En Estados Unidos se pierden 12.000 laptop por semana. ¿A dónde van a parar los datos?

  • Si el bolso o maleta que carga todos los días pesa cada vez más o tiene que escribirle a sus contactos que le envíen todos los números telefónicos porque su celular se perdió, usted es un buen candidato para un ‘cambio extremo’ digital.

Hasta ahora se ha hablado de cambios extremos para modificar la apariencia física de una persona, su closet o incluso el viejo vehículo en el que se transporta, pero también se puede hablar de un ‘cambio extremo’ digital. El objetivo es empezar a utilizar la tecnología para llevar los documentos o archivos a todas partes sin tener que cargar incómodos fólderes, memorias o discos duros; es la posibilidad de alivianar la carga llevando miles de canciones y libros y acceder a ellos online cuando queramos desde el portátil, la tableta o el teléfono celular; es olvidarse de las viejas agendas en las que se anotaban las citas o los teléfonos de los amigos y conocidos, pudiendo tener toda esta información en el momento y lugar en que lo necesitemos; o utilizar cualquier de las miles de aplicaciones disponibles en Internet en cada una de nuestras labores cotidianas.

 

Todo esto y mucho más lo podemos hacer pasándonos al entorno digital y una de las mejores formas de empezar es ‘subiendo’ nuestra información a la nube. “Siempre que hablamos de la nube las personas piensan en algo muy avanzado tecnológicamente, y en realidad es mucho más sencillo de lo que podríamos imaginar. Es tener una gran caja virtual en la que podemos guardar todos nuestros documentos, fotos, videos, citas y contactos, con la posibilidad de acceder a ellos donde y cuando queramos”, comenta Susana Pabón, gerente de Comunicaciones de Google Colombia.

 

Internet ofrece múltiples posibilidades para aprovechar la nube. Una de las más completas es la que ofrece Google a través de Drive. Este servicio permite cosas fantásticas, pero sencillas, como que un documento que haya creado en un computador lo pueda seguir trabajando exactamente donde iba en otro equipo o incluso en su teléfono celular.

 

Basta con acceder a su cuenta de correo electrónico de Gmail y buscar la opción Drive en el menú superior. Allí podrá crear nuevos documentos o entrar a uno que ya había creado anteriormente. Aparte de que puede acceder a toda la información en el momento y lugar que lo requiera, este sistema es beneficioso porque reduce la pérdida de información. Imagínese, por ejemplo, lo que sucedería si un estudiante universitario pierde el folder donde tenía todos los documentos base para hacer su tesis o si camino a la oficina se le queda en el taxi la memoria en la que tenía almacenada la presentación que está esperando su jefe para cerrar un nuevo negocio.

 

Los documentos son solo una parte. Con esa misma cuenta de correo también puede irse olvidando de la libreta que carga para todos lados en el bolso o junto a la billetera, pues le brinda la posibilidad de agendar sus citas y fijar recordatorios o alertas en un Calendario para que le ‘suenen’ en su teléfono celular cuando ya están cerca de cumplirse, o puede tener una lista con todos los teléfonos de los amigos en un archivo online sin temor a que se le pierdan si por algún motivo se le llega a extraviar o estropear la tarjeta SIM de su teléfono. Accediendo a través de esa cuenta también puede tener decenas de páginas abiertas en el computador de su oficina, irse a su casa, prender el computador y que al abrir el navegador Chrome le cargue automáticamente todas las páginas que estaba viendo anteriormente.

 

Aplicaciones para todos

 

Lo mejor de hacer un ‘cambio extremo’ digital es descubrir que Internet nos puede ayudar en todas nuestras labores cotidianas sin importar qué edad tengamos o a qué nos dediquemos”, destaca Susana Pabón.

 

Ejemplos de personas que en las mañanas consultan cuáles son las vías menos congestionadas para poder llegar a tiempo al trabajo, otros que controlan la cantidad de calorías que pueden consumir en el desayuno o amas de casa que exploran en YouTube nuevas recetas para sorprender a su familia con una cena rica y diferente, abundan en la actualidad.

 

Los teléfonos y demás dispositivos móviles también se han convertido en un aliado estratégico para quienes se deciden a dar el paso hacia lo digital. Un estudiante en la actualidad puede llegar a cargar cerca de 25 kilos entre libros y cuadernos ¿Por qué no usar el dispositivo móvil para labores educativas como ya se hace en otros países?

 

Desde un teléfono inteligente puede acceder a Google Play, una tienda de aplicaciones en la que se encuentran aplicaciones gratuitas para todo lo imaginable, desde sitios que le ayudarán a consultar libros o referencias bibliográficas hasta juegos para distraer a su hijo mientras usted hace la fila en el banco o trata de escaparse del trancón. Hay aplicaciones que le indican a los habitantes de Medellín cuántos minutos tarda en llegar el próximo vagón del metro, cuál es la via menos congestionada en Bogotá o que incluso llevan las cuentas del ciclo menstrual de las mujeres.

 

Son cientos de miles de personas las que ya han empezado a pensar y actuar online entendiendo el concepto de la nube y sacándole provecho a todas las herramientas y aplicaciones disponibles hoy en día en Internet. Si usted aún no lo hace, es hora de hacer un ‘cambio extremo’ digital.

Comments are closed.