BBVA enseña a planear financieramente el 2020

Bogotá, 27 de diciembre de 2019.– En pocos días el mundo estará saludando un nuevo año y para que este 2020 no lo sorprenda en materia financiera, lo mejor es ir alistando un presupuesto para que sus gastos no sobrepasen sus ingresos y pueda ir haciendo un plan de ahorro que le permita cumplir con sus metas familiares y personales.

El presupuesto es un plan que permite saber cómo vamos a gastar nuestro dinero de manera eficiente y sostenible, permitiendo cumplir con las necesidades inmediatas y mantener un plan de ahorro para cumplir con metas de largo plazo.

Para empezar los expertos recomiendan sentarse con lápiz y papel y hacer una lista en donde queden establecidos los gastos (los compromisos por cumplir) y los ingresos (el dinero que se recibe). Acto seguido, dividir los gastos en categorías para así determinar en donde se pueden hacer recortes, en caso de ser necesario.

Gastos fijos vs. Variables

En el marco de este ejercicio, lo primero es definir los gastos que se deben asumir y que se dividen en fijos y variables. Los gastos fijos hacen referencia a costos de vivienda (como es la cuota hipotecaria o alquiler, impuestos y mantenimiento), los servicios públicos (energía, agua, telefonía e internet), los seguros.

Así como los gastos correspondientes a  alimentación, transporte (cuota automóvil, gasolina, Soat, mantenimiento y seguros), salud (aportes a EPS y pensión, salud prepagada), gastos educativos propios o de los hijos (pensión, ruta, libros y loncheras) y vestuario.

Por otra parte, los gastos variables son aquellos referentes a  comidas por fuera del hogar, entretenimiento como entradas a cine, paseos, rumba, , actividades sociales, compra de tecnología (celulares, equipos, televisores, etc.), entre otros.

En lo que corresponde a los gastos fijos, en su gran mayoría no es posible hacer ajustes significativos. Sin embargo, con disciplina se puede ahorrar en el consumo de los servicios públicos, buscar  alternativas que le permitan bajar la cuota de su casa o apartamento, optimizar el uso del vehículo y combine sus desplazamientos con el transporte público o medios alternativos.

En los gastos variables, hay espacio para ser un poco más exigente con ,medidas como restringir  las salidas a comer fuera, procurar llevar desde casa alimentos o bebidas que usualmente consume en su lugar de trabajo, oficina, buscar  temporadas de ofertas para hacer compras de tecnología, útiles escolares y vestuario, entre otros.

Potenciar el ahorro

El objetivo final de un presupuesto, además de racionalizar las actividades financieras personales y de la familia, es permitir ampliar la capacidad de ahorrar al menos el 10 por ciento de los ingresos mensuales, si se puede un monto mayor, mejor.

Con esa meta de ahorro alcanzada, lo mejor es buscar inversiones que ayuden a potenciar ese dinero. En el mercado encontrará opciones como CDT o Fondos de Inversión que en el caso de BBVA en Colombia, lo puede hacer de manera fácil desde su celular con solo abrir una cuenta de ahorros y sin tener que ir a ninguna oficina.

Puede estar seguro que con un presupuesto funcionando mes a mes, con un monto de ahorro establecido y un instrumento para potenciarlo, al final del 2020 podrá disfrutar de un dinero que puede utilizar para las vacaciones soñadas, mejoras a la vivienda, actualización del vehículo o simplemente  tenerlo como un respaldo financiero para su futuro.

close
Comparte: