• En esta época de retorno a colegios y universidades muchas familias se endeudan para cubrir los gastos escolares, Resuelve tu Deuda le explica cómo planear sus finanzas para iniciar el año con pie derecho

imagesBogotá, enero de 2015. Hay varias temporadas del año en las que los gastos son más fuertes y una de ellas es el regreso a clases. En este momento los padres piensan en los útiles escolares, las matrículas, los uniformes, los transportes y una cantidad de pagos más que deben realizar durante el mes de enero.

Uno de los factores que puede provocar que las familias se sobreendeuden por la temporada escolar es que gastan más de lo que realmente pueden costear, es decir que tienen a sus hijos en colegios y universidades con pensiones y matrículas muy costosas y compran materiales y libros onerosos que se salen de su presupuesto.

Para que esta época no dañe las finanzas del resto del año, Resuelve tu Deuda, la reparadora de crédito que desde abril de 2014 ha asesorado a los colombianos en el pago de sus obligaciones y en la administración de su dinero, le cuenta cómo planear su presupuesto sin sacrificar los otros gastos familiares:

Dentro del presupuesto familiar siempre debe haber un apartado destinado a la educación, el gasto en este rubro debe oscilar entre el 15 y 25% del ingreso para no sacrificar el dinero destinado a la alimentación, la vivienda, la salud y el transporte.

Compare precios antes de comprar y procure hacer sus compras en ferias de regreso a clases donde puede conseguir útiles escolares, uniformes y calzado a precios muy cómodos. Puede incluso lograr descuentos de hasta un 30%.

Otra excelente opción es ponerse de acuerdo con varios padres de familia para comprar al mayoreo, y con mejores precios, todo lo que se necesita para esta temporada.

Muchas veces “lo barato sale caro” así que evite comprar en sitios de dudosa reputación porque es exponerse a mala calidad y a tener que reemplazar las cosas mucho antes de lo planeado.

Herédele a sus familiares y amigos los útiles y uniformes que estén en buen estado y ya no utilicen sus hijos.

Etiquete la ropa y los útiles escolares para que sea más difícil extraviarlos.

Si está considerando hacer un “tarjetazo” evalúe cuál es su capacidad de pago y recuerde que este es sólo un medio de pago. También trate de utilizar la tarjeta de crédito que le ofrezca la mejor tasa de interés de acuerdo con las cuotas en las que planee diferir la compra.

Si prefiere solicitar un crédito de consumo o de nómina analice las condiciones de financiamiento y tasas que le ofrece cada entidad.

“Frente a los gastos escolares los padres deciden recurrir a créditos, pero esto puede significar un gran riesgo pues muchas veces estos préstamos se tramitan como mínimo a doce meses, lo que implica que para el siguiente regreso a clases existirá la deuda que se adquirió el año anterior, especialmente si no se cuenta con un plan para pagarla”, asegura Juan Pablo Zorilla, co-director general de Resuelve tu Deuda.

Es por eso que la mejor opción para costear estos gastos de temporada consiste en elaborar un presupuesto de cuánto se tiene y cuánto se debe para saber el déficit o necesidad de efectivo que se requiere y así buscar las mejores alternativas.

Comparte: