Hace unos años a un Alcalde de Bogotá de cuyo nombre no quiero acordarme se le ocurrió que la mejor manera de reducir los robos de casas y apartamentos, entonces toda una pandemia, consistía en decirle a los ciudadanos que fueran al CAI más cercano a su vivienda y le entregara a la policía un inventario detallado de sus bienes muebles e inmuebles y toda la información sobre sus horarios de trabajo y estudio de ellos, sus hijos y familiares. Las rutinas de fin de semana, puentes festivos y vacaciones.

Si mal no recuerdo a la brillante idea le pusieron el muy sonoro nombre de REGISTRO POLICIAL o algo así que sonaban muy al estilo de la Gestapo, la famosa policía secreta de Hitler encargada de espiar a los ciudadanos alemanes para detectar a los judíos y a quienes los apoyaban. No hay necesidad de explicarles a ustedes con qué fines.

Pues más o menos lo mismo sintieron los cachacos de la época que de inmediato pusieron el grito en el cielo y se negaron rotundamente a entregarle a los policías de la esquina semejante botín. Y uso la palabra botín a propósito porque casi todos los días en la radio y la televisión aparecían noticias que reportaban la captura de policías comprometidos adivinen en qué delitos….

Adivinaron… en el asalto y robo a casas y apartamentos solos o a cargo de “la de adentro” como las señoras de Chapinero, la Soledad y Rosales llamaban por esa época a la muchacha del servicio.

La desobediencia civil fue tan contundente que el Alcalde de marras jamás volvió a la hablar del tema, ni a dárselas de inteligente, silencio que mantuvo hasta el final de su días…

Pues bien, 25 o 30 años después la historia se repite… Ayer la Alcaldia de Bogotá nos sorprendió con una noticia según la cual si queremos salir a la calle tenemos que registrarnos en una Aplicación ya disponible para celulares Android y/o en una página web a la que le pusieron un nombre tierno: “Bogotá Cuidadora”.

Un nombre que le transmite a uno una sensación de abrigo y protección que lo incitan a descargarla, pero que enciende las alarmas tan pronto cuando uno empieza a leer el formulario de que debe llenar y la cantidad de información que le piden disque para que lo dejen salir a la calle.

Esta vez no se trata de reducir el asalto a residencias. Esta vez la disculpa es protegernos del Coronavirus y obtener la información suficiente para socorrernos en caso de necesidad.

Pero como no diría sabiamente mamá Zoila, mijo de eso tan bueno no dan tanto. No sea ingenuo. Lea bien antes de firmar…

Miremos de qué se trata el ejercicio….

https://bogota.gov.co/bogota-cuidadora/

      

close
Comparte:

By General