Abc del acuerdo de punto final en el sector salud

Medellín, 24 de julio de 2019.– El Presidente de la República, Iván Duque, participó en la firma del Acuerdo de Punto Final en el Sector Salud, definido como un paquete de medidas económicas que permitirán sanear las finanzas y pagar de manera definitiva las deudas del sistema de salud.

El Acuerdo, previsto en los artículos 237 y 238 del nuevo Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, es el punto de partida para pagar de manera definitiva las deudas en los dos regímenes de la seguridad social: contributivo y subsidiado, y generar mayor liquidez.

  • DEFINICIÓN DEL ACUERDO DE PUNTO FINAL EN EL SECTOR SALUD
  • Se trata de un paquete de medidas para hacer más eficiente el gasto en salud. Con ello se busca sanear las diferencias y deudas históricas que existen entre los agentes del sector, garantizando el financiamiento del sistema de salud y generando mayor liquidez. Además, implica la ejecución de medidas para evitar que estas deudas se vuelvan a generar con el paso del tiempo.
  • CÓMO SE ESTABLECERÁN LAS DEUDAS QUE SE PAGARÁN
  • En este sentido, se trabajará en la identificación y valoración de las posibles deudas del Gobierno Nacional y los departamentos con las EPS y las IPS, y se promoverá el pago de deudas acumuladas entre estos actores con proveedores y demás involucrados en la prestación de servicios.
  • DEUDAS DEL RÉGIMEN CONTRIBUTIVO
  • Con recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), se adelantará un proceso de auditoría y pago, de una posible deuda de $5,2 billones, asociada a los servicios y tecnologías no financiados con la UPC (Unidad de Pago por Capitación) del régimen contributivo.
  • DEUDAS DEL RÉGIMEN SUBSIDIADO
  • En el régimen subsidiado, el saneamiento implicará pagos por aproximadamente $1,5 billones, donde la Nación cofinanciará el esfuerzo territorial, para lograr el saneamiento definitivo asociado a los servicios y tecnologías no financiados con la UPC del régimen subsidiado.
  • OTRAS MEDIDAS
  • Se actualizará progresivamente el Plan de Beneficios en Salud; se avanzará en las exclusiones, es decir, aquellos medicamentos, procedimientos y servicios que, por no ser efectivos, eficaces o seguros, no se deben pagar con los recursos públicos del sistema de salud; se continuará con el control de precios de medicamentos; y la realización de compras y negociaciones centralizadas, las cuales contribuyen al ahorro.
  • CAMBIOS
  • A partir del 1° de enero de 2020, estos pagos serán centralizados y pagados por la Nación y no por los territorios, como ocurría hasta ahora en el régimen subsidiado. Esto permite unificar la operación para el reconocimiento y pago de estas tecnologías o servicios, tanto en el régimen contributivo como en el subsidiado, garantizando el acceso equitativo en todo el territorio nacional, lo que se significa un importante avance en equidad.
  • Se definirá un presupuesto máximo para financiar con base en el gasto histórico en salud de los colombianos y su eventual crecimiento.
  • También, para hacer más eficiente el gasto, se fijarán los Valores Máximos de Recobro, lo que implica no reconocer dispersiones en los valores que hoy se están pagando por una misma tecnología o medicamento.
  • FINANCIAMIENTO
  • Las deudas que se concilien y que serán pagadas, se convertirán en deuda pública y se pagaran con bonos del Estado.
  • Se promoverá el crecimiento y desarrollo de nuevos seguros complementarios en salud en los hogares con capacidad de pago y la cobertura universal, a través de medidas que consideren la capacidad de pago, creando los subsidios parciales para que cerca de 500 mil colombianos que hoy no están asegurados, porque no clasifican ni en el régimen contributivo ni en el subsidiado, puedan afiliarse al sistema de salud.
  • Al mismo tiempo, se introducirán mecanismos para reducir la evasión al Sistema General de Seguridad Social.
  • IMPORTANCIA Y BENEFICIOS DEL ACUERDO DE PUNTO FINAL EN EL SECTOR SALUD
  • Por primera vez, un gobierno se compromete a conciliar y saldar las deudas que, por años, se han acumulado en el sector salud. Los flujos financieros que se inyectarán llegarán a IPS, hospitales públicos, proveedores y talento humano, mejorando la calidad del servicio. Esto se complementa con medidas para hacer el gasto más eficiente y evitar acumular nuevas deudas.
  • El Acuerdo de Punto Final elimina las excusas en prestadores y aseguradores, que aducen que les deben plata, para negar los servicios a los que los ciudadanos tienen derecho.
  • Tener un sistema de salud saneado, sin grandes problemas financieros, permite avanzar hacia una mejor atención integral de los pacientes y mayor oportunidad en los servicios.
  • Con este gran esfuerzo económico que hará el Gobierno, se garantiza la sostenibilidad financiera del Sistema de Salud en Colombia, lo que quiere decir que los más de 45 millones de colombianos podrán seguir contando con sus servicios de salud.
  • Si no se garantiza la sostenibilidad del Sistema de Salud, lo que está en riesgo es la prestación de los servicios para la gente; que les entreguen sus medicinas, que les den sus citas, que les practiquen sus exámenes médicos, que los hospitales públicos puedan operar con tranquilidad.
  • El Acuerdo de Punto Final elimina las deudas que se habían convertido como en una especie de enfermedad crónica de la que se desprendían múltiples males.
  • Esta inyección financiera que se hará con el Acuerdo de Punto Final, beneficiará también al talento humano en salud, a médicos y enfermeras, porque, inclusive, los recursos deberán llegar para pagar deudas o sueldos acumulados.
  • Este Acuerdo viene acompañado de medidas que hacen más eficiente el gasto público y generan condiciones de equidad para todos los colombianos, porque centraliza en la Nación el pago de servicios y medicamentos, que no están en el Plan Básico de Salud o que se cubren con la UPC, y que antes eran responsabilidad de los departamentos y distritos.
  • La recentralización del pago de lo No UPC en la Nación, significa un gran compromiso con los ciudadanos de todos los departamentos, porque se les garantiza desde el Gobierno Nacional los recursos para los atiendan sin importar en donde estén.
  • El Ministerio de Salud ha generado en este último año acuerdos históricos con los departamentos, que permitirán saldar las deudas con ellos y que tengan un mejor acceso a los recursos de la salud.
  • Todos los ciudadanos deben comprometerse a cuidar el sistema de salud que, si bien es cierto tiene problemas, también tiene muchas bondades, y con un manejo responsable, con la auditoria permanente de los organismos de control y con el uso apropiado y la mirada vigilante de la ciudadanía, se seguirán resolviendo los inconvenientes para ofrecer mejores servicios con calidad y oportunidad.

PREGUNTAS CLAVES

  • ¿Qué garantiza que, superado el Acuerdo de Punto Final, el sistema de salud no se endeudará de nuevo?
  • El Acuerdo de Punto Final comprende dos componentes. Primero, el de saneamiento, que permite resolver diferencias en las cuentas de los servicios y tecnologías que no se financian con la prima de salud y, segundo, las estrategias que llevarán a que no se vuelvan a acumular estas deudas.
  • En este segundo componente se implementarán estrategias innovadoras para el reconocimiento y pago de estas tecnologías No UPC, como son los Valores Máximos de Recobro y los presupuestos máximos o techos; además, se continuará con las compras centralizadas.
  • ¿De dónde saldrá el dinero para pagar las deudas que busca sanear el Acuerdo de Punto Final?
  • El Gobierno Nacional está realizando un gran esfuerzo para disponer de una nueva fuente de recursos, que no compitan con los recursos corrientes que se necesitan para el funcionamiento del sistema de salud.
  • Por lo anterior, en el Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, se habilitó al Ministerio de Hacienda y Crédito Público para realizar operaciones de crédito que financien el saneamiento.
  • ¿Qué sucederá con las EPS que no se quieran acoger al Acuerdo de Punto Final, y en cambio sigan buscando la vía judicial para el pago de sus acreencias?
  • Dentro del mecanismo se tiene contemplado que todas las EPS deben firmar un contrato de transacción, que refleja las reglas que el Gobierno define para el saneamiento y el compromiso de las partes para aceptar los resultados.
  • Se determinará la manera cómo se realizará la auditoría, el reconocimiento y el pago de las cuentas de lo No UPC. En dicho pacto, renuncian a interponer acciones por vía administrativa o judicial para que se logre un verdadero punto final.
  • ¿Cuál es la fecha en la que se podrá anunciar que todas las deudas de la salud están saldadas?
  • El Acuerdo de Punto Final está diseñado por fases. La tarea más dispendiosa es la auditoría, la cual debe hacer la ADRES y las Entidades Territoriales para poder pagar estos servicios.
  • De esta manera, comenzarán los pagos de lo que ya se encuentra auditado y reconocido, como son las deudas de Caprecom o las cuentas ya auditadas por las Entidades Territoriales. El plazo máximo será final de 2020, en tanto que es la máxima espera para emitir los bonos con los que se financiará el saneamiento.
  • ¿El Acuerdo de Punto Final permitirá que los colombianos tengan mejor atención en salud?
  • Teniendo en cuenta que la sostenibilidad financiera es un eje central del sistema, sin duda un saneamiento de esta magnitud, donde el reto es que abarque toda la cadena hasta llegar al prestador, permitirá oxigenar al sistema y mejorar el desempeño en sus otros dos componentes: el de resultados en salud y el de satisfacción.
  • ¿Por qué el sistema de salud se endeudó tanto, al punto de tener que llegar a un Acuerdo de Punto Final?
  • El actual sistema es resultado de un largo proceso de maduración, en el que se han ido afinando procesos, actualizando el Plan de Beneficios en Salud y definiendo los criterios de auditoría, entre otros. Sin embargo, se debe reconocer que, en su momento, no todo fue tan claro como lo es hoy. Es por esto que los pagadores y los prestadores han presentado distintas interpretaciones sobre el marco legal, y es por ello que se han acumulado diferencias en cuentas asociadas a los servicios y tecnologías No UPC.
  • ¿Desde qué fechas datan las deudas del sistema de salud?
  • El sistema de información del antiguo Fosyga registra cuentas pendientes desde hace más de 10 años. Sin embargo, se está analizando la caducidad y prescripción, para conocer cuáles deudas podrían ser objeto del presente saneamiento.
  • Después del Acuerdo de Punto Final, ¿la salud se seguirá administrando de la misma manera como se ha venido haciendo?
  • Es necesario recordar que la Nación y las Entidades Territoriales aclararán sus cuentas por servicios y tecnologías No UPC. Con este saneamiento, se logrará que a las EPS que se les pague, cedan la titularidad al beneficiario final, es decir, a los prestadores.
  • Sin embargo, lo determinante en este Acuerdo de Punto Final serán las maneras innovadoras a través de las cuales se reconozcan dichos servicios de aquí en adelante: los presupuestos máximos o techos cambiarán la manera en cómo se están gestionando estos servicios, con lo que efectivamente se calculará un presupuesto con el que cada EPS debe financiar estos servicios.
  • Esto llevará a los actores a comprometerse con la autorregulación, las metas de presupuesto, y así cambiar la senda creciente de gasto de los últimos años.