Apenas una llegada azul.. el marcador se puede remontar

Partido enredado en el primer tiempo, Gremio no regaló nada y Millonarios no fue claro en el dominio del balón. No hubo entregas precisas ni volumen de juego. Wason se batía solo ante los defensas contrarios, Cosme estuvo regular y Torres y Ramírez se dejaron “tarjetear” temprano por el juez chileno, bastante localista por cierto. La marca en el medio campo con Ortiz y Ramírez no estaba tan acertada. Delgado se fajó en varias atajadas. Franco y Torres actuaron bien, Ochoa y sobre todo Martínez lo más flojo y rústico de la zaga azul. A los 36 minutos el brasileño Marco Antonio entra solo y de cabeza abre el marcador 1-0 aprovechando un ingenuo descuido de la defensa rival en un tiro de esquina.
Para el segundo tiempo, Otálvaro que no hacía diferencia mejoró ya que Candelo tampoco aparecía. A los 70 minutos llegó Vásquez por Ortiz, pero no pesó en el partido y el equipo se desestabilizó en marca, con malas entregas y desconexión entre líneas. A los 75 minutos entró Perlaza por Cosme aunque no se notó mucho. A los 78 minutos ingresó Blanco por Candelo, cambio que permitió reordenar el juego embajador y pasar al frente. A los 84 minutos Rentería dilapidó la mejor y quizás única opción de anotar, desmarcándose ante varios defensas. El técnico deberá revisar la actuación de la defensa en los cobros de costado ya que se mostraron inseguros e ingenuos en los rechazos. Marcador en contra que se puede remontar en Bogotá, siempre y cuando se repita una “faena” similar a la ejecutada contra Palmeiras.
Albiazul saludo,
Alberto Díaz

Comments are closed.