Iglesias, sectas, credos y religiones

Si bien el artículo 19 de la Constitución Política del 91, garantiza la libertad de culto, esto no quiere decir que las autoridades hagan caso omiso de la vigilancia y control de la gran cantidad de iglesias, sectas, credos y religiones, que se han venido constituyendo en todo el País por toda una laya de delincuentes, que aprovechándose de ciertas personas y comunidades en estado de angustia y zozobra, les hacen creer que son los enviados de Dios, y redentores de nobles causas.

Los líderes de estas instituciones por lo general, son personas carismáticas, muchas de ellas profesionales, con buena facilidad de expresión, dominio de la biblia, con capacidad de convocatoria y liderazgo, lo cual les permite penetrar a los barrios, municipios y veredas, más deprimidos, empezando por llevar mercados y realizar obras de menor cuantía.

Si recorremos los juzgados y las cárceles, no son pocos los mal llamados “Pastores”  que se encuentran tras las rejas o huyendo de la Justicia, enfrentando procesos penales por delitos como: abuso de confianza, estafas, abuso sexual violento y corrupción de menores. Lamentablemente para quienes profesamos la fe Católica, tenemos que decir, que nuestra religión no se escapa de semejantes atrocidades.

Existen sectas religiosas tan peligrosas, que tras convencer a los ingenuos “fieles” de entregarles todos los bienes terrenales para “limpiar su alma” y esperar la llegada del Mesías, desaparecen por arte de magia sin dejar rastro, cosa que las autoridades por más que investiguen no encuentran ningún responsable. Son miles las familias  que se encuentran padeciendo este viacrucis de haber sido esquilmados por este tipo calanchines que en “nombre de Dios” los convencieron con engaños, hasta tener el cinismo de penetrar a sus hogares a apoderarse sexualmente de la esposa e hijas, a ojos vistos de los jefes del hogar “porque así lo manda Dios” para complacer a sus siervos.

Por lo general, estos sujetos antes emprender una acci%C

Comments are closed.