Vargas Lleras busca abogados defensores

BOGOTÁ, 11 de Julio_ RAM_....  El ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, enemigo personal del ex presidente Uribe, el jefe de la oposición al gobierno del presidente Santos, anda en busca de abogados en Bogotá y Medellín.

En la capital del país trata de conseguir un buen litigante que lo defienda en la Procuraduría General de la Nación de la imputación que se le ha hecho de mantener, en el pasado, nexos con el jefe para-militar Martin Llanos, negocio al que no quiso medírsele el taquillero abogado Jaime Lombana.

En la capital antioqueña Vargas gestiona la consecución de un buen padrino que le sirva de “puente” con el periodista Juan Paz, de El Mundo, quien insiste en la versión uribista, según la cual, el nieto del ex presidente Carlos Lleras salió alguna vez de cacería, en Córdoba, en compañía de Salvatore Mancuso, el máximo jefe de las Autodefensas, confinado en una cárcel de los Estados Unidos.

 

Director encargado de El Colombiano

Al hacerse efectivo, el lunes, el retiro definitivo de Ana Mercedes Gómez Martinez de la dirección de El Colombiano, tras una gestión de 21 años, asumió en calidad de encargado el periodista Francisco Alberto Jaramillo, uno de los editores del cotidiano antioqueño.

La misión de Jaramillo durará hasta cuando la junta directiva de la empresa designe el nuevo director en propiedad.

Tras la desaparición del maestro Juan Zuleta Ferrer, la direccion del periódico centenario ha estado en manos de los hermanos Juan y Ana Gómez, hijos del recordado ex canciller Fernando Gómez Martinez.

La persona señalada para el cargo decidirá si se le da un nuevo rumbo, en la parte política, a El Colombiano, medio radicalmente uribista y abiertamente oposicionista al régimen del presidente Santos.

 

Le tienen guardando el puesto

En el supuesto de que el Consejo de Estado avale el fallo de primera instancia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Manizales que declara la nulidad de la elección del gobernador de Caldas, Guido Echeverri Piedrahita, le queda una interesante alternativa laboral:

Podrá regresar a la rectoría de la Universidad Manuela Beltrán, de Bogotá, cargo que desempeñaba cuando fue llamado por una coalición regional a aspirar a la Gobernación de su departamento y que le tienen guardado por decisión del consejo superior, según informó el diario La Patria.

Si le es desfavorable la apelación, unas elecciones atípicas de nuevo mandatario caldense le costarían al tesoro nacional tres mil 285 millones de pesos.

 

Dos millones en lista de espera

Unos dos millones de televidentes se han inscrito en los estudios del Canal Caracol para adquirir el derecho a participar  en el exitoso  programa  “El precio es correcto”.

El conductor Iván Lalinde Gallego dijo que es asombrosa la fuerza que ha tomado, en su primer año de vida, esta cita con miles de colombianos atraídos por los premios ofrecidos al público, que van desde una pequeña cámara fotográfica hasta un moderno automóvil cero kilómetros.

Ante la asustadora cifra de dos millones de participantes en turno, Lalinde comparte la idea de entrar a depurar las listas y suspender por un tiempo la transmisión de las  promociones invitando al público a inscribirse.

 

Un notario asustado

El responsable de El Campanario conoce hace mucho tiempo al notario 17 de Bogotá, Eduardo González, en cuyas instalaciones se expidió en el 2010 la falsa partida de defunción de Camilo Torres, alias “Fritanga”, quien “no estaba muerto, estaba de parranda”.

La diligencia del documento apócrifo se hizo en ausencia del titular de la notaría, (por una licencia)  y fue respaldada con su firma por la funcionaria que quedó encargada de la dirección de la entidad.

Los tramitadores entregaron anexos que ahora son materia de minuciosa averiguación.

El notario González trabajó en sus años juveniles en la emisora Radio Manizales y fue alcalde de Chinchiná, Caldas, cuando el Papa Juan Pablo II peregrinó por las zonas devastadas por la erupción del Ruíz del 13 de noviembre de 1985.

 

Veintiuna personas, no veintiún personas

Una puntada del crítico gramatical Abel Méndez, del Diario del Otún, de Pereira:

Un/una, en los numerales compuestos, concuerda con el género del sustantivo que sigue: veintiuna personas, no veintiún personas.

Sin embargo, en los medios de comunicación se encuentran frases como «La policía detuvo a veintiún personas por alcoholemia este fin de semana» o «Veintiún personas se matriculan en el curso de expertos en auditorías en la UC».

En estos casos lo apropiado habría sido: «La policía detuvo a veintiuna personas por alcoholemia este fin de semana» y «Veintiuna personas se matriculan en el curso de expertos en auditorías en la UC».

Además, cuando aparece el cuantificador mil es posible tanto hacer la concordancia con este (veintiún mil personas) como con el sustantivo que sigue (veintiuna mil personas).

 

Tolón Tilín

Los uribistas que no pueden ver ni en pintura al “Ministro estrella” del gabinete santista han vuelto a “rencauchar” el viejo chascarrillo del difunto senador Luis Guillermo Vélez Trujillo, el verdadero fundador del Partido de la U:

“Germán Vargas es un Vargas que se cree un Lleras”.

tomasnietoelcampanario@yahoo.com

Comments are closed.