La Clínica Shaio realizó primera cirugía cardíaca robótica

·      La cirugía robótica se aplica en urología, ginecología, cirugía general, cirugía cardíaca, cirugía torácica y en coloproctología.

·  En el mundo un paciente es intervenido con cirugía robótica cada 60 segundos. En Colombia, la Clínica Shaio cuenta con el último sistema robótico de cirugía más avanzado en el mundo, da Vinci® Xi™.

·    La Clínica Shaio es la única institución colombiana que realiza intervenciones cardiovasculares por medio de la cirugía robótica.

Bogotá D.C., 12 de diciembre de 2018 – El uso del da Vinci® Xi™ ha contribuido a mejorar los resultados funcionales y oncológicos que se obtenían por medio de la cirugía convencional y laparoscópica. Con el objetivo de brindar los más modernos tratamientos, así como la máxima seguridad a los colombianos, esta tecnología se utiliza en la Clínica Shaio desde finales del 2016.

Por medio del da Vinci® Xi™, los procedimientos son mínimamente invasivos reduciendo el sangrado, se realizan incisiones de 1 cm en promedio, hay una disminución significativa del dolor postoperatorio para el paciente y el tiempo de hospitalización es menor al de la cirugía abierta.

Facilita al cirujano el abordaje de las anatomías más complicadas, aumenta el campo de visión quirúrgico permitiendo mayor precisión en la remoción de tumores y ganglios linfáticos y estructuras vasculares, además elimina o filtra el temblor propio de la mano del cirujano. Gracias a los brazos robóticos, se obtiene mayor rango de movimiento con giros de 540°, superior a la mano humana que sólo alcanza los 360 grados.

Un grupo de especialistas de siete áreas de la Clínica recibió formación previa en Atlanta, uno de los centros de entrenamiento internacional para operar por medio del da Vinci® Xi™, en total fueron 8 profesionales de los servicios de urología, cirugía general, ginecología, cirugía torácica, cirugía cardiovascular, coloproctología y el primer asistente certificado multiespecialidad.

De las intervenciones realizadas en la Clínica Shaio con cirugía robótica, el 40,7 % corresponde a la especialidad de Urología, seguido por 19,5% en Coloproctología, 17,7% de Cirugía General, 9,7% de Cirugía Cardiovascular, 8 %, en Cirugía Torácica y 4,4 %, de Ginecología.

Sistema quirúrgico de vanguardia

El da Vinci® Xi™ está compuesto por una consola de diseño ergonómico, un carro con cuatro brazos robóticos, y un sistema de visualización de alta calidad con una imagen tridimensional. Proporciona la posibilidad de ingresar por cualquier lado del paciente, cabeza y cuello, tórax o abdomen, sin necesidad de desacoplar el robot.

El sistema recibe las órdenes en tiempo real y reproduce los movimientos de la mano, la muñeca y los dedos del cirujano; da Vinci® Xi™ es más versátil que las versiones anteriores, pues se puede acoplar un brazo para hacer mono-puerto, es decir realizar un solo orificio para entrar a la cavidad, en lugar de 3 o 4 orificios.    

Urología

De acuerdo con las estadísticas mundiales se estima que el 70 % de las intervenciones que se realizan con esta tecnología corresponden a las especialidades urológicas, debido a la complejidad que presenta la anatomía del tracto urinario. En la Fundación Clínica Shaio corresponde a un 40,7% debido a que somos pioneros en ser un programa multiespecialidad, lo cual cambia los porcentajes sin disminuir la importancia de la cirugía urológica con este tipo de cirugías.

El Director Médico del Servicio de Cirugía Robótica y Jefe del Servicio de Urología de la Clínica Shaio, el doctor Danilo Citarella, señala que “la cirugía asistida por robot permite abordar de una forma más cómoda y segura los casos complejos, como la intervención del cáncer de próstata. Se hace más fácil la anastomosis de la uretra y la vejiga facilitando la recuperación temprana de la continencia urinaria, además gracias a la magnificación de la imagen se logra preservar con mayor precisión las estructuras neurovasculares implicadas en la función sexual”.

Los pacientes con cáncer de próstata que son tratados con el da Vinci® Xi™ se recuperan en un rango de 12 días, entretanto aquellos que se someten a la cirugía convencional tienen una recuperación que tarda de 30 días a un mes.    

Así mismo, la intervención en tumores renales localizados menores de 7 centímetros, presenta una recuperación más rápida. En cirugía abierta el paciente debe esperar un mes para poder retornar su cotidianidad, con da Vinci® Xi™ la recuperación sólo toma 10 días.  

De acuerdo con el Dr. Citarella, “en procedimientos oncológicos se obtienen muy buenos márgenes quirúrgicos sin lesionar estructuras adyacentes. La tecnología de fluorescencia permite ver mejor los tumores y así se evita lesionar estructuras vasculares.”

Cirugía cardiovascular 

En el campo cardiovascular, da Vinci® Xi™ también ha demostrado un gran potencial para corregir patologías del corazón como defectos congénitos, reparación – cambio de la válvula mitral “lo cual permite al paciente tener las mismas expectativas de vida que una persona sin esta condición” afirma el doctor Federico Núñez, Jefe de Cirugía Cardiovascular.  

Así mismo, a través de la cirugía asistida con robot se potencializan los resultados en el bypass coronario, y procedimientos híbridos. “La visión 3D de la cámara y la maniobrabilidad que permiten los brazos robóticos potencializan las capacidades del cirujano. La cirugía robótica es el presente y futuro de las intervenciones médicas”, resalta el doctor Núñez. 

En el país, la Clínica Shaio es la primera institución y la única que ha realizado intervenciones cardíacas con el sistema más moderno de cirugía robótica, hasta el momento suman 10 intervenciones. Solo Brasil y Chile cuentan con instituciones que desarrollan este tipo de intervención en Latinoamérica.

Coloproctología

La precisión y seguridad de la cirugía robótica son aplicables tanto a enfermedades intrabdominales como pélvicas, benignas y malignas (cáncer); es decir que su uso en Coloproctología es amplio y diverso, según nos explica el Doctor Juan Carlos Reyes, coloproctólogo especializado en cirugía mínimamente invasiva del tracto digestivo inferior. En los casos de cáncer de recto los mayores beneficios de la cirugía asistida con da Vinci® Xi™ es mucho más evidente en pacientes obesos, y de género masculino; aunque se puede utilizar en todos los pacientes con cáncer de recto.

Ginecología 

En el campo de la ginecología, la cirugía robótica proporciona mayor beneficio para las pacientes obesas. Así mismo, menor tamaño de cicatrices volumen de sangrado intraoperatorio y recuperación postoperatoria; desde la especialidad de ginecología oncológica es muy favorable para el tratamiento de cáncer de endometrio, cáncer de cuello uterino y cáncer de ovario en estadios tempranos. Fuera del campo de la oncología el sistema da Vinci® Xi™ es de utilidad para cirugías como histerectomía, cirugías de piso pélvico, biopsia en sitios de acceso difícil y en casos de cirugía de fertilidad.

Cirugía torácica

Los procedimientos quirúrgicos  de  tórax  realizados con  da Vinci® Xi™  que cuentan con ventajas notorias son las lobectomías pulmonares o resección de lóbulo por cáncer;  la resección de tumores mediastinales,  que son las masas localizadas en el compartimiento mediastinal del tórax; y las timectomías o resecciones del timo, que se  hacen  para  tratar la  miastenia  gravis,  enfermedad  neurológica  que  se manifiesta por  debilidad muscular grave.

Cirugía general  

Esta nueva categoría de tratamiento quirúrgico permite realizar cirugía bariátrica tanto el primer procedimiento como las revisiones por reganancia de peso; reparación de hernias hiatales, ventrales e inguinales; cirugía del estómago tanto para patologías benignas como es el caso de la acalasia o malignas como en el cáncer gástrico. En las enfermedades del páncreas distal permite mayor posibilidad de preservar el bazo, y en las enfermedades de la cabeza del páncreas permite un abordaje mínimamente invasivo, a diferencia del 90% de otras instituciones que lo realizan a través de incisiones muy grandes. 

La Fundación Clínica Shaio, líder en procedimientos de alta complejidad, implementará en el futuro las especialidades de cabeza y  cuello y la intervención hepatobiliar (hígado y vía biliar).