Cinco falsos imaginarios que ponen en jaque a los servicios de outsourcing

Bogotá, 17 de abril. El modelo de negocio de outsourcing o tercerización es un campo que viene en constante desarrollo en Colombia en donde tan solo en el 2017 aportó 1,2% del PIB y generó más de 350.000 nuevos empleos según los datos de la ANDI. Estos servicios que se definen  como la actividad empresarial en donde una compañía delega uno o más procesos a un proveedor externo quien se encarga de gestionar una parte del negocio sin que afecte la estructura o la razón de ser de la empresa contratante, son de vital importancia para las empresas que buscan potenciar sus resultados.

Vale la pena mencionar que Colombia es uno de los países más atractivos de Latinoamérica para desarrollar servicios globales en temas relacionados con la tercerización de servicios, como lo señala AT Kearney y Gartner. Debido, a sus costos competitivos y alta disponibilidad de talento humano calificado. Prueba de ello, fue la llegada en el 2012 de una de las más importantes empresas del mundo en servicios de ITO, la multinacional francesa Capgemini quien desde su llegada a generado cientos de empleos directos a profesionales de administración, contaduría e ingeniería de sistemas.

Pese a que a nivel mundial somos vistos como un país en potencia para los servicios de outsourcing, resulta paradójico que entre las empresas colombianas aún existe cierto margen de desconfianza al momento de tercerizar procesos. Para Carlos Sierra, bussiness manager Kactus en Digital Ware, esto sucede por cinco falsos imaginarios relacionados con:

  1. Pagos con relación al tiempo: Las compañías dudan de los pagos que hacen a las empresas que prestan el servicio de outsourcing, teniendo en cuenta que los honorarios de cada trabajador deben hacerse proporcional al tiempo que le cuesta a una persona o equipo de trabajo, ejecutar una función determinada. Las empresas no les agrada la idea de pagar por tiempos muertos o no trabajados.
  2. Incertidumbre en los procesos: Los empresarios temen no controlar asertivamente el tiempo real de operación o disposición de los procesos.
  3. Desconfianza en aspectos legislativos: Preocupa que las empresas prestadoras de servicios de outsourcing no estén cumpliendo con la norma en tema de seguridad social y lo que exige la ley en términos generales.
  4. Confusión de identidad en los trabajadores: Se piensa que algunos de sus colaboradores pierdan el sentido de pertenencia y el compromiso para la empresa quien realmente necesita de sus servicios.
  5. Filtración de contenido empresarial sensible: A los directivos les preocupa la fuga de información, y del mismo modo, que no se haga un adecuado uso de la gestión del conocimiento.

Sin duda para un empresario es normal hacerse este tipo de cuestionamientos, más sin embargo, es importante saber que la incertidumbre y la desconfianza se reduce haciendo uso de soluciones tecnológicas especializadas. En la medida que una organización se asesore del tema, puede tomar la mejor decisión. Es importante resaltar que en el mercado colombiano existen infinidad de compañías con altos estándares de calidad que pueden convertirse en el mejor aliado.

Un ejemplo de esas empresas destacadas es la multinacional colombiana con más de 26 años de experiencia Digital Ware, quien ofrece soluciones tecnológicas como SEVEN – ERP, KACTUS – HCM, HOSVITAL – HIS , OPHELIA BPM, entre otros…que ayudan a las empresas a deshacerse de dudas o falsos imaginarios, como las que mencionaba Carlos. Adicionalmente, Digital Ware; también posee una línea de negocio llamada Advisory Services donde ofrece a las empresas sus servicios de BPO – Servicio Integral de Outsourcing en Nómina y Talento Humano.

Con Advisory Services, Digital Ware se convierte en el aliado número uno de las empresas para ayudarles en procesos relacionados con: Cumplimiento de obligaciones laborales, mitigar riesgos laborales y fiscales; reducir tiempos y costos; controlar la información de la empresa contratante, y delegar operatividad. Del mismo modo, la multinacional colombiana, les brinda a las instituciones la seguridad y respaldo tecnológico, que ha proporcionado a grandes empresas del territorio nacional como: DIAN, Ecopetrol, ICBF, Compensar, CAFAM, UGPP y SENA.

Sin duda el auge de los servicios de outsourcing seguirá creciendo y en consecuencia los sectores cada vez más especializados, tal cual como se pudo apreciar con el ejemplo de Digital Ware; puesto que el outsourcing no solo se encuentra en temas de servicio al cliente y servicios general; sino que puede abarcar la mayoría de áreas de la empresa como los sistemas financieros, la contabilidad, actividades de mercadotecnia, entre otros…

Cabe mencionar que las empresas especializadas  que proveen servicios de outsourcing en Colombia, según el Programa de Transformación Productiva PTP, están clasificadas de la siguiente forma: “Business Process Outsourcing (BPO), integrado por servicios de contact center, back office, finanzas, contabilidad y recursos humanos, entre otros; Information Technology Outsourcing (ITO), en el que se destacan servicios de software, cloud, data centers e infraestructura; y Knowledge Process Outsourcing (KPO) del cual hacen parte la telemedicina, investigación de mercados, análisis de información, ingeniería y servicios de educación remota, entre otros”.

El reto a futuro viene para todas las empresas de servicio BPO quienes deberán estar a la vanguardia con sus servicios contando con los más altos estándares de calidad. Bajo este contexto, habrá dos ganadores: por un lado, el empresario; puesto que los servicios de outsourcing le darán la tranquilidad de enfocarse en los asuntos que realmente son el eje del negocio y dan vida a la empresa. Por otro lado, el ciudadano del común; quien se beneficiará de la amplia oferta laboral que ofrecen las empresas de outsourcing.