La transformación digital y la ciberseguridad de tus datos médicos

Por: Carlos Ávila.–

Con la transformación digital a nadie nos sorprende que cuando visitas a un médico o un hospital, muchos datos sobre historia clínica, facturación, medicamentos, imágenes radiológicas, entre otros; son almacenados en una computadora centralizada –servidor– que permite desde la toma de decisiones para una enfermera suministrar medicamentos hasta que revises toda tu información clínica desde cualquier parte de internet.

La movilidad y la tecnología avanzan de manera acelerada y juegan un papel fundamental en nuestra sociedad. Como usuarios seguimos utilizando, almacenando y gestionando información de todo tipo en nuestros dispositivos, desde entretenimiento y ocio hasta llegar a datos financieros y ahora de la salud. Además, nosotros como pacientes dependemos de dispositivos (equipo de tomografía) y programas (por ej. aplicativos que gestionan y almacenan datos de equipamiento hospitalario) cuando estamos en estas instalaciones, que ya de por si infringen en un riesgo por mal funcionamiento o similares.

¿Y que hay de los riesgos de seguridad informática en esta industria? En base a la importancia que en la actualidad este tipo de instalaciones, catalogadas en el mundo de la ciberseguridad como infraestructuras críticas, las amenazas y los atacantes están constantemente intentando irrumpir sus controles de seguridad para poder robar datos de pacientes, extraer investigación de laboratorios o ¨secretos¨, secuestrar equipos (casos de ransomware) y entre otras actividades maliciosas.

En Elevenpaths hemos estado investigando en varios ámbitos donde hemos encontrado fallos de fabricantes principalmente en software médico para gestionar imágenes radiológicas o registros médicos (EHR/EMR). A su vez hemos identificados en base a experiencias, conversaciones y compartir con la comunidad que estos sistemas muchos de ellos están descentralizados en las instalaciones de salud de los países, gestionan diferentes tipos de implementaciones, mantienen bajos estándares de seguridad y sumado a todo esto el incremento de este tipo de servicios en la nube y dispositivos médicos conectados (IoT) a sus redes para convergencia sus servicios.

Al igual que muchos, vemos con preocupación que para este tipo de industria tan relevante en la vida de las personas continúe implementándose más tecnología sin los controles necesarios o al menos mínimos de seguridad, ya que, a diferencia de otros sectores, en el hospitalario se pone en riesgos aspectos más críticos que perdidas monetarias a través de un posible ataque informático.

La comunidad establece muchos esfuerzos en explorar estas nuevas implementaciones y buscar fallos de seguridad que sirvan como retroalimentación para las empresas propietarias de los dispositivos o aplicaciones para seguir despertando la conciencia en el sector y que brinden las soluciones integrales necesarias para que los usuarios sientan mayor seguridad de sus datos, o porque no de su vida.

 

* Carlos Avila

Chief Security Ambassador

[email protected]

@badboy_nt

 

Comparte:

Deja un comentario