Delitos informáticos le cuestan $771.000 millones al año a consumidores colombianos

  • Mientras disminuye el costo por victima, los incidentes en las redes sociales y los teléfonos celulares aumentan

Colombia, Bogotá–Octubre. 18, 2012 – Norton de Symantec (NASDAQ:SYMC)  anunció los resultados correspondientes al Reporte de Cibercrimen, uno de los estudios más importantes del mundo en materia de delitos informáticos que afectan a los consumidores. El objetivo del estudio es comprender cómo los delitos informáticos afectan a los consumidores y cuál es el impacto de la adopción y evolución de las nuevas tecnologías sobre la seguridad de las personas. Los resultados se basan en las experiencias compartidas por más de 13.000 adultos en 24 países. Para el año 2012, se calcula que los costos directos[1] asociados con los delitos informáticos que afectan a los consumidores en el mundo ascendieron a U$S 110.000 billones[2] en los últimos doce meses. En Colombia se estima que más de 9,7 millones de personas han sido víctimas de delitos informáticos en los últimos doce meses, y que tuvieron pérdidas financieras directas por un monto de $79.180 millones de pesos.

 

Por cada segundo 18 adultos son víctimas de un delito informático[3] lo que da como resultado más de un millón y medio de víctimas de delitos informáticos cada día, a nivel mundial. Con pérdidas por un total promedio de U$S 197 por víctima en el mundo[4], los delitos informáticos le cuestan a los consumidores el equivalente a las necesidades de nutrición mensual para una familia de seis miembros[5]. En los últimos doce meses, aproximadamente 556 millones[6] de adultos en todo el mundo fueron víctimas de los delitos informáticos, más que la población completa de la Unión Europea.[7] Esta cifra representa el 46%  de los adultos que se conectan a la red y que han sido víctimas de delitos informáticos en los últimos doce meses, a la par con los resultados del año 2011 (45 por ciento).

 

 La nueva cara del cibercrimen

 

La encuesta de este año muestra un aumento en las “nuevas” formas de delitos informáticos en comparación con los últimos años, como por ejemplo los delitos cometidos a través de las redes sociales y los teléfonos celulares[8], lo cual indica que los delincuentes informáticos están comenzando a centrar sus esfuerzos en estas plataformas cada vez más populares. Uno de cada cinco adultos conectados a la red (21%) ha sido víctima de un delito informático a través de las redes sociales o los teléfonos celulares y el 39 por ciento de los usuarios han sido víctimas de delitos informáticos en las redes sociales, específicamente:

 

  • ·         El 15% de los usuarios de redes sociales informaron que alguien había hackeado su perfil simulando ser ellos.

 

  • ·         1 de cada 10 usuarios dijo que había sido víctima de una estafa mediante un correo electrónico fraudulento o de un enlace falso en las plataformas de las redes sociales.

 

  • ·         Mientras que el 75 por ciento cree que los delincuentes informáticos están concentrando su atención en las redes sociales, menos de la mitad (44%) tiene una solución de seguridad que los proteje contra las amenazas en las redes sociales y sólo el 49 por ciento utiliza una configuración de seguridad para controlar qué información comparten, y con quién lo hacen.

 

  • ·         Casi un tercio (31%) de los usuarios de teléfonos celulares recibieron un mensaje de texto de alguien a quien no conocían en donde se les pedía que hicieran clic en un enlace o que discaran un número desconocido para recuperar un “correo de voz”.

 

 

 

“Los delincuentes informáticos están cambiando de tácticas para dirigir sus ataques a las plataformas celulares y las redes sociales, donde los consumidores son menos conscientes de los riesgos de seguridad”, dice Marian Merritt, Defensora de la Seguridad en Internet de Norton. “Esto refleja lo que observamos en el Informe sobre las amenazas a la seguridad en Internet de Symantec correspondiente a este año,[9] donde se informó sobre la existencia de casi el doble de vulnerabilidades en dispositivos celulares en el año 2011 respecto al año anterior”.

 

 

 

El Reporte de Cibercrimen también revela que la mayoría de los usuarios de Internet toma las medidas básicas para protegerse a sí mismos y a su información personal, como por ejemplo borrar los correos electrónicos sospechosos y tener cuidado al revelar sus detalles personales en la red. Sin embargo, se están ignorando otras precauciones: El 40 por ciento no utiliza contraseñas complejas o no cambia sus contraseñas de forma frecuente y más de un tercio no verifica que el explorador tenga el símbolo de candado antes de ingresar información sensible, como por ejemplo los detalles de la cuenta bancaria, etc.

 

 

 

Además, el informe de este año indica que muchos adultos conectados a la red no son conscientes de la evolución de algunas de las formas más comunes de los delitos informáticos a lo largo de los años y por ello no les resulta sencillo reconocer la forma en que los programas malignos o “malware”actúan en sus computadoras. De hecho, el 40 por ciento de los adultos no sabe que los programas malignos o “malware” pueden operar de manera discreta de forma tal que resulta difícil saber si una computadora ha sido comprometida, y más de la mitad (55 por ciento) no está seguro de que su computadora está actualmente libre de virus.

 

 

 

“Los programas malignos o “malware” y los virus solían causar estragos obvios en las  computadoras”, continúa Merritt. “Aparecía una pantalla azul o se bloqueaba el equipo, lo que lo alertaba sobre una infección. Pero los métodos de los delincuentes informáticos han evolucionado; quieren evitar la detección durante todo el tiempo posible. Los resultados de este año muestran que casi la mitad de los usuarios de Internet creen que, a menos que se bloquee o se produzca una falla en sus equipos, no están 100% seguros de que han sido víctimas de un ataque”.

 

 

 

Las Contraseñas sólidas  siguen siendo la clave

 

Más de un cuarto (27 por ciento) de los adultos conectados a la red informan que se les ha notificado sobre el cambio de la contraseña de su correo electrónico. Dado que las personas envían, reciben y almacenan desde fotografías personales (50 por ciento), correspondencia y documentos relacionados con el trabajo (42 por ciento), hasta resúmenes bancarios (22 por ciento) y contraseñas para otras cuentas en la red (17 por ciento), esas cuentas de correo electrónico pueden ser una puerta de acceso potencial para los delincuentes que buscan información personal y comercial.

 

 

 

“Las cuentas de correo electrónico  personales generalmente contienen la llave de acceso para el resto de los sitios en la web . Los delincuentes no sólo pueden obtener el acceso a todos los contenidos de su bandeja de entrada, sino que también pueden resetear sus contraseñas para cualquier otro sitio en la red que usted pueda utilizar haciendo clic en el enlace ‘olvidó su contraseña’, y así interceptar esos correos electrónicos y bloquearle el acceso a sus propias cuentas”, agrega Adam Palmer, Asesor Principal en Materia de Seguridad Informática de Norton. “Proteja su correo electrónico de conformidad por medio de contraseñas complejas y cámbielas frecuentemente”.

 

 

 

Para ver más resultados del Informe de Norton sobre los delitos informáticos en todo el mundo y por país, por favor, visite: http://www.norton.com/2012cybercrimereport

 

 

Comments are closed.