Solución lejana

Por: Ricardo Galán.–
La solución al problema de la frontera entre Colombia y Venezuela no está cerca. Entre otras cosas porque no sabemos a ciencia cierta a qué está jugando el presidente Nicolás Maduro.

El hombre dejó armada la crisis y se fue de paseo a Vietnam y China. El portafolio de quejas es tan amplio que no sabemos exactamente por dónde empezar.

Un médico cucuteño me explicó este fin de semana que allá no entienden que desencadenó la crisis porque contrabando de gasolina ha habido toda la vida, el de alimentos y productos de primera necesidad depende de la situación económica de los dos países, en unas temporadas es desde Colombia hacia Venezuela y en otras de Venezuela hacia Colombia.

Para ellos, que han vivido con eso la crisis tiene que ver con rumores que hablan de un enfrentamiento entre la guardia y el ejército venezolano por el control de dos negocios multimillonarios: el narcotráfico y el contrabando de gasolina en el que una o las dos fuerzas es socia de alias Megateo.

Pero tampoco, porque entonces ese no sería un problema con Colombia sino un problema interno de Venezuela y ya sabemos que a ese gobierno no le gusta que otros países se metan en sus asuntos internos.

TeleSur, el canal del régimen, hace su mejor esfuerzo para demostrar los beneficios que le ha traído al pueblo venezolano la deportación masiva de colombianos.

En ese canal publican abundantes testimonios de personas común y corriente felices porque ya no tienen que hacer cola para adquirir los productos que necesitan para el sustento de sus familias desde que están deportando colombianos. Como si dos mil o tres mil personas menos fueran la causa de una escasez que afecta a millones.

Funcionarios revelan cifras del ahorro de millones de bolívares que representa para Venezuela haber cortado el chorro del contrabando de gasolina y así, culpan de todo lo malo que pasa en Venezuela a los colombianos que viven allá legal o ilegalmente.

Por lo pronto habrá que esperar la reunión de cancilleres de Unasur del próximo jueves en Quito sin hacernos muchas ilusiones y el regreso de Maduro de su gira por Asia a ver si por allá aprende que la devaluación del peso no es el producto de una conspiración contra Venezuela sino una consecuencia del mercado.

En Colombia, el Presidente Juan Manuel Santos se va de gira artística por el país a mostrar los resultados de su gestión.

Me preocupa que el tema se enfríe y el desplazamiento a cuenta gotas de colombianos y los refugios cada día más llenos se conviertan en parte del paisaje.