene que sí es importante la reforma porque los ingresos de la Nación que en 2011 fueron de 87 mil millones de pesos, presentan un enorme descuadre frente al presupuesto general de gastos que en 2013 superaría los 170 billones de pesos.

 

Adriana Gutiérrez está lista

Este es un secreto a voces en los medios políticos y periodísticos de Manizales:

La ex senadora Adriana Gutiérrez, la jefa de la U,  está lista para buscar la gobernación de Caldas, ya sea por elección atípica (fuera de calendario, como en el Valle) o por decreto presidencial, aunque la segunda opción es poco probable, teniendo en cuenta dos factores: 1) Su fidelidad al ex presidente Uribe, el jefe la oposición a Santos, y 2) Que el gobernador encargado debe pertenecer al mismo partido del liberal Guido Echeverri, cuya elección anuló, por presunta inhabilidad,  el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Caldas.

Doña Adriana estuvo casada en primeras nupcias, en los años 80, con el finado gobernador Fortunato Gaviria, secuestrado y asesinado en una finca de su propiedad, cerca de Pereira.

 

La colecta pública

Un particular iba al timón de su carro por la carrera séptima en Bogotá. No había forma de avanzar por un monumental trancón a dos cuadras de la Plaza de Bolívar.

De repente, pasa un hombre caminando y el conductor baja la ventanilla y pregunta:

-¿qué es lo que pasa?

-Unos terroristas han entrado en el Congreso y han secuestrado a los Parlamentarios. Si no reúnen 10.000 millones de pesos los rociarán de gasolina y los quemarán. Así que están haciendo una colecta entre los conductores”

El conductor, echándose la mano al bolsillo, pregunta:

-¿Y cuánto viene dando la gente?-

A lo que el hombre responde:

-Pues,  unos, medio galón; otros un galón completo”.

(Se nota que el Congreso está perdiendo… desprestigio)

 

Tolón tilín

Este episodio corto, real y contundente retrata la importancia del gerundio que les choca tanto a los gramáticos.

El escritor Camilo José Cela, premio Nobel de Literatura en 1999, fue diputado en España en 1985.

En el Congreso se quedó dormido, y el Presidente de la corporación le reclamó:

- Señor Cela, ¿está usted dormido?

- No, señoría. Estoy durmiendo.

- Y… ¿No es lo mismo?

- No, señoría. No es lo mismo estar jodido que estar jodiendo…

tomasnietoelcampanario@yahoo.com

 

 

Comments are closed.