Bogotá, 1 de agosto de 2018.— El gobierno y las autoridades energéticas están tomando las medidas adecuadas para evitar un racionamiento de energía en Colombia como efecto de retraso de Hidroituango y un eventual Fenómeno del Niño. 

Sin embargo, varios cambios en la regulación que está proponiendo el Ministerio de Hacienda le podrían abrir las puertas a la conformación de un monopolio en la generación, distribución y comercialización de la energía.  

Monopolio que afectaría a toda la cadena, pero especialmente a los usuarios pues se les están traslado a los consumidores costos que antes eran responsabilidad de los generadores como la construcción de las redes de interconexión. 

Para algunas empresas del sector parece existir un interés en el gobierno saliente de adoptar decisiones que favorecerían a un sólo generador.

Sobre este y otros temas del sector en Libreta Empresarial conversamos con Alejandro Castañeda Director Ejecutivo de Andeg, la Asociación Nacional de Empresas Generadoras…

Para las empresas de generación y comercialización asociadas en ANDEG es de gran interés que se logre una solución integral frente a la situación de Electricaribe como un actor fundamental dentro de la cadena, y sin duda, son de gran valor las diferentes opciones que se plantean en torno a la búsqueda de las mejores soluciones para que esta distribuidora y comercializadora de energía se recupere.

Sin embargo, existe una preocupación frente a la propuesta informal del Ministerio de Hacienda relacionada con la eliminación del límite de participación en el mercado que la restringe a un 25%, pues es una decisión que afecta al mercado y podría ir en detrimento no solo de las empresas en los diferentes eslabones de la cadena, sino también del usuario final.

Es muy importante tener en cuenta que los límites de integración horizontal de comercialización fueron revisados por la misma CREG en el año 2006, los cuales se establecieron precisamente para evitar que la concentración en el mercado eléctrico puedan afectar a los usuarios finales bien sea regulados o no regulados, al igual que se establecieron límites de participación en la actividad de generación.

Estos límites han sido necesarios para mantener un equilibrio en el mercado debido a que la actividad de comercialización es una actividad potencialmente competitiva no regulada, sin embargo, para implementar una directiva regulatoria en la dirección propuesta, es fundamental que exista una efectiva competencia en el mercado minorista y en las condiciones actuales no puede afirmarse que esta condición este presente. “La integración vertical presente en el mercado colombiano condiciona la implementación de una regulación en este sentido. Antes de la implementación es necesario que el programa de medición avanzada, por ejemplo, este en pleno funcionamiento”, manifestó Alejandro Castañeda, Director Ejecutivo de Andeg.

La competencia efectiva en el mercado al detal tiene como resultado que los usuarios puedan cambiar casi automáticamente de comercializador si encuentra oportunidades de mejores tarifas. Al no existir esta condición, es necesario mantener el límite vigente. “Seguramente, si tuviéramos otro modelo de mercado donde el usuario pudiera tomar decisiones, el panorama sería diferente, pero, en el contexto del país no es posible pensar en el desmonte de los límites sin afectar al mercado y a sus diferentes actores”, afirmó Castañeda.

En efecto, mercados desarrollados en países como Reino Unido y la mayoría de mercados organizados de Estados Unidos revisaron estos límites una vez se ha dinamizado y profundizado la competencia minorista, con una mayor interacción de los usuarios finales, lo que ha implicado decisiones tales como: disminuir progresivamente el límite que separa los tipos de usuarios que pueden participar en el mercado mayorista de energía y en la elección del comercializador que los atiende; la reducción escalonada en la venta de energía eléctrica por parte de las compañías de distribución; la medición inteligente y los sistemas de información avanzados.

En este sentido, frente a la actual situación “plantear eliminar los límites per se, sin revisar el funcionamiento completo del mercado, es un error y generaría un alto riesgo de concentración. Es por esta razón que se debe reevaluar y revisar al detalle esta decisión, de tal manera que se consideren todos los factores del mercado, buscando soluciones que puedan ser sostenibles a largo plazo y que ayuden a fortalecer el sector eléctrico del país”, concluyó el directivo.

 

Comparte:

By General