Posición radical uribista precipita confrontación entre dueños de El Colombiano

BOGOTÁ, 08 de Julio_ RAM_…. El viernes quedó planteada a bordo de El Colombiano una crisis de repercusiones imprevisibles que tiene origen en las posiciones radicales que en materia política han asumido las dos familias dueñas por partes iguales del principal diario antiqueño.
La confrontación la protagonizan, del lado uribista, los hermanos Juan y Ana Mercedes Gómez Martínez, y del lado santista, Jorge Hernández Restrepo, descendientes directos de los grandes timoneles del cotidiano paisa Fernando Gómez Martínez y Julio C. Hernández.
La pertinaz línea opositora de los hermanos Gómez no se ha limitado a las permanentes censuras editoriales, pues ha permeado de manera sensible toda información que tenga que ver con el régimen santista.
Este desarrollo del episodio político-periodístico de El Campanario es compartido con la muy leída columna La Barca de Calderón.

La semilla de la discordia
Desde hace algunas semanas se venía comentando en reuniones sociales y políticas el inminente relevo en la dirección del diario El Colombiano. Tradicionalmente en ese periódico, de propiedad por partes iguales de las familias Gómez Martínez y Hernández Restrepo, la orientación política corría por cuenta de la primera de ellas, mientras que la segunda estaba más enfocada al manejo económico del poderoso periódico. El Colombiano se ha venido caracterizando por un “furibismo” radical, en contraposición con La República, por ejemplo, de los Hernández Restrepo de un santismo subido de tono. Sin embargo, los hechos políticos a raíz del cambio de mando en el país también le dieron vuelco a la injerencia familiar en el principal diario antioqueño.

Relevo previsto en la dirección
Aunque estaba previsto el relevo en la dirección del periódico, hace más de veinte años en manos de Ana Mercedes Gómez, la decisión se anticipó por la fuerte orientación uribista que venía teniendo el periódico y su posición radical antisantista de las últimas semanas. El florero de Llorente fue la portada del viernes del periódico, en la cual se anunciaron los resultados del homenaje al exministro Fernando Londoño Hoyos, organizado por el expresidente Uribe y su escudero José Obdulio Gaviria. Abriendo la edición apareció un primerísimo plano del expresidente Uribe, con el título “Gobierno atrasa el país: Uribe”. Las incidencias de esta edición no se hicieron esperar y el sábado no apareció en la bandera del periódico el nombre de la directora Ana Mercedes Gómez. Se dice que ella mismo ordenó que se retirara.

Otra mujer frente al timón
Se presume que la dirección del centenario matutino El Colombiano quedará en manos de la sobrina de Ana Mercedes, Marta Ortiz, quien dirigió el rediseño del periódico que pasó recientemente del tamaño universal al tabloide. Lo que falta por ver es si el diario seguirá tan “furibista” o buscará una línea moderada que le permita abrirle más las puertas a un Gobierno que le sabe coquetear a los medios con su nada despreciable pauta publicitaria. Y como el palo no está para hacer cucharas…
La confrontación entre los dos grupos propietarios del cotidiano de origen conservador no tiene antecedentes en su centuria de existencia. El periódico se hizo grande de la mano del ex canciller Fernando Gómez Martínez y de don Julio C. Hernández y hasta la llegada de Uribe a la Presidencia, siempre hubo entre sus herederos armonía plena e identidad de pensamiento en materia política.
Los paisas comentan con cierta guasa que “El Colombiano resultó más uribista que Uribe”.

Castigan a Germán Manga
La Barca y El Campanario establecieron que está tan enrarecido el ambiente en las instalaciones del tradicional diario paisa, en Envigado, que el editor general Germán Manga recibió una suspensión de 15 días por haber cambiado el tono del párrafo de entrada de un editorial contra el gobierno, sin previa consulta con sus superiores. Como Manga fue amonestado públicamente, ofreció su renuncia, pero su directora Ana Mercedes no se la aceptó.

Ramos Botero y su séquito ante la justicia
Contó Juan Paz que mañana martes 10 de julio a las 8 de la mañana, en Bogotá, se iniciará la audiencia pública correspondiente al juicio de responsabilidad fiscal por presunto detrimento patrimonial, contra el ex gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos Botero y ocho de sus funcionarios en la administración, así como 40 empresas entre consorcios, mini-consorcios e interventorías.
La audiencia será presidida por la contralora intersectorial anticorrupción, Luz Angela Martínez, en el salón ‘Crisanto Luque’, del ente fiscalizador.
Entre las personas que deben comparecer, además de Ramos, están María Cristina Mesa y Mauricio Restrepo, exsecretarios de Infraestructura de la gobernación; Carlos Emilio Zea Muñoz, ex asesor de ese despacho y Edier Amparo Graciano, exdirectora de Desarrollo Físico.
Otras personas que deberán comparecer: Marco Antonio Posada Henao, representante del consorcio P y H; Jairo Humberto Estrada Echeverri, representante de la Interventoría; Luis Fernando Hoyos Pérez y Eduardo Lopera Vasco, contratistas y la firma de seguros Royal Hermanos Aliance Seguros. En total son 19 procesos de juicio de responsabilidad fiscal y en todos aparece como principal responsable el exgobernador Ramos. La audiencia será con todas las de la ley. La contralora Martínez saldrá de toga.
El ex mandatario paisa abriga la esperanza de salir airoso de semejante berenjenal para empezar a organizar su coalición política con el ex presidente Uribe.

Tolón tolón
Dos chascarrillos santistas a propósito del lanzamiento del nuevo movimiento político encabezado por el ex presidente Uribe para tratar de recuperar el poder en las elecciones presidenciales del 2014:
1) El menú servido en el evento del Club El Nogal consistió en una deliciosa “FRITANGA”.
2) La organización política no debe llamarse el “Puro Centro Democrático” sino el “Puro CUENTO Burocrático”.
tomasnietoelcampanario@yahoo.com

Comments are closed.