Sobre los diálogos de paz

Por: Andrés Felipe Castañeda.–

Como lo decía el personaje Pacífico Cabrales “todo el mundo habla de paz, pero nadie se compromete”. La posibilidad de que existan diálogos que conlleven a un potencial proceso de paz con las Farc, que son considerada la guerrilla más antigua y numerosa de América Latina- se comentó con frecuencia en pasados días y esta noche -27 de agosto- fue confirmada por el presidente Juan Manuel Santos.
Este pronunciamiento se da después de que varios medios de comunicación, entre los que se cuentan Caracol Radio y Canal Capital, que realizó un especial con expertos en el tema esta tarde, hablaran sobre el tema.

Quizás el anuncio de un posible diálogo se deba a un interés por parte del presidente de incrementar su popularidad. Quizás no. Es algo difícil de determinar, en todo caso, tiene razón el primer mandatario al afirmar que la paz es un deber constitucional, pero eso se sabe leyendo la Constitución.

Dentro de este proceso, no faltarán los contradictores. Esos que hablan a viva voz del fracaso de la zona de despeje durante el gobierno de Andrés Pastrana. Curiosamente, estas personas –que curiosamente son partidarios del armamentismo uribista- no mencionan el asesinato de los militantes de la UP por parte de grupos paramilitares y de sectores del gobierno.

En todo caso, lo que debe esperarse de este eventual proceso de paz, es que no conlleve a la prolongación del conflicto social armado que vive el país por errores políticos, y que se comprenda que la paz no llegará cuando se silencien los fusiles, sino cuando se extingan las condiciones sociales, políticas y económicas que un día, casi 50 años atrás, los hicieron levantarse.

  • Ramiro

    Lo que este "analista" llama "armamentismo uribista", fue lo que recuperó al país y lo llevó por una senda de crecimiento porque se decidió combatir a terroristas de todas las pelambres. Cuando se asesinó a los miembros de la UP, brazo político del grupo terrorista de las farc (un despropósito en sí), Uribe no era el presidente. Lo aclaro, porque parece que no lo supiera y tendenciosamente mezcla dos épocas muy diferentes de la historia en una frase.