En los chats de los padres de familia en WhatsApp hay un tema recurrente por estos días, qué hacer con nuestros hijos para el anunciado regreso al colegio y a la universidad?

Tres son las grandes preocupaciones de los padres. La primera como evitar que sus hijos se contagien de coronavirus a regresar al colegio, verse con sus amigos sin tomar las precauciones necesarias para evitar el contagio. 

Al parecer los padres no confían en sus hijos. Creen que su comportamiento los llevaría a romper los protocolos y el aislamiento físico necesarios. 

La segunda preocupación tiene que ver con la llamada alternancia de la que ha venido hablando el presidente, Iván Duque y que no ha sido suficientemente explicada. Para los padres de familia no es claro si sus hijos tienen que ir al colegio todo el tiempo, la mitad parte del tiempo y eso cómo va a influir en sus presupuestos. Y esto me lleva a la tercera preocupación.

El presupuesto. Los padres de familia sienten que los costos de la educación que están anunciando los colegios privados para el nuevo año escolar en el caso del calendario B y las universidades para el segundo semestre no se compadecen con la calidad y la modalidad de la educación que están recibiendo sus hijos.

Muchos padres creen que la educación virtual no ofrece la misma calidad que la educación presencial y aunque se están ahorrando la plata del transporte y alimentación de sus hijos en los colegios en teoría sienten que los costos que les están anunciando para el año entrante no se compadecen con la actual situación.

Muchos de ellos han visto reducir sus ingresos porque sus negocios están paralizados, otros porque les rebajaron el sueldo en sus empresas y es posible que ni siquiera les paguen la prima y otros porque se quedaron sin empleo, los ahorros se agotaron y no saben cómo enfrentar la situación.

Si bien algunos colegios están anunciando que para el próximo año no van a exigir uniformes y que buena parte de los materiales educativos que exigieron para este año y no se usaron los van a utilizar al regreso al colegio, la verdad es que están aumentando el valor de matrículas y pensiones y los padres sienten que no van a poder cumplir con esas obligaciones porque las cuentas no les dan y porque no tienen garantizado un ingreso para los meses por venir.

La pregunta es ¿están los padres dispuestos a perder un semestre o un año escolar por miedo a la pandemia y a la crisis económica o si gobierno, colegios y universidades les ofrecen descuentos o subsidios estarían dispuestos a asumir el riesgo?

Por ahora el gobierno dice que se encuentra en la etapa de diseñar los protocolos de seguridad para evitar el avance del virus, pero no ha dicho una sola palabra de cómo controlar la otra pandemia, la de la crisis económica. Estaremos atentos

 

close
Comparte:

By General