• «La mente es como un paracaídas. Solo funciona si la tenemos abierta». .

Por: Juan Pablo Velásquez*

Una mente abierta es una mente curiosa, dispuesta a aprender, a explorar, a descubrir. La curiosidad es una fuerza interna que nos impulsa a crear, a innovar. Es lo que nos lleva a solucionar grandes y pequeños problemas y es importante en cualquier ámbito e industria. Es el detonador de invenciones que cambian la humanidad y el motor de las acciones que realizamos todos los días.

Con el paso del tiempo la curiosidad ha ganado terreno, extendiendo sus alcances en pro del desarrollo de la sociedad, no solo en el ámbito científico, sino también en el entorno laboral moderno, que debe fomentar y reconocer la curiosidad de sus empleados. Empresas como 3M tienen una larga historia en el camino de la curiosidad. Sus colaboradores son personas curiosas llenas de asombro, trabajando para aplicar la ciencia a la vida y crear soluciones innovadoras. Los resultados se pueden encontrar en alimentos más seguros, ciudades y hospitales más limpios, aire y energía más puros, carreteras más seguras y mucho más.

Las empresas cada día más necesitan dirigentes y empleados curiosos, inquietos, que se planteen preguntas constantemente y que busquen ver lo que viene a continuación. Tanto así que el Foro Económico Mundial ha incluido la curiosidad en la lista de cualidades de carácter necesarias en los estudiantes del siglo XXI para enfrentarse a un entorno laboral de cambio continuo. Al fomentar la curiosidad en los empleados aumenta la diversidad y la complementariedad, ya que las habilidades, experiencias y capacidades la gente, enriquecen a las compañías y las impulsan al desarrollo.

La estrategia de 3M como marca empleadora desde sus inicios ha sido contratar gente buena y dejarla ser, es decir, a medida que el negocio crece, se hace más necesario delegar responsabilidad y promover a hombres y mujeres por igual, a ejercer su iniciativa, construyendo confianza entre la compañía y los empleados. Según William McKnight, padre de la innovación 3M, CEO 1930-1950, es fundamental brindar espacios de libertad, no crear obstáculos a la creatividad de la gente y no criticar destructivamente para no inhibir la iniciativa de los empleados, este es un principio de innovación que continúa permeando hasta la actualidad y cada uno de los directivos de la compañía ha ido fortaleciendo.

La curiosidad es el motor del avance del conocimiento humano; nos ha llevado a reencontrarnos con el pasado, a entender de dónde venimos, a aproximarnos al futuro, a curar enfermedades, a divertirnos, a descubrir culturas, a explorar el espacio, nos ha dado alcance a lo inimaginable. Algunas veces es tan solo preguntarse “¿Qué pasaría si…?”; una pregunta, que en definitiva, lleva a las soluciones que tienen impacto significativo en las vidas de las personas.

“No tengo ningún talento en especial, solo soy apasionadamente curioso.” A. Einstein.

*Juan Pablo Velásquez es Vicepresidente Recursos Humanos 3M Región Andina

Comparte: