Interconexión para un futuro de baja latencia en la difusión de eventos deportivos

Por: Steve Sasse * 
El fútbol es una pasión nacional. En junio comienza la Copa América y la Copa Mundial Femenina de la FIFA. En este contexto, es importante revisar algo que hemos notado en otros eventos deportivos: la experiencia del usuario determina el éxito de cualquier emisora ​​o productor de contenido. Aquellos que ven los juegos por cable o por Streaming (transmisión de contenido multimedia disponible en Internet) pueden notar claramente la demora en la transmisión cuando sus vecinos que están viendo el mismo juego en la televisión o en la radio gritan «¡gol!» antes que ellos. Por ejemplo, durante la Copa Mundial de la FIFA 2018, varios videos circularon en las redes sociales mostrando, en algunos casos, una diferencia de hasta 40 segundos, lo que demuestra que incluso un pequeño retraso en la transmisión de eventos deportivos en tiempo real puede arruinar la experiencia de los espectadores.

El motivo de este retraso ya es bien conocido: la ruta de la señal desde la captura de imagen hasta la recepción del usuario final es más larga en la televisión por cable que en la televisión abierta (y aún más a través de Streaming). ¿Pero cuál sería la alternativa entonces? Muchas personas compran antenas, lo que definitivamente no es una solución ideal (especialmente para aquellos que han invertido en televisores HD o 4K en busca de calidad). En realidad, la solución para reducir este retraso está ahí fuera: se llama Interconexión. El usuario final puede querer que su proveedor de Internet esté bien interconectado para que se produzcan menos «saltos» para alcanzar el contenido.

La plataforma actual de estas compañías todavía está diseñada alrededor de la tecnología tradicional y las redes centralizadas para la recepción y distribución de medios. Los radiodifusores reciben la transmisión de un juego desde el otro lado del mundo, envían los datos a sus oficinas centrales (generalmente a través de Internet) y luego los distribuyen a los suscriptores, ya sea por fibra o por satélite. Este modelo fijo de silos de creación, almacenamiento y distribución ya no admite el aumento en el volumen de datos, el crecimiento del negocio a escala global o las velocidades de transmisión requeridas en la actualidad, ya que todavía es demasiado costoso, rígido y restrictivo.

La Interconexión, por otro lado, permite el intercambio directo de datos entre las compañías de contenido y medios digitales, sin necesidad de pasar por Internet. Al conectarse de forma privada a múltiples centros de datos en todo el mundo, la Interconexión crea una «autopista privada» abierta solo para estas compañías, una ruta menos congestionada y mucho más rápida que la «autopista pública» de Internet. En el Índice de Interconexión Global Volumen 2 (GXI), Equinix, empresa líder global en Interconexión predice que para el 2021 el ancho de banda de interconexión debería alcanzar más de 8,200 Tbps de capacidad, o el equivalente a 33 zettabytes (ZB) de intercambio de datos por año. Esto representa una tasa de crecimiento anual compuesta significativa (CAGR) durante un período de cinco años, que alcanza el 48%, casi el doble del 26% CAGR esperado del tráfico IP global.

En un nivel básico, la Interconexión del centro de datos ayuda a garantizar que la transmisión de video en tiempo real se entregue sin problemas. En el caso de la Copa Mundial de la FIFA en Rusia, por ejemplo, la transmisión tuvo la velocidad y la baja latencia necesarias para garantizar la mejor experiencia de visualización posible (es decir, con una imagen de alta calidad y sin demora). Este método para evitar demoras llega a eventos que tendrán lugar a mitad este año, pero hay tiempo para preparar el terreno para eventos futuros. Con una plataforma interconectada, las compañías de contenido y medios digitales pueden escalar sus producciones de manera rápida y fácil, conectarse en privado con los socios de entrega de contenido y crear productos innovadores y personalizados para el usuario final, generando nuevos ingresos y nuevas formas de consumo de medios.

Un ejemplo es Discovery Communications. La compañía implementó una arquitectura orientada a la interconexión que le ha permitido transformar su negocio en un modelo distribuido y totalmente basado en la nube. Al ubicar su infraestructura de TI en centros de datos interconectados en Ashburn, Londres y París, Discovery Communications ha consolidado el 80% de su plataforma, optimizando la entrega de contenido global y acelerando la entrega de productos en conexiones de latencia en tiempo real. La idea es satisfacer la demanda de consumo para la transmisión de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

En Colombia, la adopción del movimiento de Interconexión por parte de la industria de contenidos y medios digitales está creciendo día a día. Las empresas ya han tomado nota de lo importante que es este enfoque, principalmente con respecto a la posibilidad de innovar y generar nuevas fuentes de ingresos, especialmente en relación con los servicios de transmisión por secuencias. De acuerdo con el estudio mencionado anteriormente, este será el segmento de mayor crecimiento en América Latina hasta 2021, con un CAGR del 63% y representando el 35% del ancho de banda de interconexión total en la región.

Ahora es el momento de que las empresas inviertan en tecnología y sean más competitivas. Con la experiencia del usuario tan prominente, los difusores y productores de contenido en el país deben dar el siguiente paso, prepararse ahora para los próximos eventos deportivos importantes y convertirse en compañías verdaderamente globales.

*Director para América Latina y el Caribe de Equinix.

Por favor síganme y denme un Me Gusta
error

Deja un comentario