El poder de la Inteligencia Analítica

Bogotá, Agosto de 2012. Pasó como algo desapercibido para algunos y un poco extraño para otros, pero la utilización de un discreto audífono que transmitía información a la velocidad de la luz a varios de los entrenadores o delegados de equipos en plenas competencias olímpicas en Londres fue una de las claves para los buenos resultados obtenidos por sus dirigidos durante el certamen.

A través del dispositivo, una persona al frente de un computador les iba suministrando estadísticas y datos del rendimiento de cada uno de los jugadores de su equipo en tiempo real, su desgaste a medida que iba transcurriendo el tiempo, las zonas por las que debía atacar a sus rivales e incluso los puntos débiles que debía cuidar. Así, decidían cambios, modificaban la estrategia o simplemente movían sus fichas de acuerdo a sus conveniencias.

El uso de este tipo de análisis estadístico es más frecuente  de lo que algunos podrían pensar y se encuentra en más ambientes y sectores de los que muchos se alcanzarían a imaginar.

En la película Moneyball, en la que Brad Pitt recrea la historia de Billy Beane, el ex director del equipo de béisbol de Oakland célebre por sacar provecho de la información y llevar a su modesto equipo a alcanzar el récord de victorias seguidas en la historia de este deporte en la Liga Americana. Y es también la solución de negocios que está ayudando a miles de empresas en todo el mundo a hacer crecer sus ingresos dándoles la capacidad a sus directivos de tomar decisiones adecuadas y lograr mejoras sostenibles anticipandose a la competencia.

 

 

El reto frente a la Big Data

 

En los entornos empresariales y de negocios, las primeras en conocer los beneficios que brinda el contar con soluciones que hacen manejo de datos, análisis y reportes avanzados en fracciones de segundos fueron las grandes corporaciones. Un reporte de SAS, compañía pionera en ofrecer este tipo de soluciones en el mercado mundial, revela que por lo menos 92 de las 100 primeras compañías listadas en Fortune Global 500 en el año 2009 ya han recurrido a un sistema de inteligencia analítica para adoptar el sistema y desarrollar relaciones más redituables con sus clientes y proveedores, para tomar mejores decisiones e intentar avanzar más rápidamente con confianza y claridad. Sin embargo en el último tiempo, son compañías de todos los tamaños y sectores las que también recurren a este tipo de soluciones para armar sus estrategias o hacer los cambios respectivos que el juego les va requiriendo.

 

Una de las principales ventajas que este tipo de soluciones ofrece a las compañías es la de poder enfrentar los retos que el cambiante y cada vez más grande universo de información impone, lo que comúnmente se ha empezado a manejar con el nombre de Big Data.

 

Actualmente, más de 2.000 millones de personas en todo el mundo están enviando 300 mil millones de correos cada día, elaboran más de 140 millones de tuits diariamente y comparten algo más de 60 horas de video por YouTube cada minuto, por citar solo algunos ejemplos. Esto es lo que hace que se hable de que en los dos últimos años esas 2.000 millones de personas conectadas a Internet han creado más información que en todo el resto de la historia de la humanidad.

 

El reto se convierte en poder analizar este Big Data que puede estar compuesto de 80% de información no está estructurada, es decir, no hace parte de las bases de datos que manejan las empresas y por ende no podría ser analizada y mucho menos generar reportes inteligentes que ayuden verdaderamente en la toma de decisiones.

 

Lo que están resolviendo las soluciones de inteligencia analítica es evitar tener que preguntarnos cuánto puede sobrevivir una empresa sin escuchar lo que esas 2.000 millones de personas tienen para decir a través de la información que están compartiendo en Internet y las redes sociales, pues una buena solución de analítica no solo integra y analiza grandes cantidades de datos, tanto estructurados como no estructurados, sino que permite aplicar todo un conocimiento generado para resolver los problemas de negocios específicos en cada industria en la que quiera jugar y lo que es aún más importante: en la forma en la que quiera ganar.

 

Comments are closed.