Bogotá, 28 abril de 2020 – La actual situación sanitaria derivada de la propagación del coronavirus ha sido un factor que ha obligado a replantear las prioridades de las personas a nivel mundial. En Colombia, esta situación ha sido motivo para que muchos hogares cambien sus hábitos de consumo, implementen estrategias de ahorro o supriman algunos gastos que actualmente resultan innecesarios.

Esta es una tendencia que se ha evidenciado en distintos ámbitos, incluso en el de las inversiones. Hace solo unos meses según un estudio realizado por tyba, la aplicación móvil que funciona como un asesor digital de inversión, dio a conocer que al iniciar el año el 25% de los colombianos entre los 24 y 34 años realizaba inversiones con el fin de pagar la cuota inicial de su casa, mientras que el 11% invertía para comprar un automóvil y solo el 8% para estudiar.

Hoy, después de un mes de decretada la cuarentena en el territorio nacional, se ha identificado un cambio de pensamiento y de las prioridades de los colombianos al momento de proyectar sus inversiones. Hoy, estas se focalizan en llevar a cabo proyectos o iniciativas que puedan realizar en el mediano y largo plazo, cuando la situación por COVID-19 haya sido controlada.

Las conclusiones de este nuevo análisis evidencian que los colombianos están buscando otro tipo de alternativas que muy seguramente podrán garantizar su estabilidad una vez sea superada la contingencia en el mundo. Según tyba, el número de personas que destina o proyecta su inversión para el ahorro, libertad financiera, para el pago de deudas o capitalizar un nuevo negocio, está en aumento. Si sumamos la totalidad de estos objetivos, nos encontramos con que el 5% de los nuevos inversionistas está pensando en su futuro.

De los últimos resultados, no deja de sorprender que, si bien la meta más común entre los colombianos de este segmento de población sigue siendo la cuota inicial de la casa (31%) o la compra de un carro (14%), las personas más jóvenes aún conservan ese espíritu aventurero. Para un gran procentaje de ellos, la proyección económica se concentra en ahorrar para viajar (14%) o para pagar sus estudios en el extranjero (10%). Es un fenómeno interesante, más aún cuando son metas que solo se podrán materializar una vez se abran las fronteras o se reanuden las clases y las convocatorias de universidades, escenarios sobre los que existe una total incertidumbre.

¿Cuál es el camino para alcanzar estas metas?

La cuarentena ha forzado a un gran porcentaje de la población a quedarse en casa. Una situación que al mismo tiempo ha generado la disminución de gastos asociados con la compra de gasolina, parqueaderos, transporte, comidas en restaurantes, reuniones sociales, entre otras. Esto ha impulsado de forma casi que involuntaria un ahorro importante para la economía personal que puede ayudar a los colombianos a alcanzar esas metas que pudieron haberse dejado de lado anteriormente por falta de recursos.

Ahora, ¿cómo se puede generar una rentabilidad del dinero que se está dejando de gastar? Este es un buen momento para planificar una estrategia de inversión a la medida de las metas de cada uno, la cual podrá ofrecer una buena rentabilidad, si se siguen rigurosamente las siguientes recomendaciones:

  • Evitar hacer gastos innecesarios. Los comercios en su estrategia de venta cautivarán a los consumidores con promociones que para muchos son interesantes. Es el momento de pensar si el producto o servicio realmente es necesario y si ese dinero que se gastará podría utilizarse en una inversión.
  • Pensar en el futuro. Replantear los hábitos de consumo y ahorro de los hogares para poder mejorar su salud financiera. Situaciones como la actual son una invitación a la planificación financiera, con el fin de tener reservas que le permitan a los hogares sobrellevar este tipo de situaciones adversas en el futuro. Es también una oportunidad para pensar en inversiones que le permitan a los colombianos asegurar su vivienda, su pensión o cualquier otra meta que se tenga a nivel personal o familiar. El hábito de priorizar las inversiones para el futuro de cada uno antes de los gastos o las deudas es la clave para llevar una vida financiera más saludable.
  • Analizar cuál es el vehículo de inversión que mejor se ajusta a las metas planteadas. Muy seguramente se estudiarán las opciones que el sistema bancario ofrece. Sin embargo, es la oportunidad de contemplar otro tipo de alternativas como las que ofrece tyba: portafolios de inversión a la medida de nuestras metas a partir de $100.000, con un proceso de vinculación e inversión 100% digital que no requiere salir de la casa ni hacer ningún trámite presencial. Ningún producto de tyba tiene ataduras pues se puede retirar el dinero en cualquier momento sin penalidades y sin costos transaccionales.

En este escenario tyba se convierte en un aliado para quienes están resueltos a buscar alternativas que le permitan optimizar la rentabilidad del dinero. tyba ofrece portafolios de inversión para todos los perfiles de riesgo y todos los plazos de inversión, desde $100.000. Allí no existen cláusulas de permanencia ni costos de transacción, rompiendo de esta forma los esquemas tradicionales de inversión.

Para garantizar la seguridad y transparencia del proceso de inversión, tyba cuenta con el respaldo del grupo Credicorp, conglomerado financiero líder en Latinoamérica con más de 125 años de experiencia, y está vigilada por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Comparte:

By General