El 73% de quienes tienen smartphone aumenta entre 5 y 20 horas su jornada laboral

El «BYOD», siglas en inglés de «traiga su dispositivo al trabajo», es uno de los grandes cambios que han traído consigo los «smartphones» en el mundo laboral, aumentando las posibilidades e incluso la productividad.

Sin embargo, no todo son ventajas tal como demuestra un estudio de iPass, una empresa especializada en móviles y conectividad, cuya conclusión ha sido que buena parte de los trabajadores que usan este método, trabajan 20 horas de más a la semana.

 

El estudio ha sido realizado con 1.200 trabajadores móviles, cuyos «smartphones» son su centro de trabajo, y demuestra que un tercio de ellos no desconectan en sus momentos de descanso y hasta un 10% no lo hace ni en sus periodos de descanso.

Solo al 1% le sirve para trabajar menos

El 8% de los trabajadores preguntados se olvidan de estos dispositivos tras su jornada, un 15% admite agregar 20 horas semanales a su horario, otro 15% añade al menos 15 horas, un 27% lo acrecenta en 10 horas y un 16% en 5.

Solamente un 1% de los encuestados dice que su horario se ha visto reducido en 10 horas gracias a estos dispositivos, en lugar de acrecentarlo.

Nuevos modos de comunicación

Whatsapp, mail, navegador de internet… una cantidad ingente de nuevas comunicaciones se producen a través de estos móviles a los que hay que añadirles su uso original, el teléfono.

Todas estas posibilidades complican que un trabajador móvil consiga desconectar totalmente en algún momento del día. Ya no solo se lleva trabajo a casa, lo lleva en su bolsillo.

Sin embargo, como todo, tiene su lado negativo, pero también positivo. El estudio demuestra que el 92% de estos trabajadores tienen un horario flexible y no encuentran molesto el aumento de horas respecto al resto de trabajadores.

Trabajo extra no remunerado

«BYOD efectivamente nos está convirtiendo en una generación de adictos al trabajo productivo, con muchos trabajadores aparentemente felices de poder trabajar durante su tiempo libre a cambio de mayor flexibilidad» opina René Hendrikse, vicepresidente de iPass en Europa, Oriente Medio y África.

Sin embargo, opina Hendrikse que los trabajadores están produciendo esas horas de más de modo gratuito, además del coste del dispositivo ya que un 18% de estos trabajadores asumen el coste de la línea.

Por tanto, se puede pensar que el método de trabajo BYOD está provocando un crecimiento de los adictos al trabajo, «workaholics», en la sociedad occidental, como demuestra este estudio de iPass.

 

Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Comments are closed.