Viaje tranquilo, ¡el Internet de las Cosas cuida de su hogar y mascotas!

Bogotá, 17 de abril de 2019.– Los colombianos se preparan para una de las épocas que genera más turismo en el año: la Semana Santa. Según cifras reportadas por el Ministerio de Transporte, en el 2018, en esta esa semana, se movilizaron por Colombia cerca de 9.085.000 vehículos más 1.950.000 pasajeros en aeropuertos del país, y para el 2019 se espera que esta cifra aumente. Sin embargo, una de las mayores preocupaciones de las personas que aprovechan la Semana Mayor para salir de la ciudad y tomarse unos días de vacaciones es la seguridad de sus hogares.

En este sentido, si usted va a viajar en estos días, ¿le gustaría controlar desde la distancia, a través de un teléfono móvil, lo que ocurre al interior del hogar mientras este se queda solo? Esto ya se puede hacer gracias a las soluciones de Internet de las Cosas, -IoT por sus siglas en inglés-, que permiten tener el hogar conectado a través de diferentes aplicaciones: videovigilancia, detección de movimientos, monitorear la apertura y cierre de puertas y ventanas, controlar todos los aparatos de la casa y apagarlos con un simple toque de pantalla. “Los dispositivos que hacen parte del Internet de las Cosas contribuyen a solucionar uno de las principales preocupaciones que tenemos los ciudadanos: el monitoreo de nuestros hogares. De hecho, también nos ayudan a generar ahorros puesto que podemos gestionar el uso del agua o la luz a través de diferentes sensores”, afirmó Pedro Montagut, coordinador de proyectos IoT de Claro.

Y es que el IoT, que permite que diferentes aparatos se conecten a la red, es una de las tendencias tecnológicas que crece rápidamente en Colombia. Un estudio de la consultora Frost & Sullivan pronostica que este mercado colombiano generará ingresos de US$523 millones para 2022, a una tasa de crecimiento anual compuesto de 20,8%, siendo los dispositivos para seguridad los que más gasten de este rubro en los próximos dos años.

Múltiples beneficios

Además de enlazar las cámaras ubicadas en el hogar directamente a los smartphones en tiempo real, para conocer en detalle quién entra o sale de la casa, también se pueden recibir alertas al teléfono inteligente o al correo electrónico de movimiento extraños, incluso, dependiendo de las configuraciones, estas notificaciones podrían estar enlazadas con las autoridades locales. Así mismo, se pueden crear alarmas para que, si un intruso ingresa a la vivienda, se active una sirena. De la misma manera, con el IoT se pueden instalar cerraduras inteligentes, las cuales se pueden accionar a través de una aplicación que se descarga en el teléfono.

Igualmente, gracias a esta tecnología se puede tener el control del hogar en cuanto a consumos de energía, luz, temperatura, de los electrodomésticos, un apagado y encendido de iluminación en el interior y exterior del hogar, entre otros.

En la actualidad, en Colombia se consiguen kits de seguridad para el hogar basados en Internet de las Cosas desde $1.235.900, que en operadores como Claro se pueden diferir a cuotas, los cuales cuentan con almacenamiento en la nube de hasta 1GB, descargable en sistemas operativos iOS y Play Store, que pueden ser utilizados hasta por 10 usuarios y que no requieren de un técnico para ser instalados.

También para las mascotas

De acuerdo con estudios de la consultora Raddar, en Colombia hay aproximadamente 6 millones de mascotas. Por esta razón, si usted tiene un perro o un gato, y no tiene con quien dejarla durante los días que sale a descansar, el Internet de las Cosas es también una solución. Por ejemplo el MoveTrack de Claro, un localizador GPS en forma de collar que permite hacer seguimiento en tiempo real desde un Smartphone, donde se descarga una aplicación disponible en iOS y en Play Store y a través de la cual se envían notificaciones cuando ingrese o deje una zona de seguridad programada con antelación.

También existen comederos inteligentes con cámaras, como el Petwant, que permite la alimentación remota con control a través de una aplicación móvil en cualquier momento y lugar. Desde allí se puede programar la cantidad de alimento y la hora, hasta 4 al día, además de registrar el historial de alimentación.