Colombia podría atraer inversión de 65 empresas americanas instaladas en China y afectadas por tensión comercial

Bogotá, 29 de julio de 2019 (AmCham Colombia)-. Sesenta y cinco (65) empresas estadounidenses de los sectores de maquinaria, químicos y farmacéutica, que están instaladas en este momento en China, saldrían a buscar nuevos países para mudarse con el fin de evitar los aranceles impuestos por su país a las importaciones desde China, en el marco de las constantes tensiones comerciales.

Así lo señala la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, como resultado de un análisis que realizó con el objetivo de identificar oportunidades para atraer inversión directa a Colombia proveniente de empresas afectadas por la tensión comercial entre Estados Unidos y China y que no tuvieran presencia en Colombia.

“El aumento de aranceles desde China hacia Estados Unidos incrementa los costos de producción por lo que los proveedores estadounidenses en el país asiático perderían competitividad. Colombia, con el tratado de libre comercio vigente y un trabajo en conjunto con empresarios y Gobierno puede trabajar para que esas compañías consideren a Colombia como destino de inversión y desde acá llevar sus productos con los beneficios del TLC”, indicó María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de AmCham Colombia.

De las 65 empresas identificadas, 25 no tienen presencia en Latinoamérica. Las restantes 40 tienen presencia en uno o más países de la región siendo Brasil (34) y México (21) los de mayor participación.

“La coyuntura global representa para Colombia una gran oportunidad para que para mostrar las ventajas competitivas que el país ofrece a los empresarios, podamos atraer inversión extranjera y aumentar la participación del país en las cadenas globales de valor”, aseguró Lacouture.

El potencial de inversión en Colombia con estas 65 empresas es muy alto pues 47 de ellas sumaron ganancias netas por valor de US$244.157 millones en 2018, y 32 hicieron ventas por valor de US$362.638 millones.

En empleo, 55 de las empresas suman 1.327.966 puestos de trabajo a nivel global.

 

Productos afectados por la tensión comercial, siguen aumentando sus exportaciones hacia EE.UU.

 

En otro frente de oportunidades abiertas por la tensión comercial productos que aumentaron sus ventas desde Colombia a Estados Unidos el año pasado, impulsados por esa coyuntura, siguen mostrando crecimiento en sus exportaciones entre enero y mayo de 2019, según cifras del Dane.

 

El caso más significativo es el de las puertas, ventanas, sus marcos y umbrales de aluminio que en 2018 ya habían incrementado sus exportaciones en un 27,5%, alcanzando las cifras de US$146,8 millones, y que hasta mayo de este año van creciendo al 58,6%, pasando de exportar US$53,8 millones entre enero y mayo de 2018 a US$85,4 millones en el mismo período de este año.

 

“Estos resultados muestran la importancia de estar atentos a las oportunidades y la adaptación a las necesidades de los mercados. En una economía globalizada, las condiciones pueden cambiar en cualquier momento. Gracias a esto, por ejemplo, las puertas y ventanas de aluminio ingresaron al top 10 de productos exportados por Colombia a Estados Unidos”, afirmó la Directora de AmCham Colombia.

 

Otros productos, aunque no lograron aumentar su ritmo de crecimiento, si sostuvieron la tendencia ascendente como el polipropileno que en 2018 había aumentado en 182,7% sus exportaciones a EE.UU. con respecto a 2017 y que este año lo va haciendo al 7,9%, al pasar de exportar US$5,9 millones entre enero y mayo de 2018 a US$6,4 millones en 2019.

 

Por su parte, los transformadores dieléctricos de potencia superior a 10.000 KVA, cuyas exportaciones crecieron 214% en 2018, aumentaron 17,3% sus ventas entre enero y mayo de 2019 con respecto al mismo lapso de 2018, al alcanzar la cifra de US$5,8 millones.

 

De la misma forma, los copolímeros de propileno, que habían exportado un 77,7% más el año pasado, este año muestran un aumento del 12,3%, pasando de venderle a EE.UU. US$2,6 millones en los primeros cinco meses de 2018 a US$2,9 millones en 2019.

 

“Aún en circunstancias difíciles es clave estar alerta para adaptar la industria a las nuevas realidades y trabajar para aprovechar las oportunidades que se presente en medio de la tormenta es clave para mitigar el impacto de situaciones como la actual”, concluyó Lacouture.